logo
/ Twitter / Twitter
Entretenimiento 09/07/2021

Jorge Enrique Abello defendió “Yo Soy Betty, la Fea” de una dura crítica de una mujer

Si bien la telenovela tiene sus aspectos negativos, Jorge Enrique Abello se plantó a defenderla.

No existe ninguna película, serie o telenovela que no se haya salvado del ojo de la crítica. Si bien muchas producciones tienen un puntaje casi perfecto, los expertos del mundo audiovisual, e incluso los mismos espectadores, siempre encuentran un detalle negativo. “Yo Soy Betty, la Fea” no ha sido la excepción, figurando como una telenovela machista. Sin embargo, uno de sus protagonistas ha salido a defenderla.

A pesar del éxito internacional que ha tenido la historia creada por Fernando Gaitán, Yo Soy Betty la Fea siempre se ha señalado por no valorar como se debe a los personajes femeninos. Y si bien varios miembros del elenco lo han admitido previamente, esta vez Jorge Enrique Abello, quien le dio vida a don Armando en la telenovela, se plantó frente a la opinión de una psicóloga, defendiendo la producción.

La crítica de la psicóloga a Yo Soy Betty, la Fea

En un artículo publicado en el diario colombiano El Tiempo titulado “Netflix y ‘Betty la fea’: lo inadmisible hoy”, la psicóloga Florence Thomas decidió hablar de la famosa telenovela, intentando lograr que abandone Netflix, que es donde la mayoría de los espectadores puede ver la producción, alegando que no merece seguir siendo retransmitida porque no hace más que denigrar a la mujer y marca el abuso del hombre sobre ella.

“Hoy pienso que ya es hora de retirar, 22 años después, este esperpento de la pantalla y no volverlo a emitir nunca más”, escribió la psicóloga. “En esa época (finales de los noventa), yo la veía como un producto cultural; sin embargo –y con mi mirada feminista–, ya encontraba muchos estereotipos de género muy caducos. Pero hoy –vista en este nuevo milenio– es simplemente aberrante”.

“Por supuesto, mi deseo sería que la plataforma de entretenimiento Netflix retirara esta producción, pues creo que las audiencias jóvenes merecen algo más apropiado para estos tiempos; pero debo admitir que volverla a ver me permitió tomar conciencia de lo mucho que ha cambiado la sociedad en algo más de dos décadas”, continuó Florence.

También destacó uno de los casos más claros de abuso dentro de la novela: “Patricia Fernández, la secretaria peliteñida, busca quien le pueda prestar cinco millones, pues tiene muchas culebras. Es cuando Daniel Valencia, socio de Ecomoda y hermano de Marcela, le sugiere que estaría dispuesto a prestarle el dinero siempre y cuando ella acceda a acostarse con él o con sus amigos hasta pagar la deuda”.

Así le respondió Jorge Enrique Abello

A través del mismo medio, el protagonista de Yo Soy Betty, la Fea también escribió una columna para replicar la de Florence Thomas respecto a la realidad de la telenovela. Luego de que varios amigos le enviaran el escrito original para saber su opinión, el actor se dio la oportunidad de defender el proyecto en el cual había participado por dos años en la televisión y al menos tres en el teatro.

Antes de comenzar, Abello aclaró que es feminista y que respeta a todos los géneros por igual. Seguidamente, procedió a criticar el juicio de Florence: “Ver escenas al azar de una trama de más de 300 capítulos no es buena idea, puede uno quedar con vacíos, imagine usted que solo ve los dos primeros actos de La lista de Schindler y la deja a la mitad, lo más seguro es que usted se quede con la idea que la película de Spielberg es una oda al nazismo”. 

Abello también escribió que la historia de Gaitán “rompió el estereotipo de protagonista bella que prevalecía desde las radionovelas cubanas de los 50 y el del príncipe azul que la ayuda a ascender socialmente a través del amor puro, generando una mutación única en el género, donde la mujer ya no necesita un macho para ascender socialmente”.

Finalmente, el actor invitó a la psicóloga a ver Yo Soy Betty la Fea completa, para que ella misma pueda notar “cómo una mujer del común, excluida por su belleza, remontó sus errores y a partir de sus valores rompió las barreras de una sociedad que le impedía triunfar para convertirse en un ícono de millones de mujeres en el mundo entero, porque, Florence, no siempre la parte es el todo”.

Te recomendamos en video