Entretenimiento

“Vecinos” y el final de temporada: ¿demolerán el edificio?

La onceava temporada del popular programa ha sumado nuevos personajes y aventuras.

Se acerca el final de temporada onceava del programa «Vecinos» con mucho misterio sobre el futuro de los habitantes del peculiar edificio y sus personajes.

En uno de los últimos episodios de la serie, se mostró a los vecinos conversando en una videollamada donde el conserje Germán les dio la buena noticia de condonación de la deuda en el mantenimiento del edificio,.

Todos aplaudieron y celebraron sin presentir la peor noticia. Y es que la dueña del edificio planea venderlo, un momento que dejó sin palabras a Luisito, Silvia, Doña Magda y Don Barriga, entre los residentes del peculiar lugar.

En sus redes sociales, compartieron el anuncio con un mensaje inquietante. «¡Van a demoler el edificio! 16 años viviendo en el edificio ¡Y lo van a demoler¡ De ustedes depende que no lo hagan, ¿les gustaría una nueva temporada de Vecinos».

Los mensajes en rechazo al posible fin del programa se sumaron en las redes sociales. «Amo este programa» y «Muchas temporadas más, por favor», fueron algunos de los mensajes expresados junto a emojis de lágrimas y tristeza.

La temporada onceava del popular programa creado por el comediante Eugenio Derbez hace 16 años, incluyó varias novedades y nuevos personajes que han hecho reír a la audiencia. Entre estos, la esperada llegada de Édgar Vivar, el recordado «Don Barriga» de la vecindad del Chavo del 8.

También han ocurrido nuevas y divertidas situaciones como el nacimiento del hijo de Silvita y Luis, así como su bautizo. En el pasado programa, el bebé pronunció su primera palabra en brazos de «El bipolar»: el nombre de su ex «Maru».

El bebé comenzó a repetir la palabra mientras Luisito intentaba hacerlo olvidar aquel nombre que haría enojar a su esposa Silvita. «Luisito dijo su primera palabra, felicidades», le dijo Germán, pero Luis refutó: «Estás loco, Silvia me va a matar si se entera que la primera palabra de nuestro hijo es el nombre de mi ex».

A Luis, el bipolar solo se ocurrió distraer a su esposa con una nueva mascota y le pidió al conserje Germán comprar una en la veterinaria. Pero a este solo se ocurrió devolverse con una tarántula. Para resolver el problema a Luis se le ocurrió ponerle el nombre «Maru» al horrendo animal.

Así logró convencer a su esposa Silvita de que el bebé solo repetía el nombre de su mascota «Maru», pero ella, sin saber la verdad, le reclamó haber comprado ese animal para el pequeño Luisito. Fue así como el bipolar se salvó de un escándalo de su esposa y el bebé quedó repitiendo el nombre de su expareja.

«Yo pensé que la primera palabra de Luisito iba a ser papá o mamá», opinaron en las redes sociales mientras que otros expresaron en forma jocosa: «El bipolarcito es del tamaño de un bebé prematuro, pero ya hasta habla».

Uno de los próximos episodios del popular programa será sobre la elección del padrino de Luisito J, el hijo de Luis y Silvita. Para ellos se invitó a la audiencia a proponer algunos nombres y escoger entre los peculiares vecinos del edificio.

TE PUEDE INTERESAR:

Tags

Lo Último


Te recomendamos