logo
/ Foto: Radio La Zona / Foto: Radio La Zona
Entretenimiento 14/07/2021

“Marimar”: conoce la odisea para grabar las escenas de besos de Eduardo Capetillo y Thalía

Las controversiales escenas de besos de “Marimar” fueron las más difíciles de grabar

“Marimar” es una telenovela perteneciente a la famosa trilogía de las Marías. Fue protagonizada por Thalía y Eduardo Capetillo en 1994.

Su maravillosa historia gira entorno a una joven humilde que fue criada por sus abuelos. Un día conoce a un hombre apuesto y millonario que la “enamora”. Sin embargo, lo hace con el fin de llevarle la contra a su familia, pero más adelante su mentira se vuelve realidad y termina completamente enamorado de ella.

Gracias a la destacada actuación de los actores, la telenovela se convirtió en todo un gran éxito que sigue siendo recordado por sus fanáticos. En una entrevista con Verónica Castro, Thalía mencionó la rigidez de Fernando Capetillo cada vez que Biby Gaitán iba a los rodajes de la telenovela y los veía besándose.

Foto: Show News

Aunque varias veces se ha hablado sobre los celos de Eduardo Capetillo con su esposa, nunca había salido a la luz que Biby lo celara a él, pero Thalía lo aseguró durante la entrevista.

La manera en la que Thalía se enteró fue al notar la diferencia cuando grababa una escena apasionada sin la presencia de Gaitán. Ya que cuando ella estaba, Eduardo Capetillo se sentía tenso, lo que afectaba enormemente la naturalidad de la grabación.

“Capetillo en aquel momento estaba de novio con Biby, todavía no se casaban, no quedaba ella encinta, etcétera, cada vez que teníamos escenas de besos, Capeto como que se apretaba, se ponía nervioso, duro, como tenso, y comenzamos a preguntarnos pero por qué”, aseguró la intérprete de “arrasando”.

Foto: La República

Al notarlo, Thalía junto a la producción empezaron a buscar los motivos por los cuales Eduardo se estuviese sintiendo incómodo. Una de las teorías era que le diera pena besar a su excompañera de la agrupación musical Timbiriche. Por otro lado, llegaron a pensar que le daba asco besar a Marimar por estar “sucia” y llena de lodo, ya que ese era el aspecto del personaje interpretado por Thalía.

Sin embargo, llegó el momento en el que una persona descubrió que Biby Gaitán se sentaba cerca del set de rodaje para ver las escenas que los protagonistas iban grabando a través de un monitor. Y obviamente los besos eran parte del guion.

Foto: Youtube

Al instante los integrantes del equipo de producción le buscaron solución al problema y decidieron apagar todos los monitores para que los protagonistas pudieran rodar las escenas sin ningún tipo de presión. “Y ya asunto arreglado. Nos dábamos nuestros besos ricos”, mencionó Thalía mientras conversaba con Verónica Castro.

Aparte, le pidieron a Biby que no estuviese presente durante las grabaciones para evitar ciertos tipos de incomodidades. Así que, a partir de ese momento todo empezó a darse con más naturalidad. Y esas son las escenas de las que actualmente disfrutamos cuando vemos algún fragmento de “Marimar”.

La misma Thalía aseguró que Gaitán estaba bien pendiente de los movimientos de Eduardo. Incluso, no le gustaba en la manera en la que la cantante saludaba a su galán de ficción.

 “Me reclamó pero yo le dije ‘No tengo que andar saludando a nadie, yo vengo a trabajar’”, aseguró Thalía.

A pesar de todas las adversidades que los actores han podido pasar a lo largo de su relación, llevan 27 años juntos, una gran cantidad de tiempo en la que han demostrado su solidez matrimonial. En la actualidad tienen cinco hijos: Eduardo Capetillo Jr, Ana Paula, Alejandra y los pequeños gemelos Daniel y Manuel Capetillo, a quienes hemos podido ver en su reality show “Biby y Eduardo: El reality”.

Foto: Instagram @capetillo_eduardo

Con información de El Heraldo de México

Te puede interesar: