Entretenimiento

“La desalmada”: así se enfrentaron Fernanda y el villano Octavio

La exitosa telenovela es protagonizada por Livia Brito y José Ron.

La desalmada

La telenovela «La desalmada» inició su etapa más cumbre. Los personajes principales «Fernanda» y «Rafael», deberán poner su amor en un segundo lugar mientras que el villano «Octavio», hace de las suyas con su macabro plan.

La historia suma toda la maldad del hacendado quien está obsesionada con Fernanda, a quien le ha propuesto una alianza para que haga correr sus caballos pura sangre en la feria. Mientras tanto, ella se aleja más y más de Rafael, a quien disparó creyendo culpable de su desgracia.

Fernanda ya sabe toda la verdad sobre Octavio, quien no solo asesinó a su esposo Santiago si no que abusó de ella la misma noche de su boda. La protagonista ha jurado vengarse de los Toscano, y por tanto, sabe lo imposible que es su amor con el hijo de su mayor enemigo.

La joven ha aprovechado que entró en la casa de los Toscano para hablar con Rafael. Allí se infiltró hasta llegar a la habitación de Octavio y aprovechando que este dormía y le apuntó con un arma. De inmediato se escuchó el disparo.

El pueblo amaneció así con la noticia de la muerte de Octavio Toscano, pero este en realidad sigue «vivo y coleando». Todos empiezan a regar la noticia, incluso Leticia recibió la llamada sobre la muerte de su marido sin que lo pudiera creer.

«No puede ser, ¿dónde está Octavio?», preguntó entre lágrimas al peón Rigoberto. Nadie lo ha visto y esto aumenta la desesperación de la familia Toscano. Mientras tanto, Juana seguiría creyendo que «Fernanda» estuvo involucrada en la supuesta muerte.

«No te hagas la loca, todo el pueblo ha estado hablando de la muerte de Octavio… ahí está la pistolota, y tu has dicho miles de veces que te lo querías echa», dijo Juana a Fernanda quien aseguraba no saber nada de lo ocurrido con su mayor enemigo.

Ella lo negó y en medio de su asombro le exclamó: «Yo lo he dicho, pero yo no fui, yo no soy una asesina como él, yo no fui». Pero Juana siguió sin creerle. «Todo el mundo anda diciendo que se petateó». Luis también la acusó de haber colgado avisos por todo el pueblo de que el villano falleció.

Fernanda reconoció haber estado en «El primor», y aunque tuvo enfrente a su mayor enemigo y le apuntó con una arma, aseguró que fue incapaz de matarlo. «Yo tenía la intención pero no lo hice. Me dio tanta rabia que este infeliz me destruyera la vida que le iba a disparar pero no pude».

Poco después apareció Octavio sano y salvo. «Leticia» no podía creerlo pero él aseguró que todo estaba bien y que solo había ido de cacería muy temprano, sin poder avisar porque no tenía señal en el teléfono celular. ¿Por qué la gente anda diciendo eso de mí?», pregunto antes de ver los panfletos donde se anunciaba su supuesta muerte.

Octavio (Eduardo Santamarina), ha dejado en claro a su peón y cómplice, Carmelo, sus dudas sobre Fernanda. Seguro de que ha sido ella la que quiere verlo muerto, dio la orden de desaparecerla de su vida, y la de su hijo Rafael, ahora paralítico.

«No creo que sea tan tonta metiéndose conmigo sabiendo que la podemos matar… si Fernanda decide seguir faltándome el respeto va a desear no haber quedado viva». Poco después apareció en casa de la joven con un grupo de hombres armados.

«Tu y yo vamos a hablar», le gritó Toscano mostrando panfletos de su supuesta muerte, pero ella sin demostrar miedo preguntó: «¿Para hablar necesita traer a tantos hombres armados, señor Toscano. A qué le tiene tanto miedo?».

TE PUEDE INTERESAR:

Tags

Lo Último


Te recomendamos