logo
 /
Entretenimiento 14/09/2021

Amy Winehouse cumpliría 37 años de edad: sus polémicas y excesos

A más de 10 años de su muerte, Amy Winehouse aún es recordada tanto por su talento musical como por su escandalosa vida pública.

Un día como hoy se cumplen 37 años del nacimiento de la cantante Amy Winehouse, una artista británica conocida por temas como Back to Black y Rehab. Y si bien tuvo éxito en su carrera musical, también llegó a darse a conocer por sus diversos escándalos en el mundo del espectáculo debido a sus excesos, lo que llevó a su trágica muerte el 23 de julio de 2011 a la edad de 27 años.

Y ahora a más de 10 años de su muerte, Amy es recordada tanto por el legado musical que le ofreció a los millones de fans que tenía (y que sigue teniendo) alrededor del mundo, aunque muchas personas no olvidan el polémico pasado que tuvo la cantante durante sus pasos en el mundo de la fama.

Amy Winehouse: una carrera llena de polémicas y excesos

Winehouse siempre fue una rebelde, empeñada en hacer las cosas a su manera. En el documental ganador del Oscar, Amy, su madre Janis admite que era decidida y terca incluso cuando era una niña pequeña.

Cuando sus padres se separaron, Winehouse declaró su propia independencia, coleccionando tatuajes, fumando marihuana y dejando la escuela. El único futuro que vio para sí misma fue en la música y volcó su alma en escribir letras profundamente confesionales, dejando todo en Londres, su ciudad natal.

Amy fue en picada al conocer a Blake Fielder-Civil

Luego de ser descubierta y de que su primer álbum fuera un éxito, Winehouse logró conseguir independencia económica, lo suficiente para comprar una vivienda cerca de un bar, el cual frecuentaba mucho. Fue allí que conoció a Blake Fielder-Civil, una de las parejas de la cantante.

“Amy cambió de la noche a la mañana después de conocer a Blake”, dijo su primer mánager, Nick Godwyn, a The Times en 2007. “Ella simplemente sonaba completamente diferente. Su personalidad se volvió más distante. Y me pareció que eso se debía a las droga”.

El dolor fue la musa de Amy Winehouse y su relación combustible con Fielder-Civil proporcionó mucha inspiración. Según reseña el portal Biography, él la introdujo a la heroína y otras drogas intensas. Tuvieron una relación intermitente al principio, ya que con frecuencia estaban separados por sus infidelidades y períodos en prisión.

El dolor y la agitación alimentaron su creatividad, y su relación turbia con Fielder-Civil inspiraría muchas de las letras de Back in Black, su angustia, frustraciones y adicciones poco saludables cantadas en un estilo único como solo ella sabía interpretar.

Rehab: una canción, más no un estilo de vida para Amy Winehouse

En el otoño de 2005, Godwyn notó que los excesos de su clienta podrían acabar con su carrera y también con su vida. Es por eso que trató de convencerla de que fuera a rehabilitación, pero según ella no era necesario, por lo que el esfuerzo en sí fue de muy corta duración. Sin embargo, durante un breve periodo Winehouse finalmente aceptó ir, pero no tuvo resultados dada la intermitencia de su asistencia.

Después del lanzamiento de su álbum Back in Black, varias revistas documentaron su declive en varias de sus presentaciones, donde tocó en festivales e hizo apariciones en televisión que fueron cada vez más erráticas y luego desastrosas.

Amy siguió en picada cuando en octubre de 2007, ella y Fielder-Civil fueron arrestados en Noruega por posesión de marihuana, y en diciembre, fue fotografiada deambulando por Camden con solo su brasier y pantalones de mezclilla. Poco después, en enero de 2008, las imágenes de la cantante fumando crack aparecieron en el tabloide inglés The Sun.

Estos escándalos la llevaron a que se presentara vía streaming en los Grammys, ya que sus crecientes problemas legales significaban que era imposible para ella obtener una visa de trabajo a tiempo para regresar a los Estados Unidos. Pese a esto, esa noche sería importante para su carrera, ya que ganó cinco premios, incluidos los dos grandes, Álbum del Año y Canción del Año.

El alcohol llevó a la cantante a su deceso

A pesar que seguía cosechando éxitos, Amy Winehouse no se alejó del mundo de los excesos. En 2008 fue diagnosticada con enfisema, una advertencia impactante de que fumar y beber más arruinaría permanentemente sus dones naturales.

La cantante también fue abucheada en conciertos en todo el mundo cuando estaba demasiado borracha para actuar y canceló más eventos de los que asistió. De hecho, en 2009 dejó una presentación a la mitad al no recordar la letra de una canción que ella misma etiquetó de “aburrida”.

Finalmente, Winehouse volvió a entrar en rehabilitación en la primavera de 2011, emergiendo en mayo con la esperanza de volver a ponerlo todo junto. Pero su última actuación fue un desastre vergonzoso en Serbia, a principios de junio y fue encontrada muerta en su casa el 23 de julio.

Ese otoño, el forense anunció que había muerto de intoxicación accidental por alcohol, ya que su nivel en la sangre era de .416% en el momento de su muerte.

Te recomendamos en video: