FOTOS: Dulce María defiende y lucha por lo que cree

Por Erick García Cruz/ @erickoblue

Agradecemos al hotel Hilton México City Santa Fe y a su personal todas las facilidades brindadas para la realización de este shooting. En este periodo veraniego de vacaciones, el Hilton México City Santa Fe es una excelente opción para disfrutar, en el piso 15, del ambiente y la vibra relajada de una playa en medio de esta emblemática zona del poniente de la capital del país.

Su preciosa alberca color turquesa permiten obtener un descanso completo, con la comodidad del servicio aledaño del bar y con una cascada artificial que completa la experiencia sensorial de este pequeño oasis al aire libre. Toda una experiencia.

 

Producción general

Mujeres Publimetro

Coordinación de moda

Mihaya Urtuzuástegui

Make-up

Beatriz cisneros

Estilista

Kevin Mondragón

 

Looks

1. Vestido/Banana Republic; Zapatos/Andrea;

Brazalete/Serendipia Accesorios; Anillo/Mi Moneda 

2 y 4. Bikini/Aeropostale; Foulard/Aeropostale; Shorts/GAP; Sweater/Paloma P para Fashion Lovers; Pulsera/Serendipia Accesorios.

3. Bikini y blusa/Aeropostale; Collar/Mi Moneda.

5. Saco y blusa/Banana Republic; Shorts/GAP.

 

La rebeldía es un comportamiento que, en la historia humana, se ha convertido en una postura vital contra las injusticias y la artificialidad, entre otros asuntos. Eso lo intuye la intérprete de “Inevitable”, quien sonríe a los aprendizajes en su etapa de la marca RBD , pero los trasciende y disfruta la conexión de su corazón con el de sus fans

Sin duda, la fama internacional de Dulce María comenzó con RBD , la telenovela y el proyecto musical. Pero esa etapa ha quedado atrás. Muy atrás. Ahora es compositora y, prácticamente, dueña absoluta de su carrera acústica; en esa época era una idealista y soñadora incorregible, y ahora también, pero con una madurez que le planta muy bien los pies en la tierra y con la conciencia de sus límites y alcances.

Dulce María es también todo un fenómeno en redes sociales. En Facebook , 689 mil 800 personas hablan de su página, mientras que le gusta a 6 millones 62 mil 74 personas; en Twitter tiene 5 millones 3 mil 525 seguidores. Por estas razones —más que números— y porque tú nos lo pediste, querida lectora de Mujeres , es que en nuestra portada ahora nos acompaña esta lectora voraz de Paulo Coelho y de poesía en general, una mujer que ha sabido ser perseverante y luchar por sus convicciones, y para eso se ha abierto camino en una industria y a partir de un proyecto que la colocó en escenarios mundiales y la engalanó con los oropeles escurridizos de la fama, pero no la cegó ni le cortó las alas. Más bien, la curtió y la convirtió en una guerrera con la actitud de su admirada Janis Joplin. Sin más, te dejamos con la compositora de Extranjera y Sin fronteras .

Comenzaste tu carrera a los cinco años, en un comercial de televisión y en la telenovela El vuelo del águila

Mi primera novela…

¿Cómo cambió tu vida al entrar al mundo televisivo?

Como dices, empecé muy chiquita y se volvió una forma de vida, lo veía normal, era como ir a la escuela, así era grabar. Cuando entré a Plaza Sésamo (estuve dos años allí), faltaba a la escuela y eso fue difícil, porque los niños no lo entienden bien, mis compañeritos me veían “rara”, pues yo era poco diferente. En realidad no me afectaba demasiado, pero sí era raro. 

Así hasta que entré a Kids, mi primer grupo musical; luego participé en Jeans, en el disco Cuarto para las cuatro —como año y medio duré en el grupo—, estaba en secundaria escolarizada y luego pasé a secundaria abierta, porque empecé con varias giras; el tercer año de secundaria y la prepa los estudié en sistema abierto, porque después grabé Clase 406 , mi primer protagónico. Fueron dos años de grabación, más gira y todo lo demás… me fue imposible asistir a la escuela normal y me inscribí en prepa abierta. 

Al terminar Clase 406 —desde antes me gustaba mucho escribir canciones y la música—, entré a Fermata (escuela de música) y permanecí un semestre. Justo en ese momento me hablaron para grabar Rebelde ( RBD ) y no pude seguir estudiando, porque ya no tenía tiempo de nada. 

Entré a la telenovela con un personaje que me dio muchísimo, pues era un reto para mí. En RBD estuvimos cinco años… Siempre he combinado la música con la actuación.

Fue al entrar a Clase 406 cuando, como a los 16 años, comencé a estudiar música y me di cuenta que ésta era mi carrera. Al principio quería estudiar diseño publicitario o publicidad o algo relacionado, pero dije: “OK, esto es mi carrera”, porque realmente de esto estoy viviendo. 

Después vino Rebelde . Evidentemente, me cambió la vida, porque fue un fenómeno mundial; me cambió la perspectiva de mi carrera y de la vida en general.

Vienes de una familia de artistas, ¿cómo te interesaste por la vida artística?

No, en realidad mis hermanas —más grandes que yo— hacían comerciales, porque mi mamá las llevaba a castings . Fue cuando me vieron a mí y una chava de una agencia le preguntó a mi mamá por qué no me llevaba. Así empecé, es decir, mi carrera comenzó de cero, sin influencias y sin ninguna palanca . 

Aunque a los 16 años te decidiste por la música, en Plaza Sésamo empezaste a cantar…

Actuar era algo natural, las escenas eran sencillas y aprender el guión de memoria no me costaba tanto trabajo, pero cantar me emocionaba mucho. En Plaza Sésamo —que yo tenía siete u ocho años— fue la primera vez que pisé un estudio, y estuve allí dos años, durante los cuales yo grababa todas las canciones de los niños de la plaza, doblaba algunos muñequitos y todo eso. Fue una etapa en la cual, aunque convivía con muchos niños, viví una etapa introspectiva y solitaria a veces: te meten en un estudio y pasabas horas… Ya sabes, lo único que hay es café y, si tienes suerte, galletas —desde entonces me hice adicta al café (risas)—.

De ahí seguí con el grupo Kids, como a los 11 años.

En Clase 406 empezaste a componer, ¿entonces te nació la idea de ser solista?

Sí. A los 11 años tuve mi primer novio y me gustaba escribir. Recuerdo que escuchaba canciones y decía: “¡Qué padre, ¿quién hace las canciones que me identifico con ellas?”. Comencé también a leer poemas, y me dije: “Yo también siento cosas, ¿por qué no puedo hacerlo yo?”. 

En la escuela Fermata me quería especializar en composición, pero sólo estuve inscrita un semestre y todavía no lo tomaba en serio. Luego vino Rebelde , un grupo. Le decía a Pedro Damián (productor): “Yo quiero ser solista”, y él me contestaba que el grupo duraría lo que durara la telenovela. Y fueron cinco años, pero yo tenía la inquietud de escribir mis canciones. De hecho, en RBD compuse una canción: “Quiero poder”. Fue la primera vez que le pusimos música a una letra mía. Después, metí como tres o cuatro canciones al disco de RBD , al proyecto en general.

¿Qué leías y escuchabas en ese momento para nutrirte?

Empecé a leer a Paulo Coelho a los 16 años —estaba en Clase 406 — y otros libros bien bonitos; uno era Los mensajes de los sabios (de Brian Weiss, quien “ahonda en el conocimiento de los sabios, guías espirituales, y habla del amor como fuerza esencial de la vida”, de acuerdo con Ediciones B. N. de la R. ) y otro se titulaba Sara —no lo he vuelto a encontrar y no me acuerdo del autor, lo cual me da mucho coraje porque me abrió un mundo mágico, más ideal, más soñador. 

En ese entonces vivía muchas cosas, experiencias normales de las chavitas; es cuando empiezas a tener desilusiones, te enamoras… como no soy la más sociable del mundo, escribía lo que me ocurría o sentía.

¿Llevas un diario de vida? 

Uno como tal, no. Tengo un cuaderno en el cual escribo las cosas importantes que realmente necesito sacar: sentimientos, emociones, recuerdos, reflexiones… De repente, algo se me ocurre y digo: “Esto estaría bien para hacer una canción”.

Los libros que nombraste son muy introspectivos, espirituales, ¿en qué búsqueda personal estabas en ese momento? 

El primero se llama Sara —antes de leer a Paulo Coelho—, me abrío un mundo espiritual —ángeles y cosas así—, me gustaba mucho que te alejara un poco de la realidad cotidiana. Luego leí Brida , de Coelho, el cual trata del amor, yo siempre he pensado mucho en este sentimiento. Recuerden que estaba enamorada y, por otra parte, terminé mi primera relación aunque después me enamoré otra vez. Estaba en la época de buscar respuestas. 

Precisamente, Brida habla de tu alma gemela, que debes tomar decisiones y arriesgarte a vivir otras cosas. También estaba despertando a la vida, era la primera vez que me iba de fiesta… 

En Jeans estaba supercuidada por mis papás —siempre he sido una niña de casa—. En Clase 406 , Pedro —es superrelajado— nos llevaban a cenar, a un bar, es decir, se me estaban juntando estas experiencias de vida y aparte leía los libros de Coelho; sobre todo los pasados, son muy aspiracionales , te motivan a luchar por lo que crees y tus sueños. Estaba en esa etapa.

¿El material de tu cuaderno te sirvió para inspirarte en tu primer libro, Dulce amargo

Sí, completamente, pero tengo muchísimos más de esos cuadernos, están guardaditos. Dulce amargo es de un periodo de mis 11 a los 20 años. Trata del despertar, de desilusionarte y luego enamorarte, cuando sientes que el mundo se te caerá; te sientes solo, que nadie te entiende, son esas circunstancias que todos los chavos y chavas vivimos en algún momento. Las chavitas que me siguen tienen entre 13 y 24 años.

De hecho, saldrá una reedición del libro, más bien una edición especial con material nuevo, porque éste se publicó hace seis años. Entonces yo habré entregado a la editorial como 180 escritos y el libro contienen 50; ahora son más y yo los seleccioné.

En tu primer álbum, Extranjera , hay un sencillo que se llama “Inevitable”, pareciera que ahí descubres una pasión muy grande, ¿eres pasional o impulsiva?

Esa canción me gusta mucho. Trata de esas veces, que todos vivimos en algún momento, cuando sabes que no debes enamorarte de alguien, pero no puedes evitarlo y te encanta. En ese entonces me gustaba un chavo que tenía novia. 

Sí, soy apasionada de la vida, no sólo con el amor, sino que defiendo lo que creo y lucho por las cosas que me gustan.

Precisamente uno de los motivos por los que sacaré de nuevo el libro es porque conforme vas creciendo, vas dejando de creer, la vida te va aterrizando. Cuando se publicó, yo creía que todo era posible, y en verdad hay cosas que me sorprendían y muchos sueños se cumplieron, precisamente porque yo creía.

Lo quiero volver a sacar para recordarme a mí misma que las cosas son posibles. Creer te posibilita cumplir un sueño y eso me mantiene hasta el momento en esta carrera.

En tu etapa de solista, ¿qué tomas de la etapa de RBD

Para empezar, fue una puerta enorme para entrar a otros países. En RBD me di cuenta que veces la realidad supera a la ficción, mejor dicho, tus sueños. Recuerdo que en Kids me preguntaron: “¿Ustedes a dónde quieren llegar?”, y yo, que tenía 11 años, respondí: “A todo el mundo, a donde se pueda”. Después dije: “¡Qué vergüenza¡, ¿por qué dije esa tontería?”.

Después, con Rebelde , fuimos a Serbia, Rumania, Eslovenia, España, Brasil, salió un disco en Japón, otro en Israel, lugares que nunca imaginé y vi que no era una tontería, porque al final de cuentas sí es posible llegar allá. Con Rebelde me di cuenta de eso y que se abren los corazones de muchas personas que te escuchan. Por eso también escribí el libro, por eso me gusta escribir mis canciones, porque la gente está ansiosa, sobre todo los jóvenes, de identificarse, de nutrirse.

Obviamente, me llevo de esa etapa la gran experiencia de cantar en tantos estadios y lugares increíbles.

Ser solista es diferente e implica mucho más responsabilidad, porque RBD fue un proyecto de televisión, de una empresa enorme —Televisa— atrás, en el cual sólo me paraba en el escenario y cantaba las canciones que me decían. Ahora hago casi todo, selecciono a mis músicos, monto el show , escribo mis canciones, busco mi vestuario y a mi equipo, me meto en la producción del disco, de los videos, de los shows … Significa un crecimiento personal y profesional.

Esa parte es satisfactoria, porque aunque no estoy en el Maracaná —como con Rebelde —, los conciertos son míos, con gente que realmente está por mí, escuchando lo que les quiero decir, parte de mi historia. Eso lo agradezco mucho. 

Dentro de esa maquinaria de expectativas, dinero y fama que era RBD tenías una imagen rebelde frente a un grupo más bien fresa, ¿qué buscas ahora?

Eso fue hace diez años, a los 18 empecé con Rebelde , y vas cambiando. No me gusta ir con lo establecido ni seguir las reglas, lo que te dicen “está bien”, pero no por llevar la contra, sino porque creo que debes ser tú mismo. Si te dicen: “Hazlo porque está de moda”, no me gusta eso. 

Defiendo, y es lo que busco con mis proyectos, ser fiel a lo que creo, a lo que me apasiona: entregar emociones o historias con las cuales las personas se puedan identificar y vivir, que las acompañen mis canciones. Por eso me gusta expresarme, escribir, cantar, componer y actuar, porque de alguna forma entras en el corazón de la gente.

También he aprendido de mi primer disco, Extranjera , entonces era más ideal, con sueños, y todo estaba un poco en el aire; en Sin fronteras no, pues estoy parada en el piso y hago las cosas. Sí, está padrísimo soñar, luchar y trabajar para lograrlo, pero primero debemos estar y luego hacerlo realidad, no debemos esperar a que algo caiga del cielo.

En cine hiciste Quiero ser fiel (comedia romántica dirigida por Joe Menendez), ¿tienes más proyectos para cine?

Sí, me gustaría. En la actualidad, tanto el teatro como el cine en México, gracias a Dios, están renaciendo, están haciendo cosas padres. A partir de Extranjera me he alejado de la actuación, inclusive he rechazado varios proyectos y no ha sido fácil, porque son oportunidades que a final de cuentas dejas pasar, pero fue por enfocarme a la música. Para Quiero ser fiel me hablaron directamente y me invitaron; se pudo hacer porque sólo filmaríamos dos semanas. Se estrenará en República Dominicana el 26 de junio y creo que en México hasta septiembre.

Este año me enfocaré en la música y el teatro, quizá el próximo año enfoque de nuevo en la actuación. 

¿Tienes alguna exclusividad en estos momentos?

No. De hecho, hubo propuestas de varias televisoras y fue muy difícil, porque por un lado es bonito ver que reconozcan tu trabajo y tener ofertas, pero a la vez llevaba 24 años con Televisa, hace tres años que me independicé para hacer música, es decir, me salí un poco de las telenovelas para crear mi música. Sin embargo, no me ido a otra televisora. 

Comentaba que es difícil porque llegan ofertas buenas en todos los aspectos, pero si aceptara debería dejar a medias mi disco. Entramos en las decisiones personales, qué pesa más de todo lo que has luchado. Estuve dos años grabando el disco, no tengo corazón para dejarlo e ir a una telenovela, lo cual podría ser una grandísima oportunidad y me trataron increíble, pero no quiero dejarlo.

Tus principales pasiones son escribir, cantar y actuar, ¿tienes otras que no conozcamos?

Me gusta pintar, pero sólo por expresarme. Siempre es bonito saber qué tienes adentro y cuando escribes o dibujas —aunque dibujo horrible (risas)—, sacas lo que está en tu interior. Es bonito ver un lienzo en blanco y crear algo, lo mismo sucede con las canciones: de no haber nada, de repente tienes una canción que la gente canta, que tú hiciste y le prestaste vida, es algo a lo que soy adicta: crear cosas que no estaba antes y gracias a ti y a un equipo lo puedes hacer.

Me gusta la foto, aunque jamás he estado involucrada en la fotografía, la verdad en eso no me he metido; me gusta crear capturar momentos o emociones.

En redes sociales escribes pensamientos y utilizas mucho “guerreros”, ¿qué significan para ti lo espiritual y esa palabra?

Para empezar, soy católica. Creo que ser espiritual no significa sólo basarte en lo material, en lo que ves y lo que hay en la Tierra, sino darle un lugar a los valores y a lo que no se ve, tener fe. 

La espiritualidad consiste en saber y estar en contacto con el alma, que somos más que materia. Creo que hay vida después de la muerte, pero creo que es necesario para combatir el ego, no dejarte llevar porque te digan: “Eres lo máximo” o “eres lo peor”; necesitas un equilibrio, y por eso debes saber que tu alma no es nada de lo que digan, ni bien ni mal; debemos creer, saber y agradecer que alguien nos creó, un ser supremo.

La palabra “guerreros” se relaciona con las cosas que he leído. En general, la vida me parece una batalla y te puedes dar por vencido o levantarte y seguir luchando. Creo en ese rollo de ser perseverante, ser fuerte, luchar y defender tus convicciones, eso implica ser guerrero.

¿Participas en alguna organización no gubernamental (ONG) o causa diferente del espectáculo?

Es pequeña porque no he podido enfocarme en eso y se necesitan muchas cosas, es una fundación que se llama Dulce Amanecer, la cual mantengo con mis fans, ellos me ayudan. Donamos a diferentes causas, hacemos convivencias y en ocasiones rifo, por ejemplo, vestuarios míos de algún concierto o fotos, donamos el dinero que se junta. La más reciente donación fue a principios de año, a la fundación Sac de niños con cáncer, a las mujeres indígenas, en su momento aportamos para los damnificados del terremoto en Haití, para los afectados de las inundaciones en Veracruz y, antes, para los damnificados del terremoto en Chile. 

Ahora Televisa me pidió apoyo para el Teletón, entonces me voy a enfocar a recaudar dinero para éste.

¿A qué mujeres admiras?

A Juana de Arco, era una guerrera. A Shakira, pues me parece que no está plastificada, como la mayoría de las mujeres actuales; ella sigue haciendo cosas por la gente y me parece que ha sabido llevar una carrera limpia y bonita.

Si hubieras nacido en otra época, ¿qué cantante te hubiera gustado ser?

Me hubiera gustado mucho nacer en los años setenta. Janis Joplin me encanta, pero su vida no era la idónea; hubiera tomado diferentes decisiones, pero ella me gusta.

Janis tenía la cabellera roja también…

En realidad me gusta su actitud, porque era muy excéntrica, auténtica, no tenía ese rollo de la perfección que ahora se busca —nunca nadie será perfecto—, salía sin maquillaje y era encantadora por ser ella misma.

¿Nos puedes compartir tus secretos de belleza para cuidar tu cabellera?

Es muy difícil. Hay que usar tratamientos de hidratación, sobre todo si te pintas mucho el pelo, obviamente shampoos que te cuiden el color; no dormirte con el cabello mojado y tomar mucho agua, lo cual ayuda a todo el cuerpo.

¿De ejercicio y alimentación?

Intento comer sanamente. No soy de quienes hacen dietas para morirse de hambre; trato de comer en forma balanceada y sana y, por lo menos, tres veces a la semana hago ejercicio, aunque hay veces que no tengo tiempo.

¿Cómo definirías tu look ?

Necesito sentirme cómoda. En conciertos soy un poquito más roquerilla, me gusta ese look , pero en la vida real me gusta ser más simple, también me gusta este rollo boho-chic , como más jipizón , eso me gusta.

También te tienes que adaptar, si vas a una boda o a unos premios, deber estar mucho más elegante, pero sin quitar esta esencia bohemia.

¿Cómo recuerdas tu regreso a clases o a estudiar en la primaria y la secundaria?

En la primaria sufría el domingo en la noche, después ya no. El lunes, cuando entraba, decía: “Bueno, estuvo padre”. En la secundaria iba a asesorías, acudía a una escuela abierta, porque necesito a un maestro particular que me esté ayudando, solita no soy lo mejor, necesito un poco de presión (risas). 

En general, la pasé bien. Una escuela abierta la haces si tienes voluntad, y yo tenía muchas ganas de hacer las cosas: llevaba mis guías a los viajes en la época de Jeans, estudiaba, tenía maestros particulares; a veces asistía a la escuela y la pasaba bien, porque había más chavos, lo hacía porque quería. En realidad, me interesaba y no había la presión de tareas diarias, fue una buena experiencia.

FRASE

Todo lo que he logrado ha sido paso a paso y que de alguna forma haya sido como un juego limpio, me ha llenado de muchas satisfacciones. Aunque a la vez ha sido muy difícil.

El comienzo

A los 11 años escribí cositas, en Clase 406 . Recuerdo que apenas estaba entrando a México La Quinta Estación, ellos cantaban el tema. 

Me junté con ellos y compuse algunas letras; con ellos confirmé que yo quería ser solista. 

Lo que sigue

Ahora haré mi primera obra de teatro que se llama Rock of Ages , mi primera comedia musical; está basada en la película La era del rock , yo interpretaré a Sherrie , la protagonista femenina. Saldrá en octubre y es un reto muy fuerte para mí, porque cantaré y actuaré, y las canciones son inglés, pues se deben respetar los derechos de la obra. Está padre combinar las dos cosas y las canciones me encantan, son parte de mi vida.

Primero viajaré a España a realizar un concierto, luego a Brasil a dar una serie de conciertos y en octubre se estrenará la obra.

Además, estoy por grabar mi tercer video del reciente disco, Sin fronteras ,  de una canción que yo compuse y se llama “¿O lo haces tú o lo hago yo”, la cual habla de un par de  chavos, ella dice: “¿Por qué me ve y no se acerca”, “si no lo haces tú, lo haré yo”; de hecho, la compuse el Día de la Mujer, el 8 de marzo de hace dos años, porque las mujeres también podemos tener iniciativa. En general, es lo que he aprendido: tú haces las cosas y buscas lo que tú quieres o nadie lo hará por ti.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo