Deshazte del "mal del puerco decembrino"

Después de la época de excesos, te decimos cómo regresar al camino saludable

Por Tania M. Moreno

El maratón Guadalupe-Reyes terminó, lo que significa que la mayoría de los mexicanos volvieron a su rutina laboral y de alimentación.

Sin embargo, luego de las festividades y excesos decembrinos, las personas pueden subir entre 3 y 5 kilos, por lo que algunos de los propósitos más frecuentes son bajar de peso, hacer ejercicio y tener un estilo de vida más saludable.

“Durante el fin de año los mexicanos experimentan lo que nosotros llamamos el ‘mal del puerco decembrino’, que no es otra cosa que un estado alargado de la marea alcalina, la etapa que ocurre justo después de haber comido y que se llama así porque el cuerpo aumenta sus niveles de alcalinidad, pues el estómago genera ácidos para digerir los alimentos”, dice William Kasstan, uno de los fundadores de Luuna, startup dedicada fabricar cochones con tecnología mexicana.    

Esto significa que el resto de los órganos, como el cerebro y el corazón tienen menos sangre, por lo durante este proceso las personas son mas torpes, lentas y aumenta la somnolencia.

“Cuando dormimos una siestita para aliviarnos del ‘mal del puerco’, es que nuestro cuerpo sufre un desequilibrio en su estructura del sueño. Como consecuencia, al final del día, cuando en verdad necesitamos reponernos, no podremos conciliar el sueño de manera adecuada”, señala Kasstan.

¿Cómo contrarrestarlo?

Para no ser víctimas de la marea alcalina y que esto afecte el rendimiento, lo más adecuado es controlar el nivel calórico de ingesta, es decir, no comer en exceso y hacerlo de forma saludable, para que sólo se aporte la energía necesaria para el día.

Para iniciar la dieta y conseguir un estilo de vida más saludable en enero, te presentamos una sencilla guía que te ayudará en este propósito:

Tómate tu tiempo. Mastica muy bien y lentamente la comida para que tu estómago digiera más fácilmente los alimentos. Recuerda que tu cuerpo tarda aproximadamente 20 minutos en enviar la señal de que es suficiente.

Jet lag decembrino. Seguramente en estas fechas trasnochadas dormías durante el día, despertabas muy tarde, y ahora sientes que tu horario está desfasado. Esto descompensa tu organismo, dándote la sensación de que necesitas más descanso. Retoma tus horas de sueño, en el momento y con la cantidad adecuada te sentirás mejor.

Camina. No reposes después de comer, caminar 10 minutos después de los alimentos te ayudará a acelerar la digestión y oxigenar tu cuerpo, y así se reducirá el sueño que podrías sufrir.

Alimentos balanceados. Todos deseamos una torta de tamal por la mañana, una garnacha a mediodía y unos tacos por la noche, pero necesitarás mucha actividad física para quemar todas esas calorías, adicional a las que ya traes de las fiestas decembrinas. Elige alimentos ligeros y sanos que puedan ser digeridos fácilmente y que te den la energía necesaria para realizar tus actividades. Recuerda que alimentos más pesados = a un ‘mal del puerco’ más intenso.

Distribuye tus comidas. Olvida los excesos y distribuye tu comida en 5 ocasiones durante el día en lugar de 3, pues esto acelera el metabolismo. Pero ojo, funcionará mejor si son alimentos sanos, pensados en que te proveerán de la energía que necesitas, y no más.

También puedes leer

Qué hacer en el DF

Loading...
Revisa el siguiente artículo