Así fue el primer eclipse solar del 2016

El paso de la Luna, entre el Sol y la Tierra oscureció el cielo asiático.

Por Publimetro

El primer eclipse solar del año ocurrió a las 19:38 a las 19:42 horas, tiempo de México, aunque sólo fue observable en el sudeste asiático, para quienes ya es el 9 de marzo, la transmisión en vivo de la agencia espacial estadounidense (NASA, por sus siglas en inglés) lo llevó a todo el mundo.

El organismo indicó que el fenómeno duró cerca de cuatro minutos, aunque pasarán más de tres horas entre el momento en el que el sitio más occidental comience a ver el eclipse y la ubicación más oriental observe su final.

A medida que la Luna pasó entre el Sol y la Tierra bloqueó la cara brillante del Sol mostrando una atmósfera solar tenue y de cierta forma débil, llamada corona solar.

En su página de Internet, la NASA explicó que los eclipses totales de este tipo son posibles debido a que la geometría planetaria es muy precisa.

Es decir, indicó, el Sol es 400 veces más ancho que la Luna, pero también está un poco más de 400 veces más lejos de la Tierra que la Luna durante los eclipses solares totales, por lo que aquellos que observen el fenómeno solo apreciarán el mismo tamaño en el cielo.

Lo anterior significa que la Luna puede bloquear la totalidad de la cara del Sol, mientras que oscurece solo una pequeña porción de la corona interior, detalló la NASA.

Te puede interesar: Jupiter y Superluna se unen a eclipse

¿Por qué sólo fue visible en Asia?

Respecto a estos fenómenos, el astrónomo Wilder Chicana Nuncebay comentó que es visible para algunas regiones del planeta porque la sombra de la Luna es mucho más pequeña que la Tierra y cae en cierta porción de la superficie terrestre, donde será visible el fenómeno.

El también responsable del área de Astronomía y Ciencias del Espacio del Planetario Luis Enrique Erro del Instituto Politécnico Nacional (IPN), agregó en entrevista que la ocurrencia de eclipses varía mucho debido a los movimientos de la Tierra, la Luna y el Sol.

“En promedio, en el mismo lugar tendrían que pasar entre 25 y 35 años para darse otro eclipse de sol”, dijo el especialista.

Mientras que los eclipses de Luna el promedio es de 19 años, pero Chicana Nuncebay reiteró que no hay estimación certera, porque varían mucho los movimientos de esos cuerpos celestes.

El astrónomo comentó que ver un eclipse de sol de manera directa es riesgoso, por lo que se debe usar algún instrumento de protección.

“No se debe ver a simple vista, porque los rayos solares emiten mucha radiación de rayos X y ultravioleta que pueden quemar la retina, pues aunque el disco solar no se vea los rayos solares de la corona siguen llegando”, subrayó.

Da clic y revive la fase total del eclipse

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo