Harley-Davidson Low Rider, gran experiencia

Rodada espectacular. Viento y sol, dos elementos que nos alegraron el día.

Por claudio zuckermann

Harley-Davidson siempre está pendiente de sus clientes alrededor del mundo, listo para escucharlos y satisfacerles. Prueba de ello, es la nueva Low Rider S, que definitivamente es el producto que conjuga todas las peticiones que hicieron los integrantes de esta gran familia Harley durante años.
Hace unos días, estuvimos presentes en la develación del modelo 2016 y medio de la nueva Low Rider S, en Los Ángeles, California, y pudimos probarla a fondo durante más de 90 millas en las colinas que rodean a esta gran ciudad, disfrutando de grandes cañones y montañas. Sin duda, este nuevo modelo ha llevado al máximo los límites de Harley-Davidson y concreta una nueva generación de performance y blacked out style.
Con plataforma Dyna, ahora tiene el motor más poderoso: Screamin’ Eagle Twin Cam 110 (1801cc), toda una leyenda viviente que empuja con 115 libras pie de torque desde las tres mil 500 vueltas, trabajando en conjunto con la transmisión Cruise Drive de seis velocidades. La inducción es de alto flujo y se nota con ese Heavy Breather (filtro de aire) en el lado derecho. El escape doble Tommy Gun complementa perfectamente el funcionamiento y produce un sonido espectacular, haciendo voltear a cualquiera.
Los frenos han sido mejorados, bien balanceados y cuenta con ABS de serie. Controla su peso perfectamente y es maniobrable en cualquier situación. Se siente ligera y con un bajo centro de gravedad, lo cual permite una conducción más deportiva. La posición de manejo es muy buena y aunque no lo parezca, es muy cómoda y más aún con la nueva suspensión de amortiguadores con nitrógeno, que absorben cualquier imperfección del camino. El Cruise Control también ha sido objeto de mejoras y ahora viene de serie y con más funciones.
La apariencia lo es todo y esta Low Rider S, la tiene. Ofrecida únicamente en color Vivid Black y con los emblemas Harley con toque dorado, cuenta con un nuevo Solo Seat, porta placas del lado izquierdo, salpicadera trasera recortada y una nueva consola con indicadores de gasolina, tacómetro y velocímetro, con terminado Wrinkle Black sobre el tanque. El faro tiene un nuevo ángulo de ataque permitiendo más aerodinámica y un look más agresivo. Los rines están inspirados en los autos de carreras de los años sesenta y setenta, terminados en color Magnum Gold, que la hacen lucir sensacional.
Sin temor a equivocarme, es una de las mejores Harley-Davidson. No tengo duda de que esta motocicleta será acechada por muchos y poseída por pocos, y está tan bien lograda, que a pesar de toda la customización disponible, no hay nada que mejorarle ni mucho que agregarle. Atención, harleros, que ha llegado otra más que seguro va a terminar siendo leyenda.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo