Aceitunas pintadas lideran la lista de Interpol sobre comida falsa

El año pasado se incautó una cantidad de récord de 10.000 toneladas en 57 países

Por AP/ EFE

 Aceitunas italianas pintadas con solución de sulfato de cobre, azúcar sudanés contaminado con fertilizante y cientos de miles de litros (galones) de bebidas alcohólicas falsas lideran la lista anual de Interpol de alimentos tóxicos y de contrabando confiscados por cuerpos policiales de todo el mundo.

Aunque se había informado en su momento de algunas de las operaciones, la enumeración de falsos suplementos dietéticos, miel adulterada y tripas de pollo llenas de formalina ofrece una indigesta lectura.

La comida de contrabando es “una industria criminal de miles de millones, que puede suponer serios riesgos para la salud de consumidores desprevenidos”, indicó la agencia europea de seguridad Europol, que coordinó las incautaciones con Interpol en los últimos tres meses.

MÁS DETALLES

 Una operación coordinada por Interpol y Europol en 57 países ha concluido con la intervención de 10.000 toneladas y 1.000 litros de comidas y bebidas falsificadas y peligrosas, informó hoy la agencia policial europea.

El dispositivo, bautizado como “Opson V”, también ha conllevado varias detenciones en todo el mundo por delitos relacionados con el tráfico de productos alimentarios falsificados, muchas veces cometidos por redes de crimen organizado, según explicó Europol.

En Indonesia, por ejemplo, se detectaron 70 kilos de intestinos de pollo que habían sido conservados en formol, que está prohibido como aditivo alimentario.

Por su parte, en Hungría, Italia, Lituania y Rumanía las autoridades aduaneras y policiales intervinieron chocolates falsificados y vino sin alcohol para niños que iban destinados a países de África occidental.

Muchos de estos fraudes se detectan de hecho en los controles aduaneros en los aeropuertos internacionales, como pasó en el de Zaventem (Bruselas), donde los funcionarios de aduanas incautaron varios kilos de carne de mono destinadas a su consumo.

La policía tailandesa, por otro lado, desmanteló una red criminal y destruyó más de 30 toneladas de carne ilegal no apta para el consumo humano que había sido puesta a la venta en supermercados en Tailandia a través de esta organización.

En Australia, se detectaron 450 kilos de miel adulterada y un lote de cacahuetes etiquetado como piñones, lo cual “representa una amenaza para los alérgicos”, recordó Europol.

En Corea del Sur las autoridades detuvieron a un individuo que comerciaba suplementos dietéticos para bajar de peso en Internet con ingredientes peligrosos, con los que había generado más de 170.000 dólares en solo diez meses.

También se detectaron casos de fraude alimentario en Burundi (alcohol ilícito), Togo (pescado), Zambia (alcohol ilícito y productos dietéticos) o Bolivia (sardinas).

El coordinador de Interpol de esta operación, Michael Elis, recordó que estas comidas y bebidas falsificadas “a menudo se compran sin sospechar que son productos potencialmente muy peligrosos”.

Por su parte, el responsable de delitos contra la propiedad intelectual de Europol, Chris Vansteenkiste, indicó que el aumento de los precios de los alimentos y la globalización de la cadena alimentaria ofrecen a las redes criminales “la posibilidad para vender productos falsificados de calidad inferior”.

Esta industria, que según el representante de Europol mueve “miles de millones” de euros, presenta graves riesgos potenciales para la salud de clientes desprevenidos.

Vansteenkiste subrayó que el carácter global y la complejidad de este tipo de fraudes hacen necesaria una cooperación entre agencias policiales de todo el mundo.

También puedes leer

¿Por qué los astronautas comen tortillas y amaranto?

 
Loading...
Revisa el siguiente artículo