Los niños dicen adiós a la televisión

Generación digital. Una youtuber y un ejecutivo de Netflix dan su opinión sobre las nuevas tendencias de consumo de entretenimiento entre los más pequeños; el streaming y las plataformas de video en línea le ganan el terreno a la TV tradicional

Por ALEXANDRA ORTIZ

No sólo las redes sociales son las protagonistas del cambio que ha generado Internet en nuestro estilo de vida. A pesar de que hace unos años era aún para los psicólogos un tema de estudio cómo los niños veían afectado –positiva o negativamente– su desarrollo por la televisión, la tecnología demuestra una vez más que puede rebasarnos.

“Estamos siendo testigos de grandes cambios en los hábitos de consumo”, aseguró Andrew Yeatman, director de Adquisición de Contenido para Niños de Netflix, en una charla con Publimetro. “Mis hijos sólo utilizan un iPad en servicios de streaming para ver sus shows favoritos; el concepto de un programa a una hora específica que si no lo empiezas a ver más tarde ya te perdiste parte del episodio es completamente extraño para ellos, así como los comerciales”, relató el ejecutivo, indicando que nos encontramos en el comienzo de una etapa en el entretenimiento que será guiada por servicios de televisión por Internet.

En ese sentido, Sara Rosenthal, fundadora de Naran Xadul, una comunidad digital para mamás modernas y que lleva un canal de Youtube con contenidos para niños, coincide en que los pequeños ya “no ‘entienden’  la televisión programada, donde existe un programador central que dicta lo que ellos deben ver o aprender”, comentó al destacar que los niños contemporáneos son parte de una generación digitalizada, pues según datos de Inegi 70.2% de la población de entre 6 y 17 años utiliza el Internet.

Tanto Netflix como Youtube se han encargado de ser los nuevos espacios en línea donde los niños consumen sus programas y shows preferidos, y ambos suman sus esfuerzos para la creación de contenido original desde diferentes trincheras.

Yeatman aseguró que el streaming es una plataforma más inmersiva para contar historias, pues no hay comerciales que interrumpan el relato, por lo que la misión de su compañía consiste en la variedad y calidad de contenidos.

“Elegir los contenidos es un mezcla de arte y ciencia; hay mucha competencia por el tiempo y la atención en esta industria, así que lo que tratamos de hacer es entregar contenido que destaque porque no se encontrará en ningún otro lugar en un servicio que a los niños les guste utilizar”, explicó. Esa preferencia de los niños por determinadas plataformas, indicó Yeatman, puede verse evidenciada en una encuesta reciente de la compañía sobre la preferencia de sus usuarios: 70% de los niños que usan la plataforma cuando piden a sus papás ver algo en televisión por Internet, prefieren ver Netflix en lugar de mencionar un programa en específico.

Al fugir como un escaparate y productor, Yeatman aseguró que no dejan de lado la responsabilidad que infiere ofrecer contenidos para los niños. “Una de las cosas que me preocupan como padre es lo que vea mi hijo. Por eso también seguimos buscando shows que puedan ser entretenidos, pero educativos”, indicó, destacando que la plataforma sumará a su catálogo El autobús mágico, una de las series animadas más populares en los noventa sobre ciencia.

Ese sentido de la obligación implícita de los creadores de contenido no sólo es un tema trascendental para grandes empresas. Rosenthal asegura que a su vez los canales en plataformas como Youtube que se dirijan a los menores “somos responsable de generar contenido que apoye la educación y desarrollo de los peques. Somos corresponsables con los padres, pues nosotros ponemos el contenido y los padres deciden cuánto y cuándo pueden consumirlo”, indicó.

Bajo dicha premisa, Rosenthal explicó que si bien Youtube –y en general cualquier plataforma digital que provea entretenimiento a los niños– permite aprender y divertirse al mismo tiempo al tener en sus manos la capacidad de buscar temas de su interés, no reemplaza la tarea de los padres de estar atentos a lo que sus hijos consumen, ni debe ser una forma de evadir esta tarea.

“No deben usarlo como aislante o ‘niñera’. Es necesario usar la plataforma con sus peques y compartir este mundo con tus hijos. Por ejemplo, si tú peque está cantando la canción de Naranja Dulce, Limón Partido, los papás pueden hacer una intervención y contar una anécdota de cuando eran pequeños y cantaban con la abuela… O traer limones y naranjas para olerlos y sentirlos… y así enriquecer la experiencia”, recomendó.

Debido al amplio espectro y variedad de opciones que tienen los niños, la necesidad de entender su potencial y hacer un buen uso de ella –tanto por padres, como hijos– se convierte en uno de los debates y consideraciones principales para esta generación de niños que consumen ‘tele’ o programas por Internet”. “La tecnología es bellísima, nos permite aprender y acercar a nuestros hijos a ideas, personas y lugares que de otra forma no tendrían acceso. Lo importante es usarlo para conectar con nuestros peques y nunca para desconectar”, opinó asegurando que el contenido adecuado depende de la edad y etapa de desarrollo del niño. “Los contenidos ‘correctos’ no son los mismos para un niño de dos años que para uno de ocho años”.

La capacidad de elegir qué ver e indagar sobre los temas y contenidos que despierten su interés es para la creadora la parte vital de las plataformas en línea, a lo que debe seguir sumándose el control de los padres.

“Hace años nuestros papás se preocupaban por las revistas, libros o programas de TV que consumíamos. Hoy como padres responsables debemos seguir cuidando el contenido que consumen nuestros pequeños. Hoy nos toca monitorear los contenidos en línea, es decir, sólo cambia la plataforma”, concluyó.

Oferta
•    Naran Xandul.  Los niños pueden cantar con sus papás estas canciones con un toque moderno que permite vincular a los pequeños con ese rico folclor. De acuerdo con su fundadora, las canciones de Naran Xadul ayudan en el desarrollo del lenguaje, y también tiene videos que ayudan al desarrollo de habilidades motoras finas. Entre los planes del canal está sumar coreografías que ayudarán a la coordinación y desarrollo de habilidades motoras gruesas.

•     Netflix. La sección Kids tiene diferentes películas y series para niños de hasta 12 años elegidos por el sistema de clasificación y reseñas de Common Sense Media.  La estrategia de la plataforma se enfoca en audiencias globales, por lo que además han buscado acercarse a creadores locales, como el caso de Anima Studios (La leyenda de la llorona y El Chavo animado, entre otras) con quienes estrenarán el próximo año una serie animada llamada Las leyendas. Además de otras producciones originales, como El Gato con Botas (de Shrek), Cómo entrenar a tu dragón: carrera al borde y Kong: el rey de los monos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo