Dodge Challenger 392 HEMI Scat Pack Shaker presume su musculatura

Implacable. La imagen agresiva de este vehículo se hace acompañar del rugido de un brioso y potente motor HEMI, el sello de la casa

Por Marco Alegría

La envidia nunca es “de la buena”, y muchos ansíamos estar sentados detrás del volante de este bólido musculoso, Autos Publimetro tiene el privilegio de compartirle sus impresiones posteriores a la prueba de manejo, pero primero, un poco de historia.
Los muscle car son los autos norteamericanos fabricados entre los años sesenta y setenta, en su mayoría propulsados por poderosos motores de ocho cilindros. Características: cofre alargado, llantas anchas y bajas, tamaño medio (cuatro plazas) y fabricados.

Dodge Challenger 392 Hemi Scat Pack Shaker
Animado por el 6.4 litros V8 HEMI, este bólido te hará sonreír gracias a la aspiración natural del motor, cuya cámara de combustión hemisférica en la cabeza de cilindros, maximiza la combustión con una mínima pérdida de calor. Empuja con 485 caballos de potencia, lograda a las seis mil 100 vueltas, mientras que sus 475 libras pie se liberan a las cuatro mil 200 rpm, potencia acoplada a una caja automática de ocho relaciones.

¿Maniobrabilidad?
No te preocupes, podrás conectar con el vehículo gracias a una dirección hidráulica electroasistida, suspensión performance, así como su paquete de frenos con control ABS, BAS, TCS, ESC (control de estabilidad, asistencia en el frenado, control de tracción), es decir, ocúpate de manejar y no cometer grandes errores, el vehículo te dejará disfrutar sin riesgos innecesarios.

¿Aceptas el Challeng…er?
Su aspecto es rudo, tosco y su cofre alargado exige respeto al tiempo que la enorme apertura en el capó hace evidente el poder de su motor. Basta mirar el enorme filtro de aire: cuenta con faros delanteros –automáticos– de xenón tipo proyector, faros de niebla, luces traseras tipo LED, rin de aluminio de 20 pulgadas, tubos de escape duales con puntas cromadas y sistema de escape activo.

Interior
La iluminación corre a cargo de un paquete de luces LED. Todo el interior exhala deportividad: molduras en aluminio, paletas de cambio al volante, éste ha sido forrado en piel. Sus asientos son especiales, sumamente cómodos y de gran sujeción, mientras que destaca el abejorro emblemático que aparece sobre ellos y también está situado en el clúster de instrumentos configurable. Cuenta con encendido de motor por botón, paquete de seis bocinas premium y sistema U-Connect de 8.4 con disponibilidad de AM/FM/MP3 y conexión vía Bluetooth.

Precios y competencia
•    Challenger 392 Scat Pack Shaker podrá ser suyo por 685 mil 900 pesos, mientras que le pone frente a Mustang GT Premium Fastback de 575 mil 700 pesos y al Chevrolet Camaro SS Coupé de 426 hp y $546,800 pesos. El segmento es un poco indefinido, ya que Mustang Shelby GT350 podría ser un rival superior con 526 caballos y un precio mayor, mientras que Camaro ZL1 libera 580 caballos, pero podrían bien competir con Challenger Hellcat.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo