Ford Ranger 2017: A ver de qué cuero salen más correas

La actualización de esta pick up, de la firma del óvalo azul, la pone en la pelea en uno de los segmentos que presume, en este momento, a los mejores exponentes en materia de desempeño y equipamiento que hayamos visto recientemente en México.

Por MARIO CAÑAS

El segmento de las pick-up en México sigue creciendo a pasos agigantados y nadie quiere quedarse fuera de la jugada. Esta vez la firma del óvalo azul nos presumió la renovación de su Ranger, uno de los modelos que, desde hace dos décadas, marca la pauta de este nicho de mercado. Ahora con versiones 4×4 así como una versatilidad de motores a gasolina y diésel viene a dar la pelea.
El campo de prácticas del Estado Mayor Presidencial fue el escenario para la presentación de este vehículo, al cual llega con una línea exterior más agresiva y dinámica de la que destaca su nueva parrilla de tres barras, la cual está enmarcada por una configuración de luces alargada que le da una mirada más intimidante, mientras que las líneas de carácter de su cofre y los faros de niebla completan el cuadro.
Lateralmente luce sólida y robusta, con unas molduras que acentúan su cintura y le dan un perfil emocional, que se lleva muy bien con la parte trasera, la cual le grita al mundo que se trata de la la versión actualizada de esta pick up.
Por dentro los materiales son resistentes y los acabados de buena calidad, el espacio de los pasajeros fue optimizado para brindar mayor confort así como un sistema de comunicación e infoentretenimiento de reciente generación el cual es muy fácil de usar, gracias a los controles al volante y a su pantalla en el panel de instrumentos.
La versatilidad de motores es el as bajo la manga de Ranger, toda vez que, está disponible con motorizaciones que parten de un motor a gasolina de cuatro cilindros 2.5 litros que entrega una potencia de 164 caballos de fuerza y un empuje de 167 lb-pie de torque, seguida de un propulsor 3.2 litros diésel que le brinda a tu pie derecho 197 hp con un torque de 347 lb-pie.
La transmisión puede ser manual de cinco o seis velocidades o automática de seis relaciones, dependiendo de la versión, así como disponer de tracción 4×2 o 4×4.
El precio de la Ranger arranca en 325 mil pesos en el modelo de entrada con motor a gasolina y alcanza los 506 mil 700 pesos en el tope de la gama con propulsor a diésel y tracción 4×4.
La propuesta de Ford en este segmento es buena, como es ya una tradición. Sin embargo, se enfrenta a rivales de mucho peso y que también recientemente renovaron su armamento como es el caso de la Nissan NP300 Frontier y la Mitsubishi L200, que le están llenado el ojo a quienes buscan una pick up que supere sus expectativas. Ya veremos de qué cuero salen más correas.

Loading...
Revisa el siguiente artículo