Mitsubishi Mirage GLS CVT 2016: el bajo consumo, su mejor carta

Guerrero del rendimiento. Pusimos a prueba este vehículo de la firma de los tres diamantes y nos sorprendió el excelente desempeño de su motor y equipamiento

Por Mario Rossi

Manejamos el Mitsubishi Mirage en la versión más equipada por más de mil 200 kilómetros y constatamos que el auto está muy bien hecho para conducirlo a diario por las ciudades con tráfico pesado y que tengan espacios reducidos. En carretera, llevarlo por encima de los 120 km/h pasará la factura con un mayor consumo de combustible.

Estética
Joven y con un color bastante llamativo (amarillo) y bonito (para mi) nuestro auto fue entregado con menos de mil kilómetros en el odómetro y claro, lucía impecable. Cinco puertas, tamaño subcompacto, pero con capacidad para cuatro adultos, aunque tiene cinturones de seguridad de tres puntos para tres ocupantes en la banca trasera.
El frontal presume de un emblema grande de los tres diamantes y, la parte baja de la fascia, permite la entrada del aire al radiador, lo que le otorga un poquito de estilo deportivo.
Esto se complementa con unos rines de 15 pulgadas y para la parte trasera, un alerón por encima del portón, el cual monta la tercera luz de freno.

Detalles internos
No solo los Porsche tienen el encendido de lado izquierdo, este Mirage también y es por botón, así como la entrada al auto y la apertura del portón. Cuenta con doble bolsa de aire frontal y seguros, espejos y vidrios eléctricos además de un climatizador de función muy rápida y silenciosa. Incluso, para nuestro país, el Mirage lleva un estéreo firmado por Sony con touch screen que permite la conectividad Bluetooth con mandos desde el volante y  hasta una computadora de viaje.

El manejo
Más de mil 200 kilómetros con un promedio de 20.2 km/l no está nada mal, sin embargo, al momento de llevar el auto por autopista o carretera con subidas o por encima de los 120 km/h el consumo cae hasta los 17.3 km/h. Nada mal, pero el tanque de combustible es de apenas 35 litros lo que merma en una autonomía reducida.
Por eso mencionamos que, su mejor momento en el consumo, son los ritmos de 70-100 km/h en vías rápidas de las ciudades, en donde el display del consumo tardará en moverse.
El motor es un tres cilindros de 1.2L y 76 caballos de potencia. Nuestro auto montaba transmisión automática CVT la cual hace su mejor esfuerzo en todo momento para conseguir un buen consumo con una marcha suave y silenciosa.
Los frenos actúan bien, y aunque en la parte trasera son de tambor, en general el frenado es bueno. Si abusamos a altas velocidades con el pedal del freno, la parte trasera se vuelve un tanto nerviosa, pero nada que sea de mayor cuidado. No hay, ni como opción, el que lleve control de tracción y estabilidad.

La competencia
Autos como el Hyundai Grand i10, Chevrolet Spark Classic y el VW Up son sólo algunos ejemplos de lo complicado que lo tiene el Mirage, ya que estos autos están por debajo del precio y sólo el Up es de tres cilindros, que a su su favor juega el que tiene menor cilindrada y, por ende, gasta menos combustible.
Finalmente, si lo que busca es un auto que consuma poco y la mayor parte del tiempo lo maneje en ciudad, con costos de mantenimiento muy atractivos, así como planes de financiamiento de hasta 72 meses, Mitsubishi Mirage es una muy buena opción.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo