Vestidos de novia de segunda mano, ¿por qué, no?

El vestido de novia está unas horas puesto y toda la vida en el armario. Pero muchas mujeres no están dispuestas a realizar un gasto elevado. El mercado de segunda mano es una gran oportunidad de encontrar grandes marcas a precios asequibles

Por EFE

Para las novias, su boda se convierte en el día más importante de su vida, pero no por ello debe llevarles a un gasto desmedido.

Prueba de ello es que la venta de vestidos de novia de segunda mano se encuentra al alza, así lo aseguran dos portales dedicados a este tipo de ventas, Weddalia.com y vibbo, esta última indica que, con respecto al año pasado, su portal ha anunciado un 45 por ciento más de vestidos de novia de segunda mano.

En 2016, Weddalia, especializada en compra y venta de vestidos de novia, explica que las ventas de vestidos de segunda mano ha crecido un 65% este año, una alternativa al vestido nuevo con la que “las novias ahorran una media de 63 por ciento” en este apartado, explica Jesús Martín, fundador de Weddalia.com.

La crisis ha provocado que el presupuesto para la celebración del enlace matrimonial se haya visto reducido, razón por la que, tras la boda, muchas mujeres “opten por vender el vestido o se decidan por uno segunda mano para celebrar su matrimonio”, indica Martín.

Vintage y grandes firmas

La principal razón que motiva a las futuras novias a dar este paso es que“encuentran vestidos que aún están en el catálogo de las grandes firmas, pero con descuentos medios del 63% por ciento, pudiendo llegar a estar rebajados hasta el 96 por ciento”, asegura Jesús Martín, y pueden encontrar más de 100 vestidos por menos de 6,000 pesos.

Los usuarios no solo buscan un ahorro en la compra del vestido de novia, también esperan encontrar vestidos de colecciones anteriores que les enamoraron y ya no están en tienda, piezas vintage o complementos de boda en los que es posible ahorrarse una media del 50 por ciento en relación al precio original.

Beatriz Torivio, responsable de Estudios de vibbo, comenta que las piezas “vintage o los complementos” forman parte de la búsqueda de los clientes, una compra con la que pueden ahorrarse hasta el “50 por ciento en relación al precio original”.

También puedes ver: 

La nueva tendencia de belleza es tener la cara llena de granos

Ashley Graham posa para “Sports Illustrated” otra vez

 
 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo