(none)

En voz de Ríos Piter: Ponerse en los zapatos del otro

Imaginen que son maestras o maestros de un pueblo marginado del sureste, donde la única oportunidad para progresar, es una plaza para enseñar, y prácticamente representa una forma de sobrevivir, de salir adelante, es más, de dejar a tus hijos un patrimonio.

Por

Imaginen que son maestras o maestros de un pueblo marginado del sureste, donde la única oportunidad para progresar, es una plaza para enseñar, y prácticamente representa una forma de sobrevivir, de salir adelante, es más, de dejar a tus hijos un patrimonio. Además, por muchos años, el gobierno y el sindicato se APROVECHARON de esto VENDIÉNDO los puestos de trabajo, y hasta OFRECIERON que se PUDIERAN heredar las plazas. ¿Cómo se sentirían si de repente alguien llega y les dice que esa plaza YA NO ES SUYA, y QUE van a tener que competir por ella? ¿Podrían imaginarse en esa situación? PUES HOY, en el centro del CONFLICTO entre maestros y gobierno por la REFORMA EDUCATIVA, está justamente ESTA CREENCIA SOBRE la posesión de las plazas y otros privilegios. Para poder resolverlo deberían ser CAPACES DE ponerse EN LOS ZAPATOS DEL OTRO, de no hacerlo, no se va a resolver ni este, ni ningún otro conflicto.

Loading...
Revisa el siguiente artículo