Lo que un niño debe llevar en su lonchera

Patricia Mendoza, nutrióloga del Centro Médico ABC, explica algunos puntos importantes que tienes que tener en cuenta para que los alimentos que prepares para el recreo en este regreso a clases sea suficiente y nutritivo.

Por ALEXANDRA ORTIZ

Lo que no debe faltar

En todas las comidas debe agregarse proteína, que es lo que nos da la saciedad. Puedes encontrarla en productos de origen animal, escogiendo principalmente los que no tengan mucha grasa, como huevo, jamón de pavo, atún en agua o queso panela, y tratar que el modo de preparación no conlleve freirlos o empanizarlos.

El lunch también es importante

Lo saludable y adecuado es comer 5 veces al día, incluyendo las colaciones intermedias, entre las que se encuentra el lunch de los niños, explicó la experta al asegurar que se le debe dar la importancia –más no la cantidad– que tiene el desayuno, la comida y la cena. “Un lunch saludable no require mucho tiempo y dinero sólo debes saber qué incluir”, aseguró.

Cuida el balance
Aunque la prioridad debe ser la proteína, hay que mezclarlo con verduras, como jitomate, pepinos o zanahorias y no sólo rellenar con jugos, galletas o frutas, que regularmente contienen una gran cantidad de azúcares y carbohidratos.  Una buena opción de lunch, aseguró la nutrióloga, son rollitos de jamón y queso acompañados de jitomate cherry.

Las bebidas
La nutrióloga recomienda fomentar el consumo desde edad temprana de agua natural, pues es importante que se acostumbren a ella. Si tu hijo no está acostumbrado o le desagrada su simpleza, puedes optar por preparar agua de limón, tratando de no endulzarla mucho. Otra opción es gregar al agua simples  rebanadas de frutas en rodajas que le pueden dar un toque de sabor que cambiará su opinión; prueba con naranja y frutos rojos, a los que también puedes añadirles hierbabuena o jenjibre.

Las porciones
“No come lo mismo un niño de primaria que uno de secundaria”, comentó Mendoza indicando que es necesario  buscar la proporción adecuada y que, en ese sentido, también  revela la importancia de que existan nutriólogos en las escuelas para que ayuden a los padres a cuidar esto. Debes tomar en cuenta lo que regularmente coma con su peso actual y el tipo de recipiente en que lleve la comida.

Sobre los jugos y  las frutas
Regularmente los nutriólogos no te aconsejarán beber jugos de fruta, ya sean naturales o industrializados. “Se necesita una cantidad muy grande de frutas para hacer un sólo vaso, y auque es importante consumirlas, la diferencia es la cantidad de fibra, que es lo que te da la saciedad. El jugo sólo te aporta el azúcar y el agua”, explicó asegurando que es mejor comerse una naranja en gajo que un vaso de jugo.

Respetar cantidades y horarios 

Mantenerse hidratado y comer a las horas establecidas es importante para los niños, pues te garantiza que tendrá los nutrientes necesarios para que se desempeñe bien en la escuela y crezca sano. De lo contrario, es muy probable que tu hijo llegue con más hambre a casa y tienda a comer más de lo necesario.

Cuestión de hábitos

Cuidar lo que come es muy importante, sobre todo porque ayudará a que esa rutina se convierta en algo normal para él evitando que busque estar “picoteando”. La experta aconseja cuidar que su comida para el lunch sea “atractiva, fácil de comer y que los nutra”. Si tu hijo no se llena con sus alimentos, complementa con otras opciones que coma durante el recreo como una bolsa pequeña de nueces. Sin embargo, no olvides que los niños también pueden tener antojos ocasionales; mientras la base de su alimentación sea la adecuada, no temas en dejarle que coma una golosina de vez en cuando.


TAMBIÉN PUEDES LEER:

Colores: aliados a la hora de estudiar  

Abecé para preparar un desayuno y lunch sanos

Conoce alternativas a tu computadora tradicional

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo