Alebrijes del IPN mezclan tecnología y tradición con fantasía

Estudiantes del IPN crearon a Coatlipoli y Poli Tlamatli, dos alebrijes interactivos con movimiento que participarán este sábado 22 de octubre en la décima edición del Desfile y Concurso de Alebrijes Monumentales del Museo de Arte Popular

Por:

El Instituto Politécnico Nacional (IPN) presentará en la décima edición del Desfile y Concurso de Alebrijes Monumentales, del Museo de Arte Popular, a dos seres fantásticos con los cuales celebrará el 80 aniversario de la institución y el centenario de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME).

Coatlipoli y Poli Tlamatli, como fueron nombrados, son el resultado de un proyecto creativo que inició en agosto y que buscaba dotar a estos seres fantásticos de interactividad, sonido, luz y movimiento, señalan los coordinadores tecnológico y artístico, el doctor Juan José Muñoz y Miguel Ángel Arias.

Los dos monstruos dinámicos, que desfilarán desde el Zócalo hasta el Ángel de la Independencia, nacieron de la mente de los coordinadores, quienes tomaron del escudo politécnico la serpiente que representaría al primer alebrije y las virtudes de la tortuga para el segundo. 

Desde adentro

Las dos figuras monumentales, que desplegarán 16 vistosos movimientos controlados inalámbricamente, luces y sonidos, están recubiertas con la cartonería y los colores tradicionales de los alebrijes, y fueron realizados por alumnos de la ESIME Zacatenco y Ticomán, ESIT, CICS y ESCA Santo Tomás, ESCOM, UPIICSA, ESIQIE, ESIA Tecamachalco y CECyT 10, entre otras escuelas del Instituto.

En el caso de Coatlipoli, que simbolizará el 80 aniversario del IPN, su coordinador tecnológico, Juan José Muñoz, actual responsable del taller de robótica y profesor del Departamento de Control y Automatización de la ESIME Zacatenco, comentó que el diseño se ideó a partir del escudo del Ins-tituto, que tiene a la serpiente que rodea a un matraz, el cual se transformó en la concha de un caracol para combinar ambos elementos.

“La serpiente moverá la cabeza, la boca y parte de la cola. También tendrá engranes que girarán dentro de la presen-tación”, explicó Muñoz.

Sobre Poli Tlamatli, representación de los 100 años de la ESIME, se eligió a la tortuga, la cual está provista de patas de cangrejo y pico de águila (por las Águilas Blancas, equipo de futbol americano de casa). “La tortuga retraerá la cabeza, simulará con sus aletas estar nadando y moverá su cuerpo como si estuviera dentro del mar. Para el caparazón se hicie-ron alrededor de 300 cortes, sólo para darle la forma”, comentó.

 TE RECOMENDAMOS LEER

Qué hacer el fin de semana en la Ciudad de México

Los alebrijes interactuarán con el público, pues el calor infrarrojo de los cuerpos a su alrededor accionará las partes de los míticos seres, que se acompañarán de luces y sonido. Todo, de manufactura politécnica.

Por primera vez las piezas emitirán sonidos gracias a la instalación de decodificadores de audio digitales, los cuales contendrán un playlist con sonidos de animales del mar y terrestres, además de composiciones de Manuel M. Ponce, Carlos Gardel, Dmitri Shostakóvich y Sergei Rachmaninoff.

Para la iluminación, los dos alebrijes estarán rodeados de cable electroluminiscente, luces led de RGB y luz ultravioleta, la cual ayudará a recargar, junto con el sol, a la pintura fotorecargable que el área artística empleará para darle color a las criaturas. El resultado de lo anterior será un espectáculo de luminiscencia. Además, se aplicará un barniz especial para alargar su vida.

TAMBIÉN PUEDES VER

 

Disfrázate y rueda en el paseo “Noche de muertos en bicicleta”

Loading...
Revisa el siguiente artículo