Misnebalam, un pueblo “fantasma" en México

Se habla de un monje que por las noches aparece en la iglesia del lugar

Por Notimex

El pueblo “fantasma” de Misnebalam alberga leyendas urbanas que llaman la atención de propios y extraños, quienes llegan a ese peculiar sitio, que alguna vez fue sede de una próspera comunidad henequenera y hoy prodiga historias sobrenaturales.

Misnebalam pertenece a la Subcomisaría de Santa María Yaxché y se encuentra en el kilómetro 17 de la carretera Mérida-Progreso, donde estuvo por muchos años una hacienda henequenera.

La Biblioteca Yucatanense contiene una publicación de 1927 con el título de “Constancias judiciales del atentado criminal cometido en la persona del ingeniero Don Fidencio G. Márquez”, el dueño original de la hacienda, el 22 de octubre de 1921, en el camino que conduce a la Estación de San Ignacio a la Hacienda Misnebalam.

En sus páginas se relata, a través de distintas declaraciones de los implicados, una historia de muerte y traición en los últimos años de la época dorada del henequén yucateco.

Según la Biblioteca Yucatanense, para 1921, Fidencio G. Márquez era el propietario de la finca Misnebalam, que en maya significa “cola de gato” o “cola de jaguar”, una próspera hacienda de entre muchas otras que protagonizaron el clímax económico que experimentó la península.

Un día, cuando Márquez recorría el camino blanco, o sac-beh en maya, que lo llevaba de San Ignacio a su finca, se vio en medio de un evento que traería desgracias para los involucrados.

El 22 de octubre, a mitad del recorrido, Márquez que iba con su hijo Fidencio y uno de sus trabajadores fue sorprendido por unos individuos que aparecieron en el camino. Luego de atacar y herir gravemente a Márquez los sujetos desaparecieron.

Como el propietario de Misnebalam era el objetivo de la agresión, sus dos acompañantes salieron ilesos y a pesar de la lejanía en la que se encontraban pudieron llevarlo de regreso a Mérida aún con vida y según los relatos logró sobrevivir.

En la actualidad los dueños de esa hacienda son Paulino Conde y José Pacheco, pero esta luce completamente abandonada, aunque en realidad, en su momento de auge llegó a estar habitada por 170 personas, según los censos hechos en la zona por el Instituto Nacional de Geografía e Informática (Inegi).

Aunque no existen bases para asegurarlo, decenas de notas y artículos aseguran que el pueblo fue abandonado debido a la constante aparición del fantasma de un niño llamado “Juliancito”, la cual es una de las principales leyendas que hoy rondan en el sitio.

Varias revistas y programas de televisión dedicados a lo paranormal han realizado trabajos sobre la historia de “Juliancito” y sus contantes apariciones.

También se habla de un monje que por las noches aparece en la iglesia del lugar, el cual viste una túnica negra y sube al techo de la iglesia, y ahí abre los brazos, así como voces y ruidos extraños, casas en donde no vive nadie, pero se prende la luz y otras muchas historias que se cuentan a todo aquel que llega al pueblo “fantasma”.

Todas estas historias y el hecho de que el sitio ha sido bautizado oficialmente como “fantasma” por quienes viven cerca ha provocado que el ayuntamiento de esta ciudad trabaje para incluirlo en la oferta de sitios que los visitantes pueden conocer en su estadía en la capital.

La directora de Turismo y Promoción Económica del ayuntamiento de Mérida, Carolina Cárdenas Sosa, señaló que trabajan con una cooperativa de colonos de Yaxché para establecer tres rutas que podrán recorrerse en bicicleta y una llegará al pueblo “fantasma”.

Otra ruta irá a un sitio arqueológico cercano a esa comunidad y la otra llevará al cementerio, por lo que el proyecto ofrece varias opciones a quienes acudan a ese lugar.

Detalló que diseñan la señalización para las rutas y en su primera fase sólo operará los fines de semana, aunque la idea es que la cooperativa pueda ofrecer los servicios a las personas que lleguen todos los días.

El plan también considera que los pobladores brinden alimentos y bebidas típicas de la región a los visitantes, pues se pretende impulsar el interés turístico y estimular la economía de los habitantes de esa localidad, expuso la funcionaria municipal.

“La realidad es que el sitio gana fama por los relatos y leyendas que han pasado de generación en generación y vamos a aprovechar esta oportunidad para incorporar formalmente al lugar a nuestra oferta turística a partir de este año”, resaltó.

TE RECOMENDAMOS

Con producción monumental, la CDMX tendrá su primer desfile de Día de Muertos

LO MÁS VISTO EN VIDEO

Loading...
Revisa el siguiente artículo