logo
Estilo de vida 16/02/2017

La autoayuda no ayuda: El engaño de la felicidad “instantánea”

Los libros de autoayuda no ayudan y, lo peor, tienen efectos perniciosos para la gente. Vean cuáles son.

Existen desde el siglo XIX y hace 16 años, se vendían 3,500 libros nuevos, según el estudio de la firma investigadora de mercado Simba. Actualmente, el negocio de la autoayuda, según Forbes genera 10 mil millones de dólares anuales en Estados Unidos.

Si es tan buena la autoayuda, ¿por qué parece solo dar beneficios a sus creadores? ¿Por qué cada año salen publicaciones con fórmulas infalibles que se convierten en fenómenos de la cultura pop como “El Secreto”? Basado en esas interrogantes, el profesor danés y doctor en psicología de la Universidad de Aalborg, Svend Brinkmann, comenzó a desentrañar los mitos de esa industria billonaria. Los resultados de su investigación se recogen en el libro “Stand Firm: Resisting the Self-Improvement Craze”, en el que muestra que los textos de autoayuda generan problemas de ansiedad, narcisismo y hasta depresión.

Metro habló con él sobre sus teorías.

¿Por qué si supuestamente los libros de autoayuda funcionan, hay un “boom” de nuevos libros cada año con soluciones “infalibles”, cuando, al final del día, solo alimentan una demanda insatisfecha?

Pienso que el hecho de que cientos de estos libros sean publicados cada año, es una prueba de que no funcionan. Si un libro de autoayuda realmente funcionara, no necesitaríamos de los otros. Ahora bien, según mi punto de vista, tal libro no va a existir porque la vida humana nunca es fácil, ni todos nuestros problemas pueden arreglarse. Así que estos libros solamente venden la ilusión al lector de que puede estar en control de su destino y lograr la felicidad, la salud y el éxito. Es una idea muy individualista que pone la responsabilidad del fracaso en la persona si no consigue sus objetivos.

 ¿Por qué los libros de autoayuda producen consecuencias perjudiciales?

Como yo lo veo, los libros de autoayuda no son el problema real. El problema está en una sociedad que se ha vuelto cada vez más individualista. Los libros de autoayuda son un síntoma de ese problema, ya que ellos le dicen al lector que puede arreglar sus problemas sin la necesidad de ayuda o relaciones humanas. Así que, si los problemas de la persona de insignificancia, soledad, depresión, etc. vienen de una sociedad individualista, entonces los libros de autoayuda luchan contra el individualismo con más individualismo, cosa que por supuesto, no funciona. La gente se vuelve infeliz cuando no puede vivir de acuerdo con las expectativas que plantean esos libros y se culpa a sí misma. Y por supuesto, esto las deprime más.