Quinceañeras cambian el Ángel por este parque japonés en Coyoacán

El parque La Pagoda es una de las nuevas sensaciones para las quinceañeras que buscan una foto memorable pero, ¿conoces su historia?

Por Notimex

El parque La Pagoda, mejor conocido como el parque japonés en la delegación Coyoacán, al sur de la Ciudad de México, se ha convertido desde su restauración en 2015, en el lugar predilecto de quinceañeras para obtener la tradicional fotografía del recuerdo.

Aquí, el sonido de las fuentes converge entre los cientos de disparos de cámaras fotográficas que captan el desfile de quinceañeras, acompañadas de sus variados chambelanes que las escoltan en cada una de las tomas.

Son los sábados los días favoritos de las adolescentes para decorar el verde del espacio con sus colores rojos, rosas, azules y amarillos pastel de los gigantes vestidos con los que apenas logran sortear las rocas y el pasto del parque.

Pamela acude con su hermana gemela y ocho chambelanes, y aunque un poco fastidiada de caminar y levantar el vestido para que no se arrastre en algunas partes de lodo, asegura que no le importó viajar una hora para llegar al lugar.

 

“Desde que me enseñaron las fotografías de lugar nos gustó a mi hermana y mí”, recalca mientras que Michel -otra joven que posa en diversas partes del parque- confiesa que le ofrecieron el Parque Hundido pero que decidió rechazarlo, “este me parece mejor por los puentes, me llama más la atención”.

 

La historia del parque 

Tras 30 años de abandono, el parque fue rehabilitado en 2015 con puentes, fuentes, espejo de agua y elementos del país asiático, un espacio que fue dedicado al exprimer ministro de Japón, Masayoshi Ohira con motivo de su visita a México en 1980.

“Es un buen lugar para nosotros, en especial de las diez de la mañana a las seis de la tarde por eso de la luz, además tiene elementos funcionales para la composición de la fotografía como el puente, el lago y la planta de bambú”, comenta Rosa Ruiz, fotógrafa de estudio.

[gallery ids="853898,853897,853896"]

Así, cada sábado el parque se convierte en el primer anfitrión de las jovencitas para presentarlas en sociedad y de una que otra pareja de recién casados que deciden compartir el escenario ante la mirada de los asistentes que solo querían disfrutar de la naturaleza.

TE RECOMENDAMOS LEER

A cuerpo abierto, lo que verás en la exposición “Our Body. El Universo dentro”

LO MÁS VISTO EN VIDEO 

Loading...
Revisa el siguiente artículo