Construían restaurante de comida rápida y encontraron restos romanos

Durante la construcción de una restaurante Mc Donalds, trabajadores hicieron un hallazgo histórico: restos romanos con miles del años de antigüedad.

Por EFE

La construcción de un restaurante de la cadena estadounidense de comida rápida McDonald's próximo a Roma ha permitido descubrir una ramificación de la via Apia de más de dos mil años de antigüedad.

En los restos romanos que exhibe el restaurante en Frattocchi (municipio de Marino, al sur de Roma) se pueden apreciar además las copias de tres cadáveres hallados junto a la via, explicó hoy a Efe una portavoz de la cadena estadounidense.

 


La calle, revestida por losas de piedra silícea sorprendentemente bien conservadas, tiene 45 metros de largo y más de dos de ancho, y fue descubierta a finales de 2014, cuando la conocida cadena de comida rápida preparaba la construcción de uno de sus locales.

El hallazgo arqueológico se encuentra bajo la estructura del restaurante y puede visitarse sin necesidad de ser cliente del mismo.

McDonald's se puso en contacto con la Superintendencia de Arquología del Ministerio de Bienes y Actividades Culturales italiano, y, tras la aportación de 300.000 euros (316.000 dólares) y casi tres años de trabajos, el "restaurante-museo" fue inaugurado el marte sobre la que es considerada una ramificación de la milenaria vía Apia Antigua, que cuenta con unos 2.300 años de historia.

"Esto es el testimonio de que modernidad y cultura antigua pueden convivir", declaró en un comunicado el administrador delegado de McDonald's Italia, Mario Federico.

Además de la calle, los visitantes a la estructura arqueológica pueden observar el molde de los tres cadáveres que fueron encontrados junto a la vía, y que según la explicación de Alfonsina Russo, superintendente de Arqueología de Roma, fueron sepultados cuando la calle ya no se utilizaba, alrededor del siglo II d.C.

El ingreso al área arqueológica es gratuito e independiente del acceso al restaurante y la zona cuenta con carteles explicativos, en italiano y en inglés, y con una versión y un itinerario para niños.

Pero también desde el interior del local se puede observar un trozo de la historia de Roma, ya que el restaurante está construido con un suelo de cristal que deja a la vista la milenaria calle y el molde de los esqueletos, ofreciendo un espectáculo poco común pero de un valor didáctico significativo

La calle se encuentra en la antigua ciudad romana de Bovillae, que era la primera localidad que se encontraba saliendo de Roma por la vía Apia, y ha podido ser conservada en buen estado gracias a que se dejó de utilizar y fue recubierta de terreno y vegetación.

 

TE RECOMENDAMOS LEER

Asaltan a director de la Filarmónica de las Artes en Circuito Interior

 

LO MÁS VISTO EN VIDEO

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo