Sabías que en México se encuentra la fábrica de cerveza más grande del mundo

Además beber cerveza con moderación puede traer algunos beneficios para la salud.

Por Erika Padron

La cerveza es una de las bebidas que más se disfrutan. Sin embargo, pocos saben que la fábrica de cerveza más grande del mundo se encuentra en México, en la ciudad de Zacatecas.

Dicha fábrica, perteneciente al grupo Modelo, tiene  más de 20 años y cuenta con una logística impresionante, así como una infraestructura de primera donde más de dos mil 400 personas trabajan día y noche en la elaboración  de la cerveza coordinados en tres turnos.

De esta forma, se envasan aproximadamente 16 mil botellas por minuto, es decir, 850 mil cartones al día de 14 marcas distintas, las cuales se exportan a más de 180 países.

Para lograr un producto de excelente calidad se tiene que cumplir un riguroso proceso así como seleccionar ingredientes naturales de primera con el propósito de lograr una cerveza con aroma que seduzca el paladar del consumidor.

 

El dato

45% de la producción de la fábrica que se encuentra en Zacatecas es para la exportación, mientras que el 55% restante se destina al mercado nacional

 

[gallery ids="858328,858325,858326,858327"]

 

Beneficios de la cerveza

La cerveza puede ser una bebida saludable si se consume con moderación.

• Su consumo adecuado puede reducir hasta 60% el riesgo de enfermedades crónicas.

• La cerveza es un valioso complemento alimenticio por sus vitaminas, minerales, hidratos de carbono, aminoácidos, fibras y bajo contenido de sodio.

• La ingesta moderada puede aportar entre 20 y 50% de las necesidades diarias de ácido fólico que el organismo necesita.

 

Los mitos

¿Cómo debe tomarse una cerveza?
— Estamos acostumbrados a que la cerveza entre más fría mejor, pero en realidad hay estilos que se nos antoja beberla a esa temperatura para que te refresque, pero no todas van a ser así, conforme vayamos aumentando en intensidad de tostado o grados de alcohol vamos a ir elevando un poco la temperatura para que vaya desprendiendo un poco los aromas que tiene, entre más fría esté, menos vamos a percibir los sabores y aromas ya que se adormecen las papilas gustativas.

Cervezas con más aromas se recomienda servirlas entre los 4 y 7°, las de más lúpulos a 8 y 11° y las más complejas, con más alcohol, con notas que nos recuerden a un vino, negras y densas se sirven entre 11 y 14° centígrados. Quizás esto se nos haga impensable en una cerveza, pero finalmente, será cuestión de gustos.

¿Por qué se “quema” la cerveza?
—  Tenemos la creencia que la cerveza se “quema” cuando la enfriamos y sacamos del refrigerador. Sin embargo, no es así, en la mayoría de la cervecerías cuando terminan de hacerla está fría, después se calienta en la pasteurización y muchas veces se guarda en cuartos fríos. Posteriormente, va a parar a las tiendas a temperatura ambiente.

Lo que sucede es que algunos compuestos de lúpulo en contacto con la luz del sol o de focos incandescentes desencadenan ciertos procesos químicos en su estructura y en cuestión de minutos genera un aroma como el azufre que nos recuerdan al de un zorrillo, por eso se le llama cerveza azorrillada, es decir, cerveza a la que le dio la luz y cambia de aroma.

Tampoco es buena traerla en una cajuela caliente durante ocho horas y después meterla a la hielera. Lo ideal es que se mantengan en frío o lejos de la luz. De ahí que vengan en botellas café o ámbar, ya que ese color bloquea los rayos ultravioletas que afectan al lúpulo, también la botella verde lo bloquea un 20%, pero la transparente no, para ello ya muchos usan algunos extractos de lúpulos donde se quita ese compuesto que choca con el sol.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo