Nuevo Jeep Compass, llévalo al extremo

Con capacidades reales 4X4, el Nuevo Jeep Compass de segunda generación mejora en calidad, maniobrabilidad, consumos y equipamiento, lo que lo pone en el segmento de las SUV como fuerte rival.

Por Publimetro

Con un viaje al estado de Texas, en Estados Unidos, Jeep presento a los medios especializados la segunda generación del icónico Jeep Compass. Ahora, este auto presume ser mexicano y de muy buena calidad, tanto en los materiales como en ensamble y manejo con respecto a la generación anterior.

Diseño

Por fuera percibimos las líneas de diseño más suaves y redondas que su anterior hermano, además de que la silueta y la presencia en general nos recuerda sin duda a su hermana mayor la Grand Cherokee. Incluso al verlo de frente, tanto la parrilla como los grupos ópticos son muy cercanos al estilo de diseño de la misma camioneta en mención.
Para la parte trasera, sucede lo mismo, el portón, calaveras y terminados no pierden un ápice en cuanto al ADN de que la firma incluye en sus modelos todo terreno desde el modelo que llegará más adelante denominado Renegade.

 

Equipamiento

Como debe de ser un vehículo moderno con todos los sistemas de seguridad disponibles y ya conocidos, la firma Jeep incluye en la Compass 2018 el Forward Collision Warning-Plus, que ofrece una respuesta al conductor aplicando los frenos bajo ciertas circunstancias para evitar un accidente potencial en caso de detención súbita, también lleva el LaneSenseDepartureWarning-Plus, un sistema que regresa mediante un pequeño movimiento del volante de dirección el auto al carril donde lo vamos conduciendo, incluso para las versiones más equipadas tendremos el Blind-Spot Monitoring and Rear Cross Path detection system o Sistema de detección de puntos ciegos y sistemas de detección de trayectorias cruzadas traseras.

Tren motor

La prueba de manejo consistió en trayectos de más de 250 kilómetros por autopistas en perfecto estado y la versión evaluada del nuevo Jeep Compass montaba el motor ya conocido de la familia Tigershark de seguinda generación de cuatro cilindros, 2.4L y 180 caballos de potencia, unido a una transmisión automática de nueve velocidades. También estará disponible para el Jeep Compass de entrada a la gama, una transmisión automática de seis velocidades.

La sensación de manejo es muy buena, sólida y no se acusan rechinidos ni vibraciones. Al momento de exigirle rebases o recuperaciones, tiende a ser un poco ruidoso el motor, pero nada que sea molesto. Los consumos observados fueron de 12.1 km/l en manejo combinado, nada mal para un auto que pesa más de mil 700 kilogramos.

Finalmente, el trabajo de los frenos es muy bueno, ya que éstos transmiten una buena sensación de detención y respuesta, y sólo mostrarán fatiga si abusamos de ellos en pendientes prolongadas.
Obviamente, Jeep Compass 2018 es un vehículo que está certificado (Trail Rated) para hacer 4X4 real, que dicho sea de paso, se rediseñó y ahora es más compacto, menos pesado,  con caja de transferencia y bloqueos para las cuatro ruedas y modo selectivo de hasta cuatro programas para hacer off-road profesional. Modo Arena, Lodo, Nieve y Roca.
La llegada de Jeep Compass 2018 a los concesionarios está prevista para el mes de agosto por un precio por definir.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo