¿El calor no te deja dormir? Te decimos cómo decirle adiós al insomnio

El calor no sólo nos afecta en el día, también por la noche debemos tomar ciertas prevenciones, para que no interrumpa nuestro descanso.

Por Viviana Ortiz
Getty images
¿El calor no te deja dormir? Te decimos cómo decirle adiós al insomnio

¿Han podido dormir bien o han sufrido insomnio en los últimos días?

El calor no sólo nos afecta en el día, también por la noche debemos tomar ciertas prevenciones, para que no interrumpa nuestro descanso.

Según contó a Publimetro el Doctor Reyes Haro Valencia, Director del Instituto Mexicano de Medicina Integral de Sueño, las temperaturas altas sí modifican nuestro sueño en la época de calor.

“Se recomienda que la temperatura promedio a la hora de dormir esté entre los 22 y 24 grados, ya que cuando estas se exceden, también se incrementa la temperatura corporal y la sudoración; lo que provoca que mucha gente se sofoque, esto se conoce como hiperhidrosis del sueño”

Ventilador de Torre
13” Holmes / 2 vel.
De $1,180.00(-66%)
a solo $399.00

El especialista también hizo énfasis en que el “aumento de la temperatura provoca sudor en muchas personas y con ello una molestia que los hace despertar continuamente, por lo que disminuye la calidad de sueño”.

Asimismo, Reyes Haro explicó que despertamos en varias ocasiones durante la noche, pero con las altas temperaturas se vuelven más frecuentes.

“Tenemos varios despertares en la noche, después de soñar se cumple un ciclo y despertamos nuevamente, pero cuando se presenta a temporada de calor en cada despertar hay dificultad para dormir”

El Director del Instituto Mexicano de Medicina Integral de Sueño también explica que es muy importante prestar atención en los menores y no cubrirlos en exceso a la hora del descanso.

“Los niños también son afectados por el calor. Debemos tomar en cuenta que durante la tercera etapa de sueño, ellos crecen, eso hace que hace que se muevan, por lo que se “descobijan”; eso les preocupa mucho a los papás debido a que creen que les puede dar frío. Sin embargo con este clima no hay que cubrirlos en exceso, se debe usar ropa de cama ligera y una pijama adecuada”

Recomendaciones

Mantenernos hidratados es una de las principales recomendaciones para el verano, sin embargo, tomar agua antes de dormir no es lo mejor.

“La hidratación debe ser durante el día, antes de dormir sólo se debe beber un vaso de agua, ya que esta aumenta la sudoración, además hay retención nocturna de líquidos y eso hace que la gente se levante al baño; si nos despertamos por cualquier motivo más allá de los motivos naturales, el volver a dormir se dificulta”

Algunas otras

  • Usar sábanas de algodón
  • Cenar ligero
  • No consumir cafeína por la noche
  • Ventilar el espacio donde se duerme
  • Usar pijama de algodón
  • No dormir con los pies cubiertos

Las consecuencias de no dormir bien

“El no dormir bien nos hace más lentos, afecta la memoria y el estado de animo, lo que nos hace más propensos ha desarrollar depresión o ansiedad; y al mismo tiempos aumenta la posibilidad de presentar dolores en la nuca, cuello, espalda u otras partes del cuerpo”, explica Reyes Haro

Pero no es lo único, el mal dormir también tiene consecuencia a largo plazo:

“Trae trastornos alimenticios, debido a que consumimos más calorías para mantenernos en estado del alerta y eso nos lleva al sobrepeso”

Según nos cuenta el Director del Instituto Mexicano de Medicina Integral de Sueño “durante las horas más profundas del sueño producimos la hormona de la saciedad, por lo que el que duerme menos la produce menos; esto hace que comamos, que subamos de peso y finalmente nos lleva al trastorno de sueño más atendido que es el roncar”

Otros efectos del mal dormir son:

  • Afecta nuestro sistema inmune por lo que las enfermedades comunes afectan más
  • Acelera enfermedades de origen crónico
  • Aumenta el colesterol
  • Desarrolla diabetes si hay antecedentes

¿Cuánto hay dormir?

  • Adultos: 7 horas
  • Adolescentes: 9 horas
  • Niños: recién nacidos de 18 a 20 horas; a partir del año 12 horas y dos siestas; de 2 a a 3 años 12 horas con una siesta y en la edad preescolar duermen de 10 a 11 horas sin siestas
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo