La manzana, gran aliada para combatir la obesidad infantil

Este padecimiento es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI

Por: Publimetro México
Especial
La manzana, gran aliada para combatir la obesidad infantil

Según reportes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los altos contenidos de azúcar en la alimentación de los niños y la falta de ejercicio pueden desarrollarles obesidad, siendo este uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI.

Asimismo la OMS ha resaltado que los niños obesos y con sobrepeso, tienden a tener más probabilidades de padecer diabetes y problemas cardiovasculares en más temprana edad.

En México es un problema prioritario, ya que nuestro país, ocupa el lugar número uno de sobrepeso con el 32.8% en su población infantil, superando a Estados Unidos.

Existen diversos factores que desencadenan estos padecimientos, pero el principal son los malos hábitos de alimentación; los menores consumen una excesiva cantidad de azúcar, no sólo en caramelos y dulces también en alimentos que contienen “azúcar añadida” como: galletas, pasteles, jugos artificiales, helados, entre otros.

“La diabetes es un problema de salud mundial (pandemia), y en los últimos años la tasa de incidencia ha ido en aumento, el incremento de ésta enfermedad se ha extendido en la población general muy similar a la obesidad con quien guarda una relación directamente proporcional. El punto principal de la obesidad infantil en México, no es que alimentos se tienen que consumir, sino cuales son los que tenemos que restringir de la dieta, es decir, limitar la frecuencia de su consumo. Además de tener siempre una actividad física, buenos hábitos y sobre todo, una buena alimentación en donde podamos agregar frutas frescas de temporada como las manzanas”, señaló Miguel Ángel Montes, Nutriólogo del Hospital DioMed.

Las ventajas de la manzana

Una gran aliada para el cuidar la alimentación de los niños es la manzana por ser una fruta muy completa, de hecho, es por eso que muchos pediatras la recomiendan como primer alimento a partir de los seis meses de edad.

  • Aporta potasio, fósforo, fibra, calcio, sodio, magnesio, hidratos de carbono, hierro y vitaminas A, B, C y E
  • Un 85% de su composición es agua, convirtiéndose en un alimento muy refrescante e hidratante
  • Por su contenido en azúcares naturales (fructosa, glucosa y sacarosa) es fácil asimilar para el organismo

¿Cómo cuidar la alimentación de los niños?

  • Mantener un equilibrio entre la calidad y cantidad del azúcar de los alimentos que forman parte de la dieta habitual
  • Tener una dieta equilibrada y nutritiva, esto no es tan difícil sólo es cuestión de elegir y tener siempre disponibles en casa, alimentos que contengan carbohidratos saludables
  • Evitar alimentos con azucares añadidos
  • Ser un buen ejemplo a seguir, ya que ellos observan los hábitos de nuestra vida diaria y practicar costumbres sanas

También te puede interesar:

Loading...
Revisa el siguiente artículo