Árbol de palo azul, posible cura contra el cáncer de mama: según estudio

El proyecto está en sus primeras fases

Por Publimetro México

 

La doctora Martha Elena Cruz Soto, docente de la Universidad del Valle de México, así como investigadores de la UNAM y del CINVESTAV del IPN en Querétaro, realizan estudios del palo azul, un árbol típico de este estado de la república mexicana, con el que buscan erradicar el cáncer de mama en mujeres.

La docente de UVM Campus Querétaro y sus colegas, detectaron que de la corteza de este árbol se pueden extraer moléculas con actividad biológica, algunas de las cuales son Isoflavonoides, las cuales han demostrado tener una actividad terapéutica en diferentes tipos de células bacterianas o tumorales.

Asimismo, la especialista explicó que el palo azul se funcionalizó con nanopartículas de silicio, las que fueron probadas en células tumorales de cáncer de mama.

“¿Por qué elegimos el cáncer de mama?, por dos razones, la primera es porque a nivel de género, el cáncer de mama es el que más muertes causa en nuestro país y en el mundo, en mujeres de 45 a 65 años de edad y se ha comenzado a detectar en mujeres de entre 20 y 25 años. Debido a su magnitud, este padecimiento se convierte en uno de los principales problemas de salud pública en México y de la mayoría de los países en vías de desarrollo”, comentó Cruz Soto.

La segunda causa por la que el grupo de especialistas decidió utilizar células de cáncer de mama, es porque la estructura química del Isoflavonoide es importante para identificar mecanismos de acción que promueven la proliferación de células tumorales, “entonces, ahí teníamos la evidencia de que estas moléculas pueden tener efecto terapéutico contra el cáncer de mama”, señaló la docente de UVM Campus Querétaro.

De acuerdo con la especialista, para reducir la morbi-mortalidad por cáncer de mama, es importante desarrollar mejores estrategias en su detección y tratamiento, así como buscar compuestos que permitan detener la proliferación celular tanto en modelos in vitro como in vivo.

Al respecto, los compuestos del árbol de palo azul pueden ser idóneos para actuar ya sea como inhibidores de la aromatasa, antagonistas o como moduladores selectivos de los receptores estrogénicos (SERMs).

La mezcla de compuestos de tipo flavonoides del palo azul, puede detener la actividad proliferativa de células de cáncer de mama, ya sea mediante inhibición de la aromatasa, como antagonista o como SERM, debido a su estructura química. Para aumentar la biodisponibilidad en las células, los investigadores proponen el uso de nanopartículas de sílice, ya que éstas pueden ayudar a cruzar las barreras biológicas de la célula.
Una vez que las nanopartículas funcionalizadas se vieron en cultivos celulares de cáncer de mama, observaron que éstas efectivamente tienen tamaño muy pequeño, están alrededor de los 50 nanómetros y han entrado a la célula tumoral; los Isoflavonoides además de tener actividad terapéutica florecen al PH celular,

“Logramos ver con microscopía confocal, que las nanopartículas entran a la célula y vimos la florescencia dentro de la célula. Esto ya lo tenemos publicado en un artículo internacional y es parte de una tesis de doctorado, los trabajos que estamos haciendo en este momento son para ver si realmente puede disminuirse la proliferación de las células tumorales in vitro, para posteriormente utilizar esto en un modelo in vivo”, comentó Cruz Soto

Hasta el momento el proyecto de palo azul está en sus primeras fases. “Posteriormente, si tenemos los resultados esperados, haremos una evaluación ante la COFEPRIS para que se nos permita hacer estudios con pacientes”, manifestó la bióloga.

El medicamento de este estudio se convertirá en una inyección, porque se tiene que suministrar una dosis importante de nanopartículas funcionalizadas a través de una inyección, tanto en el modelo animal como a nivel clínico.

“Prácticamente la inyección va directa a la circulación sanguínea, obviamente como es un efecto a largo plazo, porque lo que se pretende es que las células tumorales dejen de crecer o dejen de proliferar, serán efectos que se verán a la semana, al mes o a los dos meses; la idea de esto no es eliminar los tratamientos quimioterapéuticos, porque esto no es favorable para el paciente, la idea de tratamientos de este tipo es que sean coadyuvantes y que pueda reducir el tratamiento de quimioterapia, lo cual sí favorece muchísimo en la calidad de vida del paciente”, indicó.

Una vez que se tengan claros tanto los ensayos in vivo, el siguiente paso será buscar una empresa farmacéutica que apoye el proceso de análisis para la estructuración del compuesto del medicamento como tal, los excipientes que debe llevar, la formulación y hacer algunos ensayos para que ningún otro componente de esta formulación cause daño al paciente o bien, que ningún otro componente de la formulación disminuya el efecto terapéutico del palo azul.

Finalmente, la doctora Cruz Soto agregó que los estudios de quimioterapia son muy caros, costosos y tienen una gran cantidad de efectos adversos para el paciente, por eso es importante buscar otras formas de ayudar a los pacientes.

“Yo estoy muy interesada en estudiar el cáncer que es dependiente de hormonas, en este caso, una parte importante del cáncer de mama es dependiente de estrógenos y los Isoflavonoides del Palo Azul han demostrado tener potencial antiestrogénico, de ahí es que derivamos el interés por los Isoflavonoides del Palo Azul”, manifestó la docente de UVM Campus Querétaro.

También te puede interesar:

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo