Que el regreso a clases no te agarre desprevenido

El nuevo ciclo escolar al que ingresará tu hijo no es cualquier cosa; requiere planificación. De lo contrario, gastarás más de lo que pueden soportar tus bolsillos debido a la poca previsión. Aquí algunas recomendaciones que te podrían servir para que el pequeño de la casa inicie con buen pie el próximo periodo académico

Por Maryelin Reyes Bautista

Enlista los gastos

Toma una hoja –digital o convencional– y anota todo lo que necesita tu hijo para iniciar un nuevo año escolar. Esto te dará claridad al momento de sumergirte en los pasillos comerciales y a medida que compres sabrás qué útiles tienes y cuáles te faltan. Si eres un poco más detallista, a esos elementos anotados podrías agregarle un precio estimado a través de consultas online para tener un estimado de cuánto será el monto que vas a invertir.

Ahorra

De cada quincena saca un porcentaje de dinero para el regreso a clases de modo que cuando llegue el momento de comprar ya tengas un ahorro y el golpe económico sea menor; así no tendrás que desembolsar todo de repente y en un sólo momento. Reducir algunos gustos y salidas durante esta época te podría ayudar bastante a lograr este objetivo.

Compra con anticipación

Ir a comprar los útiles escolares una semana antes del ingreso a clases será todo un tormento. Además de encontrarte con todos aquellos padres que también dejaron este pendiente para última hora, no realizarás una compra serena sino que la masividad de personas en los principales centros comerciales provocará en ti el deseo de comprar rápido y por consiguiente harás una compra inconsciente y verás los diferentes precios al vapor. Si compras con tiempo será poco probable que te arrepientas de haber comprado algún articulo pues todo lo que selecciones será verdaderamente necesario.

Aprovecha las ofertas

Cada año los útiles escolares son más costosos. Si buscas bien –el Internet puede ayudarte mucho– encontrarás buenos precios. No todo está caro; hay tiendas que tienen ofertas que se podrían ajustar a tu presupuesto y más si vas a comprar al por mayor tomando en cuenta que tienes varios niños que ingresarán a un nuevo periodo escolar.

Reusa todo aquello que aún sirva

Si tu niño aún conserva objetos útiles para el regreso a clases, como calculadoras, marcadores o alguna pieza de su atuendo escolar, te sugerimos que lo reuses. No es necesario volver a comprar cosas que están en perfectas condiciones. Con esta práctica, además de economizar recursos, también enseñarás a tu hijo la importancia de la austeridad y de valorar lo que se le ha comprado en años anteriores.

Loading...
Revisa el siguiente artículo