Estos son los 10 pueblos más mágicos de México

En México 111 pueblos han sido nombrados como mágicos por sus tradiciones, costumbres, arquitectura y atractivos naturales ¡Conócelos!

Por Miguel Ángel Bravo
Foto: Visit Mexico
Estos son los 10 pueblos más mágicos de México

La riqueza cultural de México se ve reflejada en la diversidad de sus pueblos. Ya sea por su arquitectura, costumbres, atractivos naturales, tradiciones ancestrales o por su historia, en nuestro país el misticismo y la belleza son parte de la vida diaria.

En la actualidad, 111 pueblos son denominados como 'mágicos' por la Secretaría de Turismo, su unicidad y riqueza los ha puesto en el mapa como verdaderas maravillas que merecen ser visitadas.

Del mar a la montaña, estos pueblos tienen todo tipo de climas, paisajes, tradiciones y… ¡hasta idiomas!, de forma que el viajero puede conocer 111 comunidades totalmente diferentes pero que están unidas por conformar el gran mosaico cultural de México.

Como es casi imposible que el viajero conozca todos los pueblos mágicos de México, aquí una selección de aquellos que realmente merecen ser visitados por ser únicos en su tipo:

1.- Real de Catorce, San Luis Potosí

En este pueblo el tiempo parece haberse detenido desde el siglo XVIII. A tres horas de la capital del estado, Real de Catorce es la mezcla de la cultura huichol y de los aires de bonanza minera que un día lo poblaron, por eso sus empedradas calles y antiguos edificios son el escenario perfecto para leyendas e historias mágicas.

Entre los atractivos a visitar están el Túnel Ogarrio, el cual es único en su tipo con una longitud de 2 mil 300 metros; Antiguo Panteón de San Fernando, lugar famoso por sus historias y la arquitectura de sus tumbas; el Pueblo Fantasma, el cual alberga edificaciones abandonadas en el desierto; y el Cerro Quemado, montaña más sagrada del territorio huichol llamado Wirikuta.

Real de Catorce Foto: Cuartoscuro

2.- Huasca de Ocampo, Hidalgo

Si de experiencias mágica hablamos, Huasca de Ocampo es un pueblo único. Esta pequeña localidad es el lugar de un sinfín de leyendas sobre apariciones de duendes tanto que tiene hasta un Museo dedicado a estas criaturas, asimismo, la riqueza minera que alguna vez tuvo le dejó como testigo una de las haciendas más bellas del país, la de San Miguel Regla.

Otro de los lugares imperdibles son los primas basálticos ubicados a unos cuantos kilómetros de este pueblo mágico, este fenómeno de la naturaleza son columnas geométricas de piedra volcánica que ornamentan las paredes de la barranca de San Miguel la cual es bañada por cuatro cascadas. Las formaciones son tan únicas que sólo en Inglaterra y en este lugar pueden observarse.

Huasca de ocampo Foto: Cuartoscuro

3.- Bacalar, Quintana Roo

Historias de piratas y una laguna de siete colores son los pretextos suficientes para visitar este destino paradisiaco. Ubicado a menos de una hora de Chetumal, en Bacalar los colores de su laguna deleitan la pupila del visitante al ir del violeta a diversos tipos de azul. De igual manera, su forma permite poder sumergirse en ella a través de kilómetros de orilla enfrente del pueblo y de lugares totalmente naturales.

El pueblo mágico es también sede del Fuerte de San Felipe, construido en 1725 por Antonio de Figueroa y Silva, este castillo sirvió como defensa del estado ante la llegada de colonizadores ingleses y piratas holandeses. Al estar en la Península de Yucatán, Bacalar es también heredero de la milenaria cultura maya al estar rodeado de ruinas arqueológicas y cenotes de gran belleza natural.

Bacalar Foto: Cuartoscuro

4.- Tepoztlán, Morelos

Un pionero de los pueblos mágicos en el centro del país, sin lugar a dudas, es Tepoztlán. Ubicado en un valle rodeado de dramáticos acantilados y muy cerca de la Ciudad de México y Cuernavaca, Tepoztlán es uno de los destinos predilectos de los habitantes del centro del país. Este pueblo mágico es famoso por el misticismo que le rodea, ya sea por sus tiendas esotéricas, su oferta en ceremonias de temascal o por su solitaria pirámide en la cima del Cerro del Tepozteco desde donde la vista del valle le quita el aliento a cualquiera.

Además, Tepoztlán cuenta con uno de los ex conventos más antiguos en la historia de México, el de la Virgen de la Natividad el cual tiene frescos de que relatan la vida del pueblo en el siglo XVI. Cabe destacar, que este pueblo es conocido por ser uno de los lugares de avistamientos de OVNIs por lo que cualquier poblador podrá asombrarte con una historia de este tipo.

Tepoztlán Foto: Cuartoscuro

5.- Pátzcuaro, Michoacán

Muerte y agua. Pátzcuaro en temporada de Día de Muertos pareciera la entrada al inframundo lleno de velas, flores de cempasúchil, y una laguna en cuyas orillas se asentó una de las culturas milenarias de México: los purépechas.

Visitar este pueblo mágico y sus alrededores sin observar un atardecer sobre su lago es nunca haberlo conocido, asimismo el tomar una lancha y cruzar a la isla de Janitzio desde cuya cumbre, adornada por una estatua monumental de José María y Morelos, la vista del lago es imponente.

Por su gastronomía,  su herencia purépecha, sus tradiciones, sus iglesias antiguas, sus calles y sus leyendas relacionadas con sus lagos y volcanes esta región de Michoacán no sólo es única, es bien merecedora del término 'mágico'.

6.- Mazunte, Oaxaca

El mar siempre tendrá un aire de misticismo no importa desde que punto del territorio mexicano se vea, pero en Mazunte, este inunda cada esquina, cada playa y cada montaña que súbitamente se mete al océano a nadar. Aquí la sierra y el mar se juntan para crear playas de suave arena las cuales han presenciado por siglos la llegada de tortugas marinas para desovar.

Este pueblo es la residencia del Centro Mexicano de la Tortuga desde donde se protege, observa y estudia a este reptil. Caminar por sus playas vecinas es encontrarse con paraísos casi vírgenes donde la vegetación exuberante y fauna silvestre podría dejar en ridículo a cualquier zoológico. No se puede ir a Mazunte sin observar un atardecer desde Punta Cometa, cerro que sobresale de la costa y desde cual se puede tener una vista completa del océano.

Mazunte Foto: Cuartoscuro

7.- Cuetzalan, Puebla

Enclavado en la Sierra Norte de Puebla, Cuetzalan es una joya rodeada de gran exuberancia natural. Sus calles empedradas con grandes pendientes serpentean entre el cerro y la neblina haciéndolas un escenario de ensueño. Su parroquia principal de estilo gótico sobresale de forma imponente del paisaje, así también la Iglesia de lo Jarritos, la cual está rodeada de un cementerio único en su tipo.

La influencia indígena en Cuetzalan es notoria en todos los aspectos de su vida. En el mercado de trueque, en la danza de los voladores en su zócalo, en su gastronomía, en los lugares de medicina naturista y en el hablar de sus habitantes que se comunican en totonaco y nahuatl.

Los alrededores de este pueblo mágico se caracterizan por la existencia de cuevas ideales para practicar la espeleología, imponentes cascadas y zonas arqueológicas de la cultura totonaca.

Cuetzalan Foto: Visit Mexico

8.-Comala, Colima

Este pueblo tiene una magia tan palpable que el mismo Juan Rulfo decidió inmortalizarlo en su libro Pedro Páramo. Sus portales son un ejemplo de la excelencia en la gastronomía de la región y sus casas coloniales el recinto perfecto para disfrutar de restaurantes, bares y hoteles. Sus alrededores se caracterizan por sus lagunas, campos y montañas.

Al norte de Comala se puede divisar el Volcán de Colima, el volcán más activo de México, y en cuyos pueblos aledaños se puede apreciar la fuerza de este gigante. La Hacienda de San Antonio casi en la frontera con Jalisco es un imperdible de esta región para poder ver este fenómeno de la naturaleza.

Comala Foto: Cuartoscuro

9.- El Fuerte, Sinaloa

La leyenda de Don Diego de la Vega, mejor conocido como 'El Zorro', nació en este pueblo mágico. Su nombre y fama se la debe a este personaje que presuntamente vivió en el Fuerte de Monstesclaro y luchó contra las injusticias del gobierno virreinal. Actualmente, es posible visitar este lugar el cual fue convertido en un hotel y en donde se pueden escuchar diversas historias de este héroe.

Asimismo, El Fuerte es una de las paradas que no se debe el viajero perder del Ferrocarril Chihuahua-Pacífico o  Tren Chepe, una joya turística del noroeste de México que lleva a pasajeros de Los Mochis a Chihuahua cruzando por las imponentes Barrancas del Cobre y la Sierra Tarahumara.

Sinaloa Foto: Visit Mexico

10.- San Cristobal de las Casas, Chiapas

La riqueza étnica de San Cristobal de las Casas, sus calles, iglesias y población hace de este pueblo uno de los mejores lugares para visitar en México. Su gran arraigo indígena expresado en sus tradiciones únicas la convierten en una de las ciudades más románticas del país. Al recorrer el centro de la ciudad, el viajero podrá dar la vuelta en una esquina y sorprenderse al encontrar un arco, un templo o una bella casona.

Lo que se debe visitar en San Cristobal: Iglesia de San Cristobal, Museo del Ámbar, Templo de Santo Domingo, el de la Virgen de Guadalupe, sus ándadores, Palacio Municipal, entre otras.

No se puede visitar San Cristobal sin conocer a su población indígena la cual elabora artesanías de gran valor artístico, así como textiles y grandes tradiciones como la Feria de la Primavera y de la Paz que se celebra en Semana Santa. No olvidar recorrer sus pueblos vecinos como Zinacantán y San Juan Chamula para conocer el verdero corazón indígena de Chiapas.

San Cristobal Foto: Visit Mexico

También puedes leer:

 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo