Esto tardan en degradarse los adornos de Navidad

Muchos de los adornos que utilizamos en la Navidad se pueden reutilizar para el próximo año y así ayudar a disminuir la contaminación ambiental

Por Ivan Zuñiga
Muchos adornos tardan hasta mil años en desintegrarse - Foto: Cuartoscuro
Esto tardan en degradarse los adornos de Navidad

Se acercan las festividades de fin de año, y con ello miles de casas de todo el país ya se encuentran decoradas para recibir la Navidad, el Año Nuevo y a los Reyes Magos, sin embargo, una vez terminadas las fiestas, muchos de estos adornos se van a la basura ocasionando un grave problema ambiental.

Y es que, es común que terminadas las fiestas de fin de año, el árbol, las luces, las esferas rotas y demás adornos que ya no servirán el próximo año son enviadas al basurero, pero muchos de ellos dañan considerablemente al medio ambiente pues sus elementos llegan a durar cientos de años en los tiraderos.

Muchos adornos de esta temporada están fabricados con plástico, que una vez en los basureros duran hasta mil años.

Luces navideñas tardan hasta un millón de años en desintegrarse

Aunque existen pocos estudios sobre este tema, algunos cristales en las luces navideñas se estima que tienen una vida de hasta un millón de años.

Al plástico y los cristales de los adornos se agregan los metales, por ejemplo de las luces que en el medio ambiente persisten hasta más de 60 años si fueron hechos con latón o cobre, mientras los de aluminio tienen una vida de 200 años.

Árboles de plástico tardan más de 4 siglos

De acuerdo con especialistas de la Universidad Politécnica de Madrid, los árboles de plástico contribuyen a generar residuos muy difíciles de eliminar. Si una botella de plástico se estima que tarda en degradarse más de cuatro siglos, un gran árbol de navidad de plástico tardará más.

La ventaja es que podemos guardarlo tras las fiestas y usarlo de un año para otro durante media vida.

Esferas de cristal tardan 4 mil años en degradarse

Las esferas son de los adornos más bellos en está época, sin embargo, el vidrio del que están hechas tarda hasta cuatro mil años en degradarse, la ventaja con este material es que se puede reciclar, por lo que su impacto ambiental se puede prevenir.

Adornos de unicel

Estos adornos también son muy comunes en esta época, pero el unicel del que están hechos es altamente contaminante porque no se puede reciclar, su degradación tarda unos mil años, aparte su fabricación produce sustancias tóxicas que destruyen la capa de ozono,  mismas que comemos y son cancerígenas.

Ante esta situación, Planet Ark, un grupo ambientalista con sede en Sydney, Australia, ha iniciado una cruzada para aminorar el impacto en el medio ambiente causado por esos adornos.

Reconoce que estudios especificos sobre los efectos de esos adornos una vez que se vuelven basura son realmente pocos, pero la amenaza que representan se obtiene de la duración de sus componentes individuales una vez deshechados.

Recomienda que las luces nunca se vayan con el conjunto de la basura, sino que se reciclen con empresas que reciben metales o equipos electrónicos.

También sugieren adquirir adornos que puedan emplearse más de una vez, y hace ver que usar de nuevo adornos antiguos remite al sentido de familia a través del tiempo, y otra forma es cambiar adornos con amigos y familiares.

Campaña "Sin moño y Sin bolsita" busca disminuir basura en CDMX

Recientemente la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México, implementó la campaña "Sin moño y Sin bolsita", la cual busca evitar que las personas envuelvan sus regalos de Navidad con moños y en bolsa metalizadas debido a que al contener elementos químico y unicel ya no pueden ser reciclados

En México durante la temporada de fiestas decembrinas, la cantidad de basura aumenta 35% por el uso de platos y vasos desechables, así como de envolturas y moños.

En promedio cada habitante de la CDMX produce  30% más de basura.

Cada año, la CDMX destina tres mil millones de pesos de nuestros impuestos al manejo de nuestros residuos. Estos recursos se emplean en el barrido, recolección, transporte, selección, compostaje y disposición final de los desechos.

"Este fin de año, piensa bien tus compras, y por favor no envuelvas tus regalos y  no les pongas moños, nos vamos a ahorrar recursos naturales y produciremos menos residuos", dijo la Sedema

Con información de Notimex

TAMBIÉN PUEDES LEER

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo