Albañiles celebran 3 de mayo entre mezcla y albures

Cada 3 de mayo, los trabajadores de la construcción celebran su día

Por Marisol Orta

Este 3 de mayo se celebra el Día de la Santa Cruz, que de acuerdo con datos históricos data del siglo XVI, cuando Juan de Grijalva nombró Isla de la Santa Cruz a Cozumel.

Aunque en un principio se usó para imponer a los indígenas a la visión católica, y terminar con la veneración a Tláloc, esta festividad se vinculó con los albañiles y los trabajadores de la construcción.

Es común en esta jornada, que los albañiles coloquen una cruz de madera, adornada con flores, en lo alto de la edificación; se oficie una misa, degusten platillos mexicanos y sirvan pulque o beban cervezas.

Es el momento ideal para que toda la familia de la construcción se reúna: macuarros, albañiles, “maistros”, arquitectos e ingenieros conviven y festejan por la buena salud de su trabajo.

Los albañiles y el albur

Para Alfonso Hernández Hernández, “hojalatero social” e investigador del Centro de Estudios Tepiteños, los albañiles tomaron su fama alburera a través del cine.

“Ese y todos los oficios tienen su argot, caló, jerga y código alburero propio de sus herramientas y manualidades…”, detalló con un dejo de doble sentido en su respuesta.

Afirmó que el albur más socorrido entre albañiles es: “más mezcla o le remojo los adobes”.

Para el especialista del “Barrio Bravo”, es común que los macuarros digan piropos, algunas veces de mal gusto, a “damas que pasan frente a la obra”.

Respecto a si valen frases vulgares, Alfonso Hernández señaló que “para que los piropos de los albañiles sean festivos, por muy creativos que sean, tienen que ser prosaicos…”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo