Descubre cómo usar el bicarbonato para curar las aftas bucales

El compuesto es ideal para hacer un enjuague que acelere la sanación de estas lesiones.

Por María Fuenmayor

Las aftas bucales, conocidas también como úlceras, postemillas o llagas, son pequeñas y dolorosas lesiones que algún momento se presentan en la boca  de una persona y pueden causar inconvenientes para comer o hablar. Afortunadamente, estas pueden tratarse fácil y efectivamente con ingredientes naturales entre los que destaca el bicarbonato de sodio.

¿El bicarbonato con limón es efectivo para tratar la acidez estomacal?

Esta combinación se utiliza para muchos fines medicinales.

¿Cómo usar el bicarbonato para curar las aftas bucales?

Aunque estas no suelen ser un motivo para visitar al médico y la mayoría se sanan con el paso de los días, son muy molestas; por ello, lo ideal es acudir a pequeños cuidados en el hogar que aceleren su desaparición.

En el caso del bicarbonato, este se puede utilizar para tratar las aftas de forma rápida como un enjuague bucal. De acuerdo a la Clínica Mayo, es una de las preparaciones en casa puede aliviar y ayudar a curar.

Para prepararlo, solo necesitarás:

  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • ½ taza de agua tibia

Una vez que tengas los ingredientes, solo debes añadir el compuesto al vaso de agua y mezclar hasta que se disuelva totalmente. Luego, toma la mezcla tibia y enjuágate la boca con el líquido de dos a tres veces al día.

Es importante recordar que aunque la preparación es sumamente eficaz para quitar las llagas, solo debe usarse diluido y nunca aplicar directamente el polvo sobre la herida porque provoca un intenso ardor.

Causas y prevención de las aftas

Si bien aún no se tiene precisión sobre los desencadenantes de las aftas, lo normal es que una persona las tenga en varias ocasiones de su vida.

Según la Clínica Mayo, algunas causas suelen ser estrés, cambios hormonales, la bacteria helicobacter pylori, alergias, lesiones en la boca, algunos alimentos, deficiencias nutricionales o productos de higiene bucal con lauril sulfato de sodio.

Asimismo, estas pueden evitarse siguiendo algunas sencillas medidas como:

  • Disminuye el consumo de alimentos irritantes de la mucosa bucal como algunas especias, papas fritas, nueces, frutas ácidas, comidas saladas, entre otros
  • Mantén una alimentación balanceada al ingerir una buena cantidad de frutas, cereales y verduras
  • Recuerda mantener una buena higiene dental al cepillarse después de comer y usar hilo dental. Igualmente, evita productos que contengan lauril sulfato de sodio.
  • Intentar manejar el estrés al implementar la meditación y otras técnicas de relajación

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo