logo
Asegúrate que el agua que toman tú y tu familia esté realmente purificada para evitar daños futuros en la salud. / DreamstimeAsegúrate que el agua que toman tú y tu familia esté realmente purificada para evitar daños futuros en la salud. / Dreamstime
Estilo de vida 22/07/2021

¿Estás seguro que el agua que consumes es purificada?

En los últimos años se ha visto un incremento de más del 50% de negocios que dicen purificar cuando se ha demostrado que muy pocas de ellas cumplen con la norma sanitaria de manejo de agua purificada en México.

De acuerdo con el INEGI, en 2016 existían alrededor de 16 mil expendios de agua purificada en toda la república mexicana, mientras que para 2021 creció a 24 mil, sin embargo, cada día hay más de estos negocios en todas las colonias, sin ninguna regulación.

El Instituto Politécnico Nacional presentó un estudio en la CDMX de 111 envases de agua de rellenadoras demostrando que el 70% de ellos están contaminados y el 50% tuvieron contaminación de E. Coli (materia fecal).

El problema del agua contaminada es nacional y si no se tiene un correcto manejo y purificación de ella, puede causar severas enfermedades en la población convirtiéndose en un problema da salud pública.

Para saber más del tema Publimetro platicó con Francisco Bustamante, presidente y vocero de Agua en México y Andrés Vázquez Vences, integrante de la red de expertos Agua en México y esto fue lo que nos dijeron.

El IPN detectó que varios expendios de agua en colonias de la CDMX, no cumplen con los requisitos de calidad necesarios para consumo humano. /Dreamstime

¿Qué es Agua México y qué es lo que busca como Asociación Civil?

—Nace como una iniciativa de estudiantes e investigadores profesionales para promover el consumo de agua de calidad en México debido a que poco sabemos sobre la calidad del agua que obtenemos de nuestros ríos y en nuestras casas, pero más aun el agua que consumimos para hidratarnos. A parir de estudios que hemos realizado y accedido nos dimos cuenta que la población no consume agua de calidad ni tampoco tiene idea de lo que es. Buscamos que toda la población conozca qué es el agua de calidad, que tengan acceso a ella y los riesgos de no tenerla.

¿En qué consiste el gua de calidad y quién debe proveerla?

—Los principales responsables somos cada uno de nosotros. Las leyes mexicanas contemplan el derecho al agua así que el gobierno se encarga de proveerla y que sea de calidad potable, pero esto no quiere decir que sea de calidad purificada o de grado alimenticio lo cual nos beneficia en la hidratación. Agua de calidad quiere decir que debe tener un balance en sales, minerales y H2O para que al consumirla nos hidrate apropiadamente. El agua que llega a nuestras casas tiene calidad potable, sin embargo, tiene una serie de sólidos suspendidos y una cantidad de cloro, químicos y sales que lo permite la norma, pero que a la larga nos puede causar daño, por eso hay empresas que se dedican a purificar el agua, es decir, darle un tratamiento extra para que le nivele el cloro, químicos y así reduzca sales y sólidos.

Un estudio de la UNAM nos muestra que al año mueren 95 mil niños debido a enfermedades gastrointestinales, principalmente por consumir agua contaminada.

Francisco Bustamante, presidente y vocero de Agua en México

¿Qué estudios han realizado o tenido acceso sobre la calidad del agua?

— El Instituto Politécnico Nacional, la Universidad Metropolitana, la Universidad Autónoma de Chiapas y la Universidad Autónoma de Guadalajara han presentado estudios que demuestran que la calidad del agua que consumimos por medio de los negocios dispensadores de agua que se encuentran en las colonias están contaminados con bacterias. El 50% tiene E. coli, es decir, heces fecales, y esto resulta muy preocupante. Nos percatamos que la mayoría de estos negocios no tienen las mejores prácticas o no cuentan con procesos definidos, carecen de mantenimiento frecuente. A raíz de estos descubrimientos la Cofepris indicó que es responsabilidad del consumidor observar si estos negocios cuentan con los avisos de funcionamiento y estudios bacteriológicos, además de ver si no tienen hongos o si están limpios los filtros. La verdad es que la población tiene poca capacidad para darse cuenta de ello y por eso nos dimos a la tarea de evidenciar todo esto. También hicimos los estudios con los filtros que se instalan en casa y nos dimos cuenta que prácticamente todos dejan pasar bacterias por lo que no son la solución ya que dependen de la calidad del agua que se manda por las tuberías.

Es importante que te asegures que el agua que tomas sea realmente purificada. / Dreamstime

¿Cuál es la falla con los expendios de agua en colonia? Se supone que para operar deben tener las autorizaciones correspondientes.

—Primeramente, todos estos negocios tienen que cumplir con la ley, esto significa que deben ir ante la Cofepris, avisar que van a abrir este negocio y obtener su aviso de funcionamiento, este trámite se realiza en un día. Después, tienen que cumplir con realizar periódicamente los estudios bacteriológicos del agua que vendan. Hemos detectado que muchos de estos negocios no hacen el trámite ante Cofepris y, a pesar, de que están obligados a hacer sus estudios cada seis meses ante laboratorios calificados, los omiten y, por último, no cumplen con el nivel de mantenimiento que deben de llevar o en los procesos de buenas prácticas como lavado, purificado, portar cofias el personal o llevar cubrebocas. Todo este mal manejo pone en riesgo al producto y por ende, a la población que lo consume.

¿Entonces es un tema de capacidad para supervisar que todos estos negocios cumplan con la noma por parte de Cofepris?

—Así es, no cuentan con la capacidad para verificarlos al 100% y, a esto se suma, que las personas no están preparadas para denunciar. La Cofrepis tiene toda la intención de cerrar estos negocios si no cumplen con las normativas, pero se necesita que denuncien. El problema es que no tienen la capacidad y, si la gente sigue comprando donde no cumplen, pues el problema sigue creciendo. Este tipo de negocios florece porque adquieren sistemas de filtración muy sencillos y se pueden abrir con una inversión de alrededor de 60 o 70 mil pesos y por eso crece el interés por abrir este tipo de negocios, simplemente para lucrar y no cumplir con las normas. Lo ven como un negocio porque de mil litros pueden vender 50 garrafones de 20 litros a un precio promedio de 20 pesos, pagan 60 pesos por el agua y todo lo demás es ganancia.

Los expendios de agua en colonia han crecido enormemente por la baja inversión que requieren para operar un negocio de este tipo. /Dreamstime.

¿Qué tendrían que hacer los consumidores para verificar que no están cumpliendo con la norma los expendedores de agua?

—Es un poco complicado por el desconocimiento de las personas. La norma que debe regir a estas purificadoras es la NOM-201 de la Secretaría de Salud, la cual indica qué deben analizar y lo que deben hacer como buenas prácticas, de higiene y manufactura. También contempla la periodicidad de estudios. Lo más recomendable es que, como consumidor, solicitar que les muestren un estudio de la calidad del agua. Considero que, si se recorriera una colonia y se verificaran las purificadoras, estoy seguro que ninguna muestra dicho estudio. También he visto que algunos si lo tienen, pero es de 6 meses atrás o de hace un año, cuando la norma solicita que se haga semanalmente. Otra que recomiendo es que las personas pongan atención al negocio porque es obvio las buenas prácticas de higiene entre una purificadora y otra, inclusive hasta con la persona que atiende. La simple imagen nos puede indicar si están llevando a cabo las buenas prácticas de higiene. Se ha rebasado a la Cofepris porque ha crecido enormemente este tipo de negocios, estamos hablando que monitorean menos del 5% de las purificadoras establecidas en el mercado.

¿Tienen datos de cuántas purificadoras hay en el país?

—Hasta 2020 el INEGI había contabilizado más de 24 mil negocios, esto es alarmante porque en el 2016 eran alrededor de 16 mil, es decir, hubo un crecimiento del 50% en tan sólo cuatro años. Esta es la razón del porqué es difícil supervisarlos y monitorearlos. Es importante hacer ver que estos negocios se alimentan del agua de los organismos operadores, no buscan la sustentabilidad de las ciudades, no participan en programas de apoyo a las descargas o drenaje, no buscan una mejoría, sino simplemente tratan de aprovecharse de la necesidad de la gente por el agua purificada. Sabemos que en la CDMX el manto acuífero está sobreexplotado porque el 60% del agua que se consume es de pozos y el otro 40% lo provee el sistema Cutzamala y con todo esto, ellos lo aprovechan para venderlo, cuando lo que necesita la ciudad es no sacar más agua sino buscar de fuentes alternas para no seguir sobrecargando este sistema.

Estudios han demostrado que los filtros que se instalan en casa, no cumplen con el purificado del agua. / Dreamstime

¿Cuál es la diferencia entre el agua potable y la purificada?

—La diferencia principal es el cloro, además de los niveles de concentración de contaminantes. La norma para el agua potable es la NOM-127 y en ella se especifican todos los contaminantes que se pueden encontrar, por ejemplo, con el fierro se permite hasta 0.3 ml. por litro como máximo. En el caso del agua purificada normalmente estos valores son un poco más cerrados. El agua debe tener cloro porque es un medio de desinfección microbiológica y, en el caso del agua purificada, hay una parte en la que se retira el cloro, que es el carbón activado y por ende, todas las purificadoras deben contar con este tipo de filtro y también, un medio de desinfección alterno, como son las lámparas UV, los ozonos, filtros impregnados de plata, es decir hay un proceso más riguroso con el agua purificada que con la potable. Los sistemas de distribución de agua de la ciudad son tuberías que ya tienen muchos años y nos hemos encontrado casos donde hay fierro en el agua por la misma tubería, a lo mejor de origen sale con todas las especificaciones, pero en su recorrido ya se empieza a contaminar. También le afecta que en el hogar no se cuente con los tinacos limpios o no se laven las cisternas. El problema es complejo porque la gente no tiene buenas prácticas en sus casas y esto no les permite tener agua de calidad para tomar directamente del grifo y, aunque el gobierno le da el tratamiento adecuado, ya en la red de distribución, donde se combina el drenaje con el agua potable, es difícil que llegue con buena calidad para beber en casa.

¿Qué recomiendas a nuestros lectores para mejorar su consumo de la calidad del agua?

—Primero, que conozcan qué es agua de calidad y cual es la calidad que necesitan para hidratarse; una persona con diarrea lo que necesita son sueros para hidratarse y no solamente agua y como segundo punto, que no pongan en riesgo su salud y la de sus familias, que busquen agua de calidad y que cumpla con las normas que señala la normatividad de la ley.