La columna de Fernanda Tapia: San Pascual Bailón nos agarre confesados

Las palabras en hebreo y griego para “santidad” refieren a la idea de “puro o limpio”

Recordando antiguas acusaciones en su contra, el lunes fue canonizada la Madre Teresa y por un pelo de rana calva y nos canonizan a Juanga de una vez. Una devota (del cantante) jura haber tenido contacto con él en sueños. Y que el Divo le compartiera un deseo: “que no lo hubieran cremado tan pronto”. Pero pues ahí sí, ya ni cómo hacerle. Quienes se dieron vuelo pa la foto fueron las decenas de “dobles” que se aparecieron en las zonas de la Alameda y Bellas Artes. A futuro, ¿nos cumplirá algún milagro?

Para hablar hoy de santas, santos y espíritus buena onda y muy acomedidos a quien encomendarse… primero lo primero: ¿QUÉ ES UN SANTO? Si le rascamos a las definiciones, las palabras en  hebreo y griego para “santidad” refieren a la idea de “puro o limpio”, pero no como en anuncio de detergente sino en sentido religioso, o sea, libre de corrupción. Para los menos espirituales, Santo era el compañero de Mil Máscaras. O hasta una serie televisiva de detectives protagonizada por Roger Moore. Pero si nos llevamos de piquete de ombligo con algún integrante de la RAE, la palabra santo en un adjetivo que indica la relación directa con Dios, sin intermediarios ni salas de espera. Y todavía nos aclaran que “se aplica a personas (los santos), lugares (como el Monte Athos), textos (como las Sagradas Escrituras), etcétera”. Para los que cursamos Catecismo o Educación de la Fe, sabemos también que son aquellos que “interceden” por nosotros los viles humanos de a pie y pecadores. Es decir, las y los santos, por méritos y palancas, tienen acceso al teléfono rojo de la Santísima Trinidad, el coro angélico y Nuestra Madre María, y pedigüeños como somos, tal vez, cual coyote en delegación, pudieran agilizarnos algún milagrito. Por ello son tan socorridos, queridos y apapachados. Eso sí, “Santo que no se aparece, no es venerado”. “La grey es de quien la trabaja”. Y ahora bien, para quienes levantaron suspicaces una ceja cuando los mencionaba “virtuosos o palancudos” permítanme explicarles, porque a las pruebas me remito. Sí, en verdad algunos de la larga lista de beatos son personas “destacadas por sus virtudes y son como modelos capaces de mostrar a los demás un camino ejemplar de perfección”. Pero… los hubo otros que en su fervor teísta, quisieron dar la mayor muestra posible de entrega y fe ciega. Como por ejemplo mi Santo: San Fernando, quien alcanzó su fecha en el calendario con base en ¡¡¡matar sarracenos en Tierra Santa!!! Otros nos demostraron ser capaces de la más difícil prueba de todas. Más aún que la iluminación o de mostrarse como seres evolucionados: “como, de acuerdo con la Biblia, Dios es amor, su principal virtud es, consecuentemente, su capacidad para amar a Dios y a los demás seres humanos”. A todos por igual: lo mismo el policía de tránsito, burócrata lento de Tesorería, marchista cerrando Reforma o alumno con déficit de atención. ¿Ah, verdad? Los reto a que sientan que su alma emana corazoncitos como de Periscope por el chofer de microbús que les acaba de aventar el mueble. ¿Ah, verdad? ¡¡¡Ni con tres tachas juntas!!! ¿Cómo alcanza un humano de a patín la santidad ante el Vaticano? Primero, uno debe haber colgado los tenis y  “después de un proceso judicial llamado canonización, el Papa en turno, lo anuncia”. Y fíjense qué curioso, al Sumo Pontífice, en vida le llaman :«Su Santidad», pero si chupa faros no es automáticamente Santo. Tiene que haber llevado una vida ejemplar y, aparte, haber cumplido al menos un milagrito COMPROBABLE. No sólo la tradición judeo-cristiana tiene “santos”, en el budismo, “al no existir el concepto de Dios, un santo es una persona iluminada o cercana a la iluminación, y por consiguiente, al Amor Universal”. Qué necedad con eso del AMOR universal. La cosa es cambiar su karma por un darma ( todos tus defectos en virtudes) y este llamado  grado de pureza espiritual, tiene que poder ser verificado por medios metafísicos, no con una química sanguínea completa o un análisis de orina sino con “percepción extrasensorial de los chakras por otros santos”. A saber qué maniobras requiere esa “recepción con los Chakas”. Aunque los manuales indican: “Al orar y fijar el pensamiento en una figura santa o en algo relacionado con ella se entra en conexión metafísica respecto a determinado campo de la conciencia con lo que representa dicha figura y con todos los que estén y hayan estado pensando u orando sobre lo mismo”. Hum… ¿a poco notarán si estábamos teniendo fantasías cochinonas con el actor de Thor, haciéndole un “Thorito”? Eso es más fácil con el método de mi abuela, nomás revisaban si tenían pelos en la palma de las manos. Por otro lado, tanto el islam como el cristianismo protestante de plano están peleados con esa figura de  santidad o el culto dedicado a los seres humanos. Sin embargo, ya saben, una cosa es lo que digan los “jefes intocables allá arriba de sus púlpitos” y otra lo que a nosotros los necios terrenales no cuadra y acomoda. Por ello los fieles de estas religiones se empeñan en arrodillarse ante las tumbas de seres queridos y admirados por buenazos.

 

LA FRASE

Predicar el evangelio en todo momento y cuando sea necesario usar palabras. Recuerda que cuando dejes este mundo, no puedes llevarte nada que hayas recibido; sólo lo que has dado.

Francisco de Asís

 

LO QUE CALIENTA

De las muertes más gachitas y que les mereció la canonización:

• Un santo llamado Hipólito fue martirizado en Roma en el tercer siglo. Cuentan que fue un soldado que participó en la ejecución y la tortura de San Lorenzo. Al ver su martirio él mismo se convierte y se le condena ¡¡¡a ser desgarrado por los caballos!!!

• San Ignacio de Antioquía fue devorado por leones en el Coliseo por orden de Trajano, quien, dicen, era medio hoja suelta. Otra, Santa Agatha de Sicilia fue torturada cortándole sus senos. Han notado cómo desde la antigüedad a las mujeres si se les torturaba por sus que ni tales y a los hombres no. ¿Solidaridad de género entre ellos?

 

PARA PENSARLE…

 

Ustedes se preguntarán,  ¿de dónde diablos (perdón) carambas, surgieron la SANTA Muerte o semejante devoción a San Judas Tadeo?! Eso precisamente se explica en que hay “santos” oficializados por la Iglesia y otros que “el pópulo” gracias a su devoción, canoniza por sus propios arrestos. Así lo cuentan  Susana Chertudi y Sara Newbery en su libro La Difunta Correa (1978),  aunque lo hacen, claro, de forma más académica.Otro más que le entra al tema es Félix Coluccio, quien considera que “la religiosidad popular, no siempre respetuosa de la ortodoxia romana, suele canonizar de hecho a personas reales e incluso imaginarias, a las que la tradición oral adjudica la realización de verdaderos milagros. La Iglesia, desde luego, reprobó siempre estos hechos”. Pero el problema es complejo, “lo que frecuentemente se designa como superstición es una auténtica manifestación religiosa” (Coluccio: 1995). ¿Pues no que CREER es en sí un acto de fe? Aquí el problema es que no se les escape ni una limosnita. Cuando en España supieron de la Guadalupana, ya venía un representante de la tocaya castiza a ver si no le debían algún dinerillo por el Copyright!!! Y en otras ocasiones, el pueblo acomoda a lo que ya tenía por sabido a las nuevas imágenes. En la Iglesia de San Juan Chamula, el mero chido no es Jesús. Y al centro del altar mayor se encuentra San Juan Bautista quien para elllos es Tláloc. 

ARRIBA 

Archivista y bibliotecario, Lawrence o Lorenzo se creía que tenía una lista de todos los tesoros de oro ocultos pertenecientes a la Ciudad del Vaticano. Capturado por los soldados del emperador Valeriano, le exigió que entregara esa riqueza. Lorenzo reunió a todos los enfermos, huérfanos o mutilados y los cristianos, los trajo al palacio y le dijo al emperador: “¡Estos son los tesoros de la Iglesia!”

ABAJO

 

A Valeriano no le valió y 

por semejante insolencia, Lawrence o Lorenzo fue lentamente asado en una parrilla en el sitio de la Basílica de San Lorenzo en Roma, Aunque San Lorenzo fue decapitado y probablemente no lo calcinaron, se considera el santo patrón de los le cocineros. ¡¡¡Cosa que a mí me parece hasta de mal gusto o de humor negro!!!

EL CHACALEO 

@PatriciaMachu11

San Judas Tadeo, pedí recuperación de esposo derrame cerebeloso hace 30 años. Tenemos hija y estamos juntos.

@jluis_ramirez

San Miguel Arcangel, se la partió a Lucifer, que más seguridad necesita uno?

@mimoso1

El santo de mi devoción es el whisky porque me escucha, resuelve y, si no, acompaña.

 

NÚMEROS COMPARADOS

¿Cuánto cuesta convertirse en santo? No resulta barato canonizar a un sacerdote. Como ejemplo, el santuario y basílica de Nuestra Señora de la Victoria de Lackawanna (Nueva York, EU) hicieron su coperacha para intentar el proceso con su difunto sacerdote, el padre Nelson Baker. El numerito les salió en más de 250 mil dólares o sea unas 312 iPads.

 

LO CHIDO

Los santos más peculiares.

• San Drogón: (y no es drogón/drogas/estupefacientes) Patrón de los feos, las comadronas, los mudos, los pastores y los rebaños.

• San José de Cupertino. Patrón de los pasajeros de avión, pilotos y astronautas. 

• San José de Arimatea.  Patrón de las funerarias. O Santa Clara de Asís.  Patrona de los guionistas de televisión… porque tenía visiones o videncias a larga distancia y sin señal satelital.

• Santa Bárbara. Patrona de todo lo que explota.(fuegos artificiales, bombas, truenos..o jefecitos gandallas).

• San Patricio. Patrón de los que sufren ofidiofobia (horror a las víboras). Y a quien se festeja con hartas chelas verdes. San Isidoro de Sevilla. Patrón de Internet.

 

EJECUTADOS

 

13,750

Aquí en México vamos en los 

13 mil 750 ejecutados este año, 

26 mil 500 desparecidos hasta 2015, más las fosas que se acumulen en la semana.