¡Nos gustan los autos británicos!

Quién puede negar que le encanta un Mini o que tal la gran historia de Jaguar; la capacidad de décadas y décadas de las Land Rover; aún más, los famosos autos de mayor lujo en el mundo como los Bentley y los Rolls-Royce. No podemos sino rendirnos ante marcas con tal espíritu, con tal impacto en la historia del automóvil y con generaciones y generaciones que los han comprado. Varios de ellos han sido elegidos por su belleza, no se olvide de cuestiones como Aston Martin o los coleccionables Morgan que, hoy en día, tienen lista de espera mundial.

Y esto, aderezado con el hecho de que en Inglaterra, uno de los países más ricos en historia deportiva, simplemente acabamos de vivir hace algunos días, el GoodWood, Festival of Speed. Que decir en autos clásicos, o su principal papel en la construcción de los monoplazas y motores de Fórmula 1.
En el mismo reino, marcas como Nissan y Ford, tienen producciones altas orientadas a la exportación a Europa, complementando la importancia del país británico en la industria automotriz en la región y mundial.

Menciono todo esto, ya se imaginará, por el proceso de separación, que se ha iniciado, de la Unión Europea, que como mercado comparte ya mucho con México, sólo vea cuántas marcas europeas hay a la venta en el país y autos fabricados allá.

El proceso durará, en un inicio, dos años de definiciones, pero si algo compartimos con nuestros amigos británicos es el gusto por los autos. Así que los que se hacen allá o los que reciben de otras partes del mundo o Europa ojalá sigan saliendo y llegando como hasta ahora pues no imaginamos ya un mercado mexicano sin productos como los MINI. Ahora ha llegado Aston Martin con fuerza, Jaguar y Land Rover son marcas boutique pero que impactan en el mercado de lujo, etcétera. Por eso digo que nos gustan los autos británicos y que esta separación no haga que escaseen sus grandes marcas a nivel mundial… los hemos admirado por décadas y ahora nos encanta verlos en nuestro país. Veremos… será un proceso lento al parecer, en dos años platicamos.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo