Columna: El auto y la vida diaria son el futuro

Memo Lira habla en la columna de esta semana sobre algunas de las consideraciones que tomamos en cuenta a la hora de comprar un auto y lo que seguirá siendo importante en el futuro

Por Guillermo Lira

La manera en que compramos autos ha cambiado radicalmente y lo va a hacer en los próximos 10 años como nunca antes. Tome en cuenta que en un ciclo de 10 años las familias mexicanas cambiamos dos o quizás, tres veces los autos. Así que en su próxima compra seguramente evaluará cuestiones distintas a las que consideró cuando compró su vehículo actual. Elementos como qué tanto le dura la pila en una medida de kilómetros; cuánto cuesta el cargador de casa o si el servicio es más caro o más barato que un auto de gasolina. Estas preguntas surgirán al momento de tomar una decisión y las respuestas también serán distintas.

Así como el Internet vino a cambiar su evaluación anticipada de todos los vehículos que le gustan, llegando a la agencia como todo un experto, la tecnología vendrá a cambiar su decisión y preferencias. Esta semana Chevrolet hablará de su auto eléctrico para México, seguramente anunciarán que será oferta en el piso de venta y, con ello eléctricos como Nissan Leaf o BMW i3 verán llegar a Bolt como rival directo.

En este nuevo orden los distribuidores de autos se preparan, no sólo habrá vendedores, sino expertos en sus autos, que le darán más idea de lo que usted está comprando y su utilidad para la vida diaria. Otras de las preguntas que se encontrará en las distribuidoras, será la del servicio de datos e Internet. ¿Qué paquete contratará con su vehículo fungiendo como hot-spot para más de cuatro dispositivos? Pero ese será un tema de la próxima semana. La tecnología cambia la vida, las armadoras nos acercan de tal manera que ya no sólo serán autos, sino facilitadores para su día a día, un traje a la medida que pueda usted gestionar desde su teléfono móvil.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo