Inmigrantes que quieran ser británicos deben compartrse como tal

Para ser un británico inconfundible se necesita más que un elegante acento, es necesario seguir las buenas costumbres que hacen a está nación

Por: EFE - EFE

Los inmigrantes que aspiren a hacerse con un pasaporte del Reino Unido deberán aprender a practicar algo tan británico como conducir por la izquierda: respetar la espera en fila mientras les toca su turno.

Según informa hoy el rotativo “The Sunday Telegraph”, el secretario de Estado de Inmigración Phil Woolas confirmó que está impulsando esta idea como parte de una serie de iniciativas para facilitar y promover que los inmigrantes se integren en la sociedad.

“El simple hecho de esperar turno es unas de las cosas que mantiene a nuestro país cohesionado. Es muy importante que los recién llegados respeten su turno en las colas ya sea para subirse al autobús o para tomarse una taza de té” , afirmó Woolas.

Según el secretario de Estado, respetar un elemento como este “es una parte central del espíritu británico del ‘fair play’ (juego limpio) y también es algo que es mejor para todo el mundo” , porque “se produce un gran resentimiento cuando hay alguien que se cuela” .

En un intento por evitar que la iniciativa parezca xenófoba o racista, responsables del departamento de Inmigración afirmaron a “The Sunday Telegraph” que la culpa de saltarse la espera en fila no es de los individuos, sino de las sociedades de las que proceden, donde a veces la única manera de conseguir algo es pelear por un sitio.

En este sentido, Woolas subrayó que “la mayoría de los inmigrantes quieren jugar limpio” y explicó que este sería un elemento más del examen escrito al que se someten los solicitantes de la nacionalidad británica antes de recibir el pasaporte.

Estos exámenes, que duran unos 45 minutos y fueron ideados por el ex ministro laborista del Interior David Blunkett, incluyen preguntas sobre diversos aspectos de la vida británica, desde cuestiones políticas a datos sobre la cultura y las costumbres.

Las respuestas están en un libro titulado “Vida en el Reino Unido” , que los aspirantes a la nacionalidad reciben antes del examen y que aborda cuestiones tan dispares como el lugar de residencia del primer ministro o sobre lo que se debe hacer si le tira a alguien involuntariamente la cerveza en el pub.

Para convertirse en súbdito de Su Majestad, hay que responder correctamente al menos el 75 por ciento de las preguntas y existe la opción de volver a realizar el examen en el caso de no aprobarlo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo