Se incrementa 300% buques ilegales en área de vaquita marina

La detección de barcos pesqueros y redes de enmalle sigue al alza en gran parte del Golfo de California; autoridades federales no logran ni una sola captura de los responsables en tres años

Por Daniel Flores

A pesar de los operativos, programas de conservación y la millonaria cruzada que desplegó el Gobierno federal para conservar a la vaquita marina, la pesca ilegal de embarcaciones pesqueras y la aparición de redes de enmalle se disparó en los últimos años.

De acuerdo con datos vía transparencia obtenidos por Publimetro revelan que la Secretaría de Marina (Semar) registró un total de 40 detenciones de embarcaciones y buques pesqueros en la zona costera del país durante 2015, 2016 y 2017.

Esto en comparación a las 12 capturas que apenas se contabilizaron desde 2012 a 2015, las cuales se dieron en coordinación con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Ambas dependencias redoblaron acciones de inspección y vigilancia con el objetivo de cerrar el paso a la caza ilegal de la vaquita marina y del pez totoaba en el Área Natural Protegida Reserva de la Biosfera Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado.

Es más, blindaron el espacio aéreo y marítimo de la zona, donde se puso en marcha la Estrategia Integral para la Recuperación de la Vaquita Marina, y que significó el aseguramiento de 237 bienes, embarcaciones y vehículos terrestres.

Sin embargo, de acuerdo a informes de la Semar y Profepa, apenas han logrado capturar a una docenas de vehículos utilizados en actividades ilícitas de captura, posesión y transporte de especies como la totoaba, así como algunas especies desarrolladas dentro de zonas no permitidas.

Redes de la muerte

Por si fuera poco, las redes de enmalle —las cuales son utilizadas para capturar al pez totoaba— se triplicaron en los últimos tres años en la biosfera del Alto Golfo de California, al contabilizar 42 de estos artefactos en alta mar.

Datos oficiales de la Semar detalla que estas mallas se ubicaron principalmente en el Golfo de Santa Clara, El Faro, Las Brisas, Muelle Viejo, el Machorro entre otros sitios considerados focos rojos.

Esto contrasta con el número de detenciones de 2012 a la fecha, ya que apenas las fuerzas armadas registraron 16 detenciones en la zona costera del país.

Las personas detenidas a bordo de estas embarcaciones fueron, en su mayoría, pescadores con permiso de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) el resto, traficantes de esta especie.

Pese a que durante en los operativos se han logrado recoger del mar un total de 903 redes de pesca ilegales, así como chinchorros y cimbras elaborados con materiales y de dimensiones para la captura de especies como totoaba, las redes de enmalle siguen al alza en esta área protegida.

Incluso, en dichas redes se han enmallado otras especies enlistadas en categoría de riesgo, en lo que va de este año, donde destacan 22 lobos marinos, dos ballenas y siete delfines.

Hasta octubre de 2017, las autoridades federales reportaron 174 detenciones de personas acusadas de delitos relacionados a la extracción, transporte y posesión de ejemplares y productos de pez totoaba.

Zona roja

La lucha para cerrar con el tráfico de especies endémicas se ha recrudecido en los últimos años, tanto así, que al inicio de este año se registraron brotes de violencia entre pescadores y las fuerzas armadas con un saldo de varias unidades oficiales incendiadas y docenas de detenidos.

La razón: la alta demanda de buche de totoaba en países como Estados Unidos, China y Hong Kong, la cual llega a cotizarse hasta en 100 mil dólares por cada vejiga.

Las redes de entalle han sido prohibidas en gran parte del Golfo de California para proteger a la vaquita marina, la marsopa más pequeña del mundo.

 

No bajaremos la guardia: Pachiano Alamán

El titular de la Semarnat, Rafael Pacchiano Alamán, aseguró que se bajará la guardia para salvar a la vaquita marina.

"El Gobierno de la República ampliará durante tres meses la entrega de compensaciones a los pescadores, quienes de forma corresponsable desarrollen artes de pesca que no afecten a la vaquita", sostuvo.

Además, dijo,  se permitirá la pesca en temporada de curvina, fuera del polígono ampliado.

Así como con el fin de realizar un aprovechamiento sustentable de la totoaba, el Gobierno tiene proyectado invertir en tres granjas de esta especie con 300 mil alevines, lo que permitirá controlar su tráfico ilegal e impulsar de forma paralela la economía de las comunidades del Alto Golfo de California.

La administración federal reforzará de la inspección y vigilancia con el despliegue de un mayor número de elementos de la Secretaría de la Marina apoyados con un sistema de videovigilancia de largo alcance; un sistema de mando, control y comunicaciones móvil, y también equipos de comunicación digital basados en redes troncales propias. También se desplegarán 14 embarcaciones, 23 vehículos, 4 aeronaves, 177 elementos de infantería y 54 de gendarmería, además de los inspectores de Profepa y Conapesca.

El polígono de protección de la vaquita se complementará con 750 kilómetros cuadrados, en donde estarán restringidas actividades de pesca y navegación y donde se continuará trabajando en la erradicación de redes fantasma; además de duplicar el número de monitores acústicos de la marsopa mexicana en 87 sitios operando todo el año.

“La vaquita marina es un símbolo de conservación, por lo que no descansaremos hasta lograr preservarla para que nuestros hijos conozcan a esta especie y se sientan orgullosos de nuestra biodiversidad", externó.

 

Datos:

 15

barcos fueron asegurados por realizar actividades de pesca dentro del Área Natural Protegida Reserva de la Biosfera Alto Golfo de California.

319

vejigas natatorias fueron descubiertas ocultas en vehículos por personas que pretendían entregarlos clandestinamente en ciudades cercanas como San Luis Rio Colorado, Sonora, Mexicali, Ensenada o Tijuana en Baja California durante 2016 y 2017.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo