Dan 5 mmdp a municipios más violentos del país y los gastan en talleres

Los municipios de Tecomán y Manzanillo, Colima son los más violentos y con mayor número de homicidios dolosos, pero la estrategia para disminuir su problemática se basó en talleres y en concursos artísticos

Por Oscar Santillán

Para evitar que el municipio de Tecomán, Colima se convirtiera en el más violento y con más homicidios dolosos del país la estrategia federal, estatal y municipal se quedó corta,  a pesar de haber recibido 10 millones 754 mil 144 pesos.

Esto porque de acuerdo con el listado de Proyectos Especiales de Municipios de Atención Prioritario (FORTASEG 2017) –que obtuvo Publimetro vía transparencia– en Tecomán sólo se realizaron el año pasado talleres, concursos artísticos y estrategias de comunicación para identificar situaciones de violencia.

Lo que a decir de especialistas consultados por Publimetro generó que los homicidios dolosos y la violencia no disminuyera.

Dichas acciones correspondían al Eje de Prevención de violencia y delincuencia en niñez y adolescencia de los proyectos especiales que se delinearon en la Estrategia Integral de Atención Prioritaria a Municipios que Concentran el Mayor Número de Homicidios Dolosos, la cual se planeó conjuntamente entre los tres órdenes de gobierno (federal, estatal y municipal), el 30 de agosto de 2016.

No obstante, en Tecomán, Colima se dejó de lado cuatro ejes que correspondían a la prevención de violencia y delincuencia en juventudes, a la violencia familiar y de género y a la participación ciudadana, así como acciones adicionales.

La información refiere que en dicho municipio colimense se llevaron a cabo durante 2017, talleres lúdicos a niños, niñas y adolescentes para que pudieran identificar situaciones de riesgo o violentas.

Así como talleres a padres y madres de familia en relaciones familiares positivas, intervención escolar integral y una estrategia de comunicación para que niñas, niños y adolescentes identificaran situaciones de riesgo de violencia en su vida cotidiana.

También se habilitaron, según el listado entregado a Publimetro, espacios libres de violencia para niños y adolescentes. Y se realizó un concurso artístico sobre la importancia de disminuir la violencia.

Caso Manzanillo

En tanto que en Manzanillo, Colima que ocupó el segundo sitio entre los municipios más violentos y el tercero con mayor número de homicidios dolosos –según el Índice de Violencia Municipal 2017, del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal– sólo se llevaron a cabo seis acciones, pese a que recibió 12 millones 778 mil 728 pesos.

Se trataron de talleres acerca del uso, abuso y dependencia al alcohol y drogas, intervenciones integrales, estrategias lúdicas de uso del tiempo libre y habilitación de espacios libres de violencia y centros de artes y oficios.

Sin diagnósticos precisos

David Ramírez-de-Garay, coordinador del programa en seguridad de México Evalúa, señaló en entrevista con esta casa editorial, que los proyectos para combatir el homicidio doloso son elaborados sin diagnósticos precisos, lo que deriva en malos resultados.

“No se ha tomado con seriedad la política de prevención. Vemos que gran parte de las acciones son talleres de sensibilización, concursos artísticos, entonces son cosas que nuevamente por no estar basadas en un buen diagnóstico de lo que pasa se traducen en dinero que se tira a la basura”, comentó.

Ramírez-de-Garay expuso que se deben elaborar programas más complejos y mejor diseñados que atiendan realmente las problemáticas que existen en los municipios más violentos.

Por ello señaló que esperan que la futura administración federal ataque los factores sociales que crean la violencia con evaluaciones precisas para que los proyectos tengan resultados favorables.  Y adicionalmente refirió, México Evalúa trabajará con los gobiernos municipales para trabajar en la disminución de los homicidios dolosos.

Falla su implementación

Para Juan Pablo Espinosa, activista y fundador de Ve Por Sinaloa, iniciativa ciudadana para disminuir los homicidios dolosos en dicha entidad, el otro gran problema de las acciones antihomicidios es su implementación.

“La mayoría son acciones reactivas. Por ejemplo, en Culiacán hay una cantidad impresionante de armas y no hay una sola política que aunque sea en papel diga cómo le van a hacer para desarmar a menores de edad y a los involucrados en el narco”, ejemplificó.

La narcocultura

Otro de los problemas, apuntó Espinosa, es que en el caso de Culiacán no se ha tomado en cuenta el factor de la narcocultura.

“Hay chavos de 14, 15 y 16 años que no tienen necesidad de estar en el narco, pero como es una aspiración social, los ves de punteros en toda la ciudad y es algo que no se discute, que no lo ves en la agenda de los proyectos”, concluyó.

 

DATO

10.7 millones de pesos se le brindaron a Tecomán, Colima  como parte de la estrategia de atención

 

TE RECOMENDAMOS:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo