Por qué Peña Nieto califica de "cuentos chinos" las versiones de que se iría a vivir a Londres o a España

El mandatario calificó como "cuentos chinos" los rumores de que al concluir su administración se iría a vivir a Londres o a España.

Por Monserrat Vargas

Tras los rumores de que una vez que concluya su mandato Enrique Peña Nieto se iría a vivir a España o a Londres, el mandatario calificó como “cuentos chinos” las versiones en ese sentido, y reiteró que vivirá nuevamente en el Estado de México. Pero, ¿de dónde viene ese dicho?

Te puede interesar: Cuando termine el sexenio volveré a ser mexiquense: Peña Nieto

De acuerdo con la Real Academia Española (RAE), un cuento chino se define como embuste, que quiere decir mentira disfrazada con artificio, por lo que se trata de una mentira ingeniosa para conseguir, encubrir o simular algo.

Coloquialmente, según la RAE, hay otras palabras que pueden tener un significado similar, como la palabra trola, de España, referida a falsedad.

Tal como su significado en el Diccionario de la Lengua Española, el cuento chino es víctima de su propio concepto, pues hay diversas historias sobre sus orígenes, pero la que más se ha propagado por el mundo es la de los viajes de Marco Polo por el extremo oriente, seguida de la versión de la migración de chinos a Cuba.

El libro de las Maravillas de Marco Polo

Al volver a Italia desde China, el viajero contaba historias de animales mitológicos y fábulas increíbles de la región asiática que resultaban poco creíbles e irreales; de ahí que se catalogaran muchos de estos pasajes como "un cuento chino" para restarle credibilidad a estas crónicas. Con ello ponían en duda la veracidad de los relatos y supuestos descubrimientos de Marco Polo.

Emigración de chinos a Cuba

Por su parte, en la cultura popular cubana, el cuento chino surgió a raíz de la migración de chinos hacia Cuba, procedentes fundamentalmente del sur.

Para seguir teniendo mano de obra barata, los españoles se fueron a China y prometieron casa, ropa, trabajo y comida a los que los siguieran hasta la isla caribeña. El trabajo que prometían era duro pero, según los contratantes, bien remunerado. Sin embargo, fueron engañados, víctimas de “un cuento chino” que le costó la vida a muchos inmigrantes que nunca encontraron el camino de retorno.

También puedes ver:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo