Narco opera en Garibaldi desde hace una década

Publimetro platicó con un miembro de la Anti-Unión de “El Tortas”, quien relató cómo operaban en la plaza con total impunidad

Por Aabye Vargas

El líder del grupo criminal Fuerza Anti-Unión, Jorge Flores Conchas el Tortas, controla la droga que se comercializa en Plaza Garibaldi desde 2008, reveló en una entrevista con Publimetro Jonás, un ex miembro del grupo delictivo

Luego de la balacera registrada el pasado 14 de septiembre en plena plaza, que dejó seis muertos, varios operativos de seguridad se han realizado en establecimientos de la zona, de los cuales algunos, según Jonás, han sido escenario para realizar levantones y asesinatos.

¿Desde qué edad ingresas al grupo?

— Yo empecé a trabajar ahí con la banda (Anti-Unión) hace 10 años, cuando tenía 19, pero me salí el año pasado porque tenía muchos problemas con mi esposa y conmigo, de que mi vida nada más era andar en la fiesta y en problemas, estuve muchas veces a punto de morir.

Trabajaé con ellos vendiendo droga y como golpeador; yo estaba en el punto del carnal de el Tortas, se llamaba Uriel, era de la Guerrero, lo mataron luego de que lo levantaron. Lo último que se sabe de él es que alcanzó a marcarle a alguien y le dijo que lo ayudaran.

¿Tienen acuerdos con policías para operar?

—Sí, demasiados; incluso los policías nos ponían a los que andaban diciendo quién vendía, o ellos los levantaban. Nos daban permiso de vender, de drogarnos y hasta de robar.

¿Cobraban derecho de piso?

— No, los cuidábamos. Con algunos encargados de los bares teníamos acuerdos, si algún cliente no quería pagar la cuenta completa nosotros les pegábamos, robábamos y hasta los corríamos de la plaza, pero a cambio ellos tenían que prestarnos sus establecimientos como madrigueras para las reuniones.

Hubo un bar que cerraron en Eje Central que le decían El Pecados, ese mucho tiempo fue punto de encuentro, de hecho ahí hasta hubo varias muertes; ahora se llama Neid. Incluso, en un local con el nombre de Las Migas de Gary, que no abría desde hace años y que está ubicado en Callejón de la Amargura, en Garibaldi, era el matadero; en ese local metían a los levantados, de hecho la pandilla le puso La Oficina porque entrabas y no sabías si salías; ahí hasta se escondían cada que había broncas.

¿Cómo fue que tomaron la plaza?

—Antes Garibaldi era plaza de nadie, o de los mismos de ahí, la mayoría vendía vicio, pero llegó el Tortas e impuso sus reglas y todos tenían que vender su droga, ahí fue donde todo se salió de control; eso fue desde 2007. Él mató a mucha gente del barrio y de la misma plaza, le tienen miedo.

Se desploman 80% ventas

Las ventas en comercios ubicados en Plaza Garibaldi se ha desplomado hasta en 80%, luego del multihomicidio registrado el 14 de septiembre, indicó en una entrevista para Publimetro el presidente de la asociación de Comerciantes Establecidos de Plaza Garibaldi, Raziel González.

Aseguró que ha sido la única situación grave registrada en la zona, luego de lo ocurrido en 2013, cuando asesinaron a golpes a Malcolm Shabazz, nieto del activista político Malcolm X.

“Se dieron muchas cosas malas para Garibaldi a raíz de un hecho que fue único (el multihomicidio), extraordinario y no había sucedido algo así en 30 años. Fue muy fuerte la imagen negativa que se le dio a la plaza y nos afectó muchísimo. Después del 14 de septiembre la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) capitalina implementó un nuevo operativo de seguridad, ahora hay como 30 elementos muy discretos, no molestan a la gente, sólo es para brindar seguridad y para que la gente se pueda divertir”, refirió.

A través de diversas actividades, como megaserenatas en donde participan alrededor de 600 músicos y la ofrenda que se pondrá en noviembre, comerciantes planean reactivar la economía en la zona para regresar al Garibaldi donde se puede ir en familia.

Víctor Sánchez, líder de la Unión de Mariachis de Garibaldi, indicó que no solamente las ventas han bajado en hasta 20%, sino que la imagen del mariachi fue dañada a raíz del crimen, pues los sicarios se vistieron con ropa típica.

“Nos ha bajado el trabajo. Somos gente noble, trabajadora, que no quisiéramos estar en esta situación, pero que ya estamos; ha afectado la imagen del mariachi, porque cometieron el asesinato tratando de fastidiarnos a nosotros, o no sé”, puntualizó.

TE RECOMENDAMOS:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo