Tras desabasto, se dispara el precio de vacunas de hepatitis B por alza del dólar

Durante este año se registró un desabasto a nivel internacional de este medicamento; además se disparó el precio ante la caída que ha tenido el peso durante los últimos meses

Por Aabye Vargas

La Secretaría de Salud federal compró 6 millones de vacunas contra hepatitis B a un precio 76% más caro tras haberse registrado un desabasto. Los insumos pasaron de costar 11.65 pesos –por unidad– en 2016 a 21.13 en 2018, de acuerdo con documentos que Publimetro obtuvo vía Ley de Transparencia.

Durante todo este año se presentó un desabasto de vacunas en clínicas públicas de todo el país; sin embargo, el director del Centro Nacional de Salud para la Infancia y la Adolescencia de la dependencia, Juan Luis Gerardo Durán Arena, confirmó a esta casa editorial que ya se efectuó la compra y aseguró que cuentan con suficientes dosis para cubrir a los menores que no fueron vacunados a tiempo.

“No hay desabasto por ninguna razón. Se compró a tiempo y está distribuida en todos los estados del país; se tiene la vacuna para acabar con el rezago porque el año pasado sí hubo desabasto. El productor de la vacuna vendió a México sólo un millón de dosis, por lo que este año compramos más de 6 millones; ya está en todos los estados y ya se está vacunando”, aseguró.

El funcionario indicó que aunque contaban con los recursos presupuestales para adquirir estos insumos médicos, no había un proveedor internacional de la vacuna. No obstante, además de la reciente compra, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) adquirió 5 millones de dosis adicionales, por lo que actualmente existe una cobertura para más de 11 millones de menores.

Sobre el aumento en el precio de la vacuna, indicó que se debe a que los provedores fijan los precios de estos productos en dólares, por lo que cada que hay una devaluación de la moneda el costo se incrementa; además apuntó que actualmente hay una inflación mundial de entre 9% y 10% en todos los medicamentos.

Importancia de vacuna

“Si un recién nacido no tiene la vacuna puede desarrollar una hepatitis fulminante y llegar a morir, ya que puede adquirir una infección hepática y hacer que el hígado deje de funcionar”, aseguró en entrevista Margarita Dehesa, gastrohepatóloga del Comité Científico de la Fundación Mexicana para la Salud Hepática (Fundhep).

Refirió que la enfermedad se transmite de madre a hijo, por lo que es muy importante suministrar la vacuna al momento del nacimiento.

“Se manifiesta de varias formas: la piel se pone de color amarillo, aumenta el cansancio y tiene la orina oscura. La vacuna debe de suministrarse al mes y a los seis meses de que el niño nace. El menor puede morir si adquiere el virus debido a que el hígado ya no funciona y deja de metabolizar todo lo que bebemos y comemos”, señaló.

La experta mencionó que es importante que el menor tenga las dos vacunas, pues si sólo se pone una “probablemente el niño no produzca anticuerpos y en el momento en el que tenga contacto con el virus éste podría tener un alto riesgo de contagio”.

Por su parte, la Secretaría de Salud respondió a Publimetro que el abasto del medicamento se regularizará en los próximos meses y aseguró que “se garantizará la protección inmunológica en cada uno de los niños mexicanos”.

TE RECOMENDAMOS:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo