Médicos de universidades padecen escasez de cadáveres

En los últimos 18 años la UNAM recibió cerca de mil 500 cuerpos que no fueron identificados ni reclamados por sus familiares. Autoridades académicas afirmaron que son insuficientes los cadáveres para estudiantes de medicina, quienes practican con ellos durante su formación

Por Daniel Flores

La máxima casa de estudios enfrenta un déficit de cuerpos en los últimos años, por lo que emprendió un programa de abastecimiento para aminorar la crisis que enfrentan los estudiantes de la Facultad de Medicina.

En los últimos 36 meses, la UNAM recibió de las autoridades de la Ciudad de México 279 cuerpos que no fueron reclamados ni identificados; en contraste, en el mismo lapso de tiempo –de 2012 a 2014– se contabilizaron 329 fallecidos que fueron enviados a esta instancia.

Los cadáveres son utilizados por estudiantes para fines académicos y científicos, los cuales son prestados por el Instituto de Ciencias Forenses (Incifo); sin embargo, si un familiar reclama el cuerpo del fallecido, el anfiteatro debe entregarlo sin demora.

Ante este escenario, académicos de la casa de estudios alertaron que el problema va al alza, ya que los universitarios se enfrentan a la falta de recursos para su formación como practicar con un cuerpo.

En entrevista con Publimetro, Diego Pineda Martínez, jefe del anfiteatro de la Facultad de Medicina de la UNAM, reconoció que son insuficientes los cuerpos que reciben anualmente para atender la demanda de estudiantes que cursan en la facultad.

“Son limitados, sólo en elprimer año tenemos una matrícula de poco más de dos mil alumnos; estamos hablando de un déficit desde hace varios años”, externó.

Detalló que los cadáveres son utilizados exclusivamente para proyectos de investigación y cursos de docencia, en donde los cuerpos después de 12 meses tienen que ser regresados para su inhumación a la fosa común.

Su última voluntad Para contrarrestar este problema, la UNAM lanzó en 2016 el programa Donación de Cuerpos, el cual busca que una persona decida libremente qué ocurrirá con su cuerpo cuando muera.

Sin embargo, Diego Pineda afirmó que la donación de cadáveres fracasa casi siempre debido a que los familiares no respetan la última voluntad del fallecido o por cuestiones de usos y costumbres.

“Los familiares se niegan a cumplir la última voluntad del difunto (…) pensando en ello, es que en enero de 2017 la facultad comenzó a impartir seminarios sobre el tema, los cuales son dirigidos a donadores, sus familiares y amigos”, sostuvo.

La universidad prevé que los primeros cuerpos donados llegarán a la facultad dentro de seis años. Hasta febrero de 2018 la Facultad de Medicina reportó que ya cuenta con 500 donantes de sus cuerpos, los que servirán para la formación de estudiantes de medicina.

“El cuerpo se tiene que entregar si es reclamado por algún familiar; eso es un problema, porque la mayoría de las veces el cadáver se encuentra asignado a un proyecto de investigación”

Fosa común

  • Es en este lugar, ubicado en el Panteón de Dolores, donde se envían todos los fallecidos que no fueron identificados o reclamados por alguna persona. • Son varias fosas múltiples que albergan decenas de cuerpos –en ocasiones cientos– los cuales son cubiertos con una bolsa especial y una placa metálica para su identificación, además se abre un expediente en el Incifo sobre sus características físicas.

 

Incifo Foto: Especial

Edmundo Takajashi Medina, director del Instituto de Ciencias Forenses (Incifo) del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México

¿Cuáles son los requisitos para entregar un cuerpo a una universidad?

— Cualquier institución académica superior que tenga escuela o facultad de medicina, así como un convenio vigente con el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México son los requisitos indispensables para entregar cadáveres.

Anualmente enviamos a la fosa común 500 cuerpos de origen desconocido, no todos se ingresan en un lapso de un mes o dos. Además, no todos los cuerpos son útiles para la enseñanza o la docencia debido a las lesiones que llegan a presentar.

¿Por qué es importante el envío de cuerpos a una institución educativa?

— Esto sirve no solamente para los cursos básicos de anatomía o disecciones de las regiones de un cadáver sino también para grupos de médicos especialistas que tienen la necesidad de crear nuevas técnicas quirúrgicas, entre otras cosas, por lo que el material biológico es indispensable para la formación de recursos médicos y también para perfeccionar algunas técnicas quirúrgicas.

¿Qué tipo de cadáveres son útiles para las escuelas de educación superior?

— Lo primero es que los cuerpos se deben encontrar bajo el estatus de no identificados, también tuvieron que ser sometidos a una necropsia, es decir, que cuenten con un formulario post mortem, deben existir fotos y videos para abrir un expediente en caso de una identificación posterior.

A veces el cuerpo contiene lesiones que suelen llegar a ser importantes para los fines que se persiguen para la escuela, estos provocados por un accidente de tránsito y que dejan de ser útiles para estos centros de formación, por lo que esos cadáveres se mantienen aquí.

¿Cuál es el tiempo que son prestados estos cuerpos?

— No son prestados ni donados con base al convenio. El tiempo máximo que debe permanecer, sea aquí en el Incifo o en alguna escuela es de 12 meses y a partir de ese tiempo se hacen los trámites a la fosa común.

¿Qué sucede cuando un cadáver es reclamado?

— Es muy específico el convenio que se celebran con las partes, la escuela o la universidad tienen la obligación de trasladar el cadáver inmediatamente, esto quiere decir las 24 horas siguientes al aviso a estas instituciones para que sea entregado a los deudos.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo