"López Obrador y Donald Trump se entienden bien": Larry Rubin

El representante republicano aseguró que Donald Trump será su candidato para las próximas elecciones

Por Aabye Vargas

El representante del Partido Republicano en México, Larry Rubin, aseguró que las denuncias sobre abuso sexual a menores en refugios migrantes tras la implementación de la política de separación de familias son fake news.

En entrevista con Publimetro, el funcionario estadounidense aseguró que luego de las investigaciones que realizaron las autoridades y de las denuncias que presentó el demócrata Ted Deutch, no se ha demostrado un sólo caso de tocamiento a menores.

Además adelantó que el presidente Donald Trump será el candidato republicano para 2020 si decide reelegirse, pues su administración ha demostrado mejoras en materia de comercio y generación de empleo.

¿Qué ha pasado con los casos de abuso sexual a niños tras la implementación de la política de separación de familias?

— Se está llevando una investigación, pero creemos que son fake news. Sin duda, si hay algo en ese tema, se va a llevar hasta la última consecuencia para quien resulte responsable, pero creemos que es una campaña constante de los demócratas por darle luz a temas que no necesariamente están en la mesa.
Se está analizando si hay elementos para iniciar una investigación, pero hasta el momento no hay ningún caso confirmado de abuso sexual.

¿Apoyarán nuevamente a Donald Trump como candidato en 2020?

— Sin duda, el Partido Republicano llevará un proceso democrático al interior para decidir quién será el candidato en las próximas elecciones. De lo que he platicado con otros líderes –y con la misma presidenta del partido– es que sí, Donald Trump será nuestro candidato.

Hay otros nombres de posibles candidatos, como el del ex congresista Paul Ryan, quien está pensando en las elecciones del 2020; espero que haya otros porque hablaría de un proceso muy democrático; sin embargo, la realidad es que si el presidente decide reelegirse, y es candidato republicano, sin duda mantendremos la Casa Blanca.

¿Ya cambió la idea que tenía Larry Rubin sobre Trump?

— Sí, cuando el presidente Trump era candidato lo que decía de México me preocupaba, particularmente el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pues la forma en que él se expresaba sobre esto me extrañaba muchísimo, pero lo que he notado en estos años de trabajo es que tiene un estilo muy peculiar, sabemos que no oculta lo que piensa y que a veces es muy frontal, pero los resultados que ha tenido en los últimos dos años han sido muy benéficos para la población norteamericana y para la relación México-EU en particular.

Se logró el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), y tanto el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeu, están de acuerdo con lo que se logró, cuando antes parecía que no se iba a dar.

También es un tratado muy bueno para las naciones, pues permitirá que el comercio entre Estados Unidos y México crezca de 660 mil millones de dólares a un trillón de dólares.

Igualmente, en cuestión de migración y lucha contra el narcotráfico, se viene trabajando muy bien entre ambos países. Donald Trump y López Obrador se entienden bien, aunque hay diferencias en el caso Venezuela, pero en otros temas se ha podido avanzar.

¿Cuál es el posicionamiento del Partido Republicano ante la postura de México en el conflicto interno de Venezuela?

— Aunque entendemos la posición mexicana de mantener una distancia y de no quererse involucrar en temas como el de Venezuela –pues así lo ha expresado el presidente López Obrador en reiteradas ocasiones– para Estados Unidos y para el partido es muy importante acrecentar la coalición de países que ayuden a que los venezolanos tengan un cambio democrático como lo han exigido los ciudadanos en los últimos años. Además, en las pasadas elecciones el mandatario Nicolás Maduro provocó que internamente hubiera una ruptura muy grande entre el poder legislativo y el ejecutivo.

Estados Unidos, a petición continua de venezolanos refugiados en nuestro país y de otros líderes, decidió tomar un papel mucho más activo porque esta situación viene dándose de una manera corrosiva para la población de Venezuela desde hace muchos años.

¿México sería un país prioritario para esta coalición?

— Naturalmente el posicionamiento de liderazgo que tiene México es importante en Latinoamérica, pues juega un papel muy relevante en el continente y creo que sería excelente que se sumara a esta coalición hacia la democracia.

No sería crucial si se integra a la coalición, pero mandaría una señal muy poderosa, ya que puede jugar el papel de negociador entre el gobierno de Nicolás Maduro y su eventual salida. Esperamos que se busque ese rol, pues aunque no se pronuncie de un lado o del otro, México puede ser el negociador que permita que la democracia finalmente se dé en Venezuela.
Lo que estamos buscando millones de ciudadanos en el mundo, así como el Partido Republicano, Estados Unidos y los más de 60 países que ya se sumaron al esfuerzo para que el líder opositor, Juan Guaidó, sea temporalmente el presidente, es que el gobierno mexicano apoye para que regrese la normalidad a este estado soberano.

¿Esto genera una “tensión bilateral” entre México-EU, como lo mencionó la funcionaria estadounidense, Kimberly Breier?

— Yo no lo veo como una tensión, pero sí es un tema importante y más tomando en cuenta la amistad profunda entre ambas naciones. Cuando tomas una decisión tan importante como es el apoyar para que se haga un cambio en otra nación siempre quieres contar con tus amigos, y México ha sido visto en EU como un gran amigo y aliado, por lo que naturalmente a muchos senadores y líderes políticos les extraña que México no se sume como lo ha hecho Canadá.
Hay senadores de la importancia de Marco Rubio, que es parte de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, que están extrañados sobre el posicionamiento del gobierno mexicano y lo que ha dicho respecto a apoyar esta coalición.

Creo que sería muy positivo que funcionarios mexicanos se sienten con líderes del poder legislativo e integrantes de la Comisión con el propósito de seguir estrechando los lazos.

¿Qué mensaje da el gobierno de Andrés Manuel López Obrador con estas decisiones?

— Para nosotros ha sido claro que la prioridad del presidente es arreglar los problemas internos de su nación, particularmente con respecto a la corrupción e inseguridad.

El trabajo con Estados Unidos ha sido prioritario y así lo ha marcado el canciller (Marcelo Ebrard), así como el trabajo que se realiza entre el gabinete de López Obrador y Donald Trump; eso es muy positivo y se ha venido dando muy bien.

¿Qué ha pasado con la declaración de emergencia para financiar el muro?

— Ese ha sido un tema de disputa con la Cámara baja. Considero que la discusión continuará. El presidente Donald Trump tiene muy claro que este financiamiento que está solicitando para el muro es una forma de afrontar los temas de migración ilegal y narcotráfico.

Los demócratas han decidido no trabajar con el presidente en este y otros temas, por razones más electorales que nada, porque ya están viendo una posibilidad en las elecciones del 2020 para competir con el presidente Trump, pero yo creo que es irreal, no veo cómo los demócratas ganen espacios, incluso en el Congreso.

TE RECOMENDAMOS:

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo