Un nuevo etiquetado claro en alimentos y bebidas, en manos de los diputados

La Alianza por la Salud Alimentaria lanzó una campaña para exigir un etiquetado frontal de advertencia para reducir el consumo de bebidas azucaradas y alimentos ultraprocesados.

Por Karen Esquivel

Este miércoles, se discuten en la Cámara de Diputados reformas a la Ley General de Salud en materia de sobrepeso, obesidad y etiquetado frontal de alimentos y bebidas; sin embargo, organizaciones han advertido la influencia de grupos de interés que buscan frenar las acciones políticas para aprobar el dictamen al respecto.

La Alianza por la Salud Alimentaria y organizaciones de la sociedad civil como El Poder del Consumidor, Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), Coalición ContraPESO, y The Hunger Project, lanzaron una campaña para exigir un etiquetado frontal de advertencia en bebidas y alimentos para reducir el consumo de bebidas azucaradas y alimentos ultraprocesados.

Ana Larrañaga, coordinadora de la Coalición ContraPESO, denunció el pasado 2 de julio que corporaciones refresquemos y de productos perecederos buscan reventar este etiquetado, primero evitando que hubiera quórum en la Comisión de Salud para que no pudiera aprobarse el dictamen que establece el etiquetado de advertencia.

“La industria va a seguir tratando de modificar el dictamen (con diferentes iniciativas de partidos políticos) y echar para atrás las recomendaciones internacionales reflejadas”, dijo.

Esto luego de que el pasado 27 de junio, la diputada Tatiana Clouthier promovió un transitorio en la Comisión de Salud para bloquear la aprobación de la reforma para un nuevo etiquetado.

En México 1 de cada 3 niños y 7 de cada 10 adultos padecen obesidad, por lo que es fundamental que todas las personas conozcan el contenido que los alimentos que consumen, consideró el subsecretario de Promoción de la Salud del gobierno federal, Hugo López-Gatell, en entrevista para Así las Cosas.

"El derecho a la información es un elementos fundamental de la regulación de ella publicidad y la publicidad incluye las etiquetas de los productos, los ciudadanos, particularmente los más pequeños, tienen derecho a conocer lo que comen”.

Este es también el objetivo de la campaña “¡Exijamos etiquetados claros!”, lanzada a principios de julio que busca disminuir los problemas de obesidad y sobrepeso asociado al consumo de alientos ultraprocesados y bebidas azucaradas.

etiquetados claros Foto: Poder del Consumidor

La propuesta de la Alianza por la Salud Alimentaria, basada en el etiquetado recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros organismos internacionales, señala que un etiquetado frontal en México que advierta la alta presencia de nutrimentos críticos es la opción más efectiva para combatir la obesidad y la diabetes.

"Un etiquetado frontal de advertencia en los productos nos informa de forma simple sobre el contenido excesivo de energía, azúcares, grasas y sodio en los alimentos cuyo consumo se asocia con varias enfermedades crónicas no transmisibles”.

¿Cuál es el etiquetado actual de alimentos?

De acuerdo con El Poder del Consumidor, el actual etiquetado en alimentos y bebidas conocido como GDA (Guías Diarias de Alimentación) fue diseñado y propuesto por la industria e implementado en 2014 por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Considera que este formato no tiene un sustento científico, no sigue las recomendaciones de organismos internacionales (OPS/OMS, FAO, UNICEF) e institutos de salud pública y dificulta la posibilidad de elegir opciones saludables.

Aunado a esto, un estudio realizado por la organización reveló que ni lo estudiantes de nutrición pueden interpretarlo por su complejidad.

Etiquetado claro Foto: Poder del Consumidor

Hacia un nuevo etiquetado frontal

La propuesta del etiquetado frontal claro y veraz permitirá a la población conocer de forma rápida y sencilla el contenido de los productos ultraprocesados para determinar si es alto en azucares, socio y/o grasas saturadas.

"La OMS se ha pronunciado en favor de estos etiquetados porque permiten al ciudadano tomar decisiones informadas y no confundirse con etiquetados de difícil visualización y cifras confusas en porcentajes, dosis y porciones que la industria usa para confundir y no tener la posibilidad de tomar decisiones orientadas a la salud”, señaló López-Gatell.

Este nuevo formato tiene sellos negros de tamaño mediano, proporcional al tamaño de la etiqueta frontal, que se enfocan en los cuatro componentes de los alimentos que contribuyen a casi el 50% de los riesgos a la salud: sodio, grasas trans, calorías y azúcares añadidas.

Cuando un producto tiene más proporción de lo que se recomienda se deben incluir estos sellos que cualquiera podría entender.

"Un etiquetado de advertencia que realmente informe a los consumidores es una de las medidas urgentes a tomar para que la población pueda realizar elecciones más saludables y con ello dar frente a la epidemia de obesidad y diabetes que enfrenta México”, indicó El Poder del Consumidor.

Datos

  • 1 de cada 3 niños y 7 de cada 10 adultos en México padecen obesidad
  • 600 mil personas murieron a causa de la diabetes en la administración de Enrique Peña Nieto
  • México ocupa el primer lugar en consumo de productos ultraprocesados en América Latina y el cuarto en el mundo.
  • El etiquetado frontal se utilizó por primera vez en Chile en 2016 y fue replicado en Perú, Uruguay y Brasil

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo