Tiraje de libros de cultura, a la deriva

Expertos cuestionan la nueva visión editorial, la cual quedó a cargo del FCE

Por Aabye Vargas

La Secretaría de Cultura dejó a la deriva la edición de libros en materia artística, cultural, histórica y científica, luego de que este trabajo pasó a manos del Fondo de Cultura Económica (FCE), el cual “desconoce” el número de títulos que heredó.

Según información del programa Desarrollo Cultural obtenida por Publimetro vía Ley General de Transparencia, la Dirección General de Publicaciones (DGP) –que ahora forma parte del Fondo– sólo ha editado 21 títulos de enero a junio de este año, lo que representa apenas la cuarta parte del total programado para este 2019 (82 libros).

En entrevista, el coordinador de Contenidos Editoriales del Fondo, Luis Arturo Salmerón, reveló que, aunque no se tiene el dato exacto de cuántos títulos se heredaron, ya hay algunos en proceso de edición, incluso, otros ya están en imprenta.

“Nosotros heredamos ese programa editorial que se integró al Fondo de Cultura Económica (FCE). No hay una política integral de la Dirección General de Publicaciones, pues se está analizando.

“Sobre la edición de los más de 80 títulos, no tengo el dato de cuántos heredamos exactamente, pero algunos ya están en imprenta, como la nueva edición de Canek; otros, como el de Emilio Salgari, ya están por irse a imprimir, así muchos casos”, indicó a este diario Salmerón.

Sin proyecto editorial

La especialista en medios de la Universidad La Salle, Claudia Benassini, señaló que, hasta el momento, no hay un proyecto editorial claro luego de que la DGP fuera absorbida por el FCE, por lo que se desconoce si hay criterios para las distintas publicaciones.

“En sexenios anteriores el problema de fondo era que, a pesar de contar con una colección de gran calidad, se dedicaban a la edición de textos de figuras públicas, pues el FCE estaba lleno de obras de secretarios de Estado, lo que era funcional para la administración pública, pero la cultura pasó a segundo término”, puntualizó.

La experta, además, cuestionó el plan del Fondo de Cultura Económica para impulsar la lectura a través del “remate” de libros, pues “no ha tenido una articulación y no ha permitido que aumente el numero de lectores ni de títulos”.

En contraparte, Salmerón aseguró que hay una demanda impresionante por libros baratos, por lo que el programa genera un buen impulso a la lectura, y exhortó a visitar las ferias del libro, en donde los títulos se agotan.

“Sabemos que no es la única manera de incentivar la lectura, pero es una forma de romper la barrera entre el libro y el lector. Claro, hay otras que superar, pero éste es un buen paso”, indicó el funcionario del FCE.

Daño colateral

Jocelyn Pantoja, directora general de Proyecto Literal –editorial independiente que opera desde hace 16 años–, aseguró que el Fondo da mucho peso al tema de remates de libros, aspecto que puede afectar a otras editoriales y hasta a los mismos escritores, ya que los nuevos lectores difícilmente querrán pagar un libro por arriba de los 10 pesos.

“El libro como mercancía tiene una serie de factores, no sólo es papel y tinta, sino gastos de distribución o de derechos de autor.

“El reducir mucho el precio de un libro hace que no existan las recuperaciones económicas necesarias. Romantizamos mucho el tema, pero afecta a la industria porque el lector ve y dice: ‘ese cuesta más de 10 pesos, ¿por qué voy a pagar 100?’. Hay que tener en cuenta a las editoriales que generan títulos de forma masiva y aquellas que no”, subrayó.

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo