Violencia obligó a más de 11 mil personas a huir de sus hogares en 2018

Cifras de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos indican que de 2006 a 2018 suman 338 mil 405 víctimas de desplazamiento interno forzado.

Por Karen Esquivel

Actos criminales, violaciones a los derechos humanos y el clima generalizado de inseguridad e impunidad en el país obligaron a 11 mil 491 personas a huir de sus hogares, víctimas de desplazamiento interno forzado en el país durante 2018.

Las cifras provienen del informe Desplazamiento Interno Forzado en México, de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH), que señala este hecho como una realidad que incrementa año con año.

Se estima que desde 2006 a la fecha al menos 338 mil 405 personas han sido internamente desplazados a causa de la violencia.

De enero a diciembre de 2018, se registraron 25 episodios de desplazamiento interno forzado masivo -considerados a partir de 50 personas o más de 10 familias- de los cuales el 80% fueron a causa de la violencia generada por grupos armados.

Estados con mayor número de desplazados

Los hechos de desplazamiento masivo ocurrieron en cinco estados, 20 municipios y 52 localidad del territorio mexicano; en Guerrero se registraron 13 episodios y en Sinaloa seis.

El episodio con mayor número de víctimas ocurrió en el municipio de Aldama, en Chiapas, en el cual dos mil 36 indígenas tzotziles fueron obligados a desplazarse de diversas localidades.

  • Guerrero – 5 mil 056
  • Chiapas – 5 mil 035
  • Sinaloa – 860
  • Oaxaca – 300
  • Michoacán -240
Desplazamiento interno forzado Foto: CMDPDH

Causas del desplazamiento

20 de los 25 episodios (80%) fueron causados por violencia generada por grupos armados organizados, ocurridos en los estados de Guerrero, Sinaloa y Michoacán.

En tanto, los cinco episodios restantes (20%) fueron causados por violencia política, conflictivvidad social y/o conflictos territoriales en Chiapas y Oaxaca.

A diferencia del año anterior, no se registraron episodios de desplazamiento causados por proyectos de desarrollo, incluyendo actividades relacionadas con proyectos mineros.

  • 21 episodios con uso de armas de fuego
  • 20 con amenazas e intimidación
  • 13 con quema o destrucción de casas, cultivos o negocios
  • 8 con saqueo de viviendas, robo de animales u otras pertenencias
  • 6 con extorsiones y cobros y cuotas de piso

Comparación con años anteriores

En contraste con los datos registrados en 2017, cuando se reportaron 20 mil 390 víctimas de desplazamiento interno forzado, hubo una disminución de 43.64%; sin embargo, la CMDPDH señaló que esto podría deberse a la disminución del registro de víctimas.

Esto, debido a que pudo haber ocurrido una mayor dispersión en la dinámica de los desplazamientos; es decir, más desplazados “no masivos” y más casos individuales o “gota a gota” que no fueron integrados al informe o que no fueran reportados por miedo a represalias.

Por distribución geográfica, se registraron coincidencias de años anteriores, pues durante 2016, 2017 y 2018 las dos entidades con mayor número de episodios de desplazamiento fueron Guerrero y Sinaloa, mientras que en 2017 y 2018 las tres entidades con más personas desplazadas fueron Guerrero, Chiapas y Sinaloa.

Población indígena, la más afectada

En un 20% de los episodios reportados, las víctimas fueron indígenas; es decir, cinco mil 167 personas de esta población, lo que equivale a 45% del total de desplazados.

“Durante 2018, al menos dos pueblos indígenas fueron afectados por desplazamiento interno forzado masivo: los tzotziles, con cinco mil 35 personas y los nahuas, con 132 víctimas.

Además, se identificó que en 7 de los 25 episodios de desplazamiento, hubo mayor cantidad de niñas y niños desplazados con al menos mil 437 víctimas, lo que equivale a 12.5% del total de la población desplazada, de acuerdo con el informe.

Desplazamiento interno forzado Foto: Cuartoscuro

 

La CMDPDH indicó que aunque hay algunos avances en el reconocimiento institucional de este problema, existen desafíos en lo que se refiere a la atención integral del desplazamiento forzado.

Señaló que la falta de un diagnóstico especializado y comprensivo sobre la situación de las víctimas contribuye a que el problema no sea visible, así como la ausencia de un marco normativo y de programas de atención y protección nivel federal, lo que genera la violación de los derechos humanos y diversas formas de revictimización.

Por ello, hizo un llamado a las autoridades a reconocer y asistir a las víctimas de desplazamiento forzado, así como a elaborar un diagnóstico y crear un marco normativo acorde con estándares internacionales.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo