“Ser mujer en México es deporte extremo”, concuerdan legisladoras

Senadoras, diputadas y concejalas de diferentes partidos opinan sobre la situación actual de las mujeres en el país.

Por Daniel Flores

Lorena Villavicencio

Diputada federal de Morena

¿Qué opinas sobre la marcha feminista que terminó en agresiones y destrozos?

— Me parece que el tema de la violencia contra las mujeres debe ser política de Estado y, por lo tanto, reflejarse en el Presupuesto. Apoyo las manifestaciones de mujeres feministas defendiendo derechos de otras mujeres, siempre. Y más aún cuando se trata de una causa tan importante como lo es la violencia que todas las mujeres del país vivimos, de una u otra manera, y que escala hasta en feminicidios.

¿Qué te pareció la respuesta del gobierno de la Ciudad de México y de la jefa de gobierno tras las manifestaciones en la capital?

— Celebro que Claudia haya empatizado con las manifestantes impulsando diálogo inclusivo y reconociendo que durante la primera manifestación no fue adecuado estigmatizar la manifestación al hablar de provocación, lo cual además coloca en una posición difícil a las mujeres que protestaron pacíficamente, que fueron la mayoría.

¿La diamantina se colocó como un acto de protesta?

— Me parece que estas manifestaciones y lo que hoy significa la diamantina de debe tomarse como un punto de inflexión, debe traducirse en una agenda de acciones medibles para las autoridades que participan en la prevención, atención, penalización y reparación del daño a víctimas directas o indirectas. Me parece que debería valorarse ya la declaración de la alerta de género en la CDMX, ya que la integridad y vida de las mujeres debe estar por encima de la imagen de un municipio o ciudad. Y la alerta debe implicar más presupuesto y seguimiento a las acciones que contempla la ley cuando ésta se decreta.

¿Cuál es el balance de esta marcha?

— Creo que una de las ganancias obtenidas con las marchas es la visibilización de que existe la violencia, así como la existencia de diferentes feminismos. Mantengo mi convocatoria a trazar una agenda progresista y de ampliación de derechos, garantizando el ejercicio pleno de los hoy reconocidos y acceso a la justicia, a una vida libre de violencia. Yo como responsable en la Cámara de Diputados del tema de feminicidio y violencias contra las mujeres, estoy abierta al diálogo incluyente constructivo para atajar la violencia de género. Tenemos una agenda grande y muchas iniciativas ya presentadas. Aquí estamos y convocamos a todas las manifestantes.

Circe Camacho

Diputada en CDMX por el Partido del Trabajo

¿Qué opinas sobre la marcha feminista que terminó en agresiones y destrozos?

— Es un problema que se ha agudizado y profundizado en los últimos años. Las mujeres estamos sujetas a todo este tipo de violencia, somos el sector más vulnerado y que más ha sufrido; además, los sectores más pobres son los que más padecen este tipo de agresiones.

¿Qué te pareció la respuesta del gobierno de la Ciudad de México y de la jefa de gobierno?

— Afortunadamente se dio marcha atrás, ya que esto no ayudaba a la empatía, también es cierto que hubo infiltrados en la marcha, estuvo muy rara, definitivamente estaba enrarecido el ambiente, aunque eso no justifica que desacreditemos el motivo de la protesta.

También es necesario decir que nosotros debemos cumplir la palabra de la Cuarta Transformación; afortunadamente el gobierno dio marcha atrás, y eso es digno de reconocerse.

¿La diamantina se colocó como un acto de protesta?

— Me parece que ejercer ese tipo de acciones no ayuda al movimiento, se deben respetar las decisiones de las autoridades, sus prácticas y todo lo que conlleva ello, no podemos ser movimiento a partir de la voluntad y a la formación de este tipo de situaciones, sino dar un panorama para la construcción de un proyecto. Estamos indignadas, molestas y con ese tipo de prácticas trasladan la atención a otros rubros y situaciones. Yo como activista jamás opté por esas acciones, mi postura política y mi congruencia jamás se inclinaron por eso, pero también como activista nunca permitiré que el gobierno desacredite en contra de un movimiento. Y son ellas mismas –las feministas– quienes deben buscar las formas adecuadas de manifestarse y protestar.

¿Es un movimiento en contra de los hombres?

—Para nada, en el momento que se centre el discurso entre hombres contra mujeres habremos perdido ante un sistema que oprime a ambos sectores, por lo que el principal reto es tomar la batuta de este movimiento.

Citlali Hernández

Senadora por Morena

¿Qué opinas sobre la marcha feminista que terminó en agresiones y destrozos?

— Yo creo que las manifestaciones y las demandas de la ciudad son totalmente legítimas. Es importante para la transformación de la ciudad y del país. Es un gran movimiento social y creo que va irrumpir en todos los sentidos, se debe pensar en un enfoque de género y, desde nuestro ámbito de incidencia, se debe combatir la violencia en contra de las mujeres.

¿Qué te pareció la respuesta del gobierno de la Ciudad de México y de la jefa de gobierno?

—Respecto a los actos vandálicos fue una muestra de que existe mucha rabia acumulada; y qué bueno que se pudieron manifestar sin que se les reprima, pero también hay quienes intentan deslegitimar la lucha feminista y construir ante la opinión pública que el movimiento es anti hombres, romper vidrios sólo por romperlos.

Por ello, las compañeras deben saber cómo convertir este movimiento es una pro- testa que marque agenda al gobierno de la ciudad y tenga resonancia a nivel nacional. Estamos ante un gran movimiento social.

¿La diamantina se colocó como un acto de protesta?

—Desde un inicio hubo errores de comunicación y de narrativa por parte de las autoridades; no obstante, la jefa de gobierno reconoció y abrió diálogo en diferentes mesas de trabajo con feministas para conocer la problemática. Está bien que el movimiento se llene de símbolos, porque si hay algo que vivimos todas las mujeres es la violencia simbólica.

¿Se han tardado en activar la alerta de género?

—Cuando yo fui diputada local por la VII Legislatura pedimos en más de una ocasión activar la alerta de género, pero la realidad es que le toca al gobierno federal este procedimiento y, si tú buscas en el área correspondiente, la CDMX aparece como una entidad a considerar.

Lied Miguel

Concejal de la alcaldía Tlalpan

¿Qué opinas sobre la marcha feminista que terminó en agresiones y destrozos?

— Es la rabia contenida ante un gobierno que ha quedado a deber en muchos aspectos, como las desapariciones, las muertes y todo lo que implica la violencia en contra de la mujer. Es un tsunami a nivel familiar que impacta a todos. El asesinato de una mujer colapsa la propia economía y la dinámica de todo un país, el viernes pasado no es otra cosa que la punta del iceberg de la indignación, porque nos están matando, no están violando y nadie hace nada.

¿Qué te pareció la respuesta del gobierno de la CDMX y de la jefa de gobierno?

— Fue un error que se contestara de esa forma, ya que esto demuestra que se desconoce el día a día de una mujer y las cosas que se enfrenta en transporte público y en general. Ser mujer en México es un deporte extremo. Yo no me imagino a la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, bajando desde la carretera federal en un camión, mientras no se sepa esta cotidianidad, esta experiencia que padece una mujer en los espacios públicos, en lo laboral, entonces no será capaz de atender miles de demandas. Está rebasada esta finalidad de presentar la Cuarta Transformación, ya que no han sido autocríticos, no se escucha, piensan que no está pasando nada en la CDMX, cuando los datos demuestran lo contrario.

¿La diamantina se colocó como un acto de protesta?

— Simbólicamente es una apropiación de la diamantina como parte del movimiento. Y es que ante la negativa de la alerta de género, ante la negativa de reconocer el asesinato de las mujeres, de que este país ya no son nueve sino diez mujeres asesinadas  al día, lanzar la diamantina y que se hayan espantado; este acto lo convierte en un arma letal, simbólicamente.

Esta acción fue un sismo al interior del gobierno, pues se preocuparon más por haberle lanzado diamantina a un funcionario que una muerte de una mujer. Nuestra arma como mujer es nuestro cuerpo.

¿Se han tardado en activar la alerta de género?

— Pensar que hasta el 7 de diciembre se podría activar la alerta de género es inadmisible. Lo que menos tenemos las mujeres en la Ciudad de México –y a nivel nacional– es tiempo.

Es mezquino colocar que hasta esta fecha se podría activar este protocolo de protección a la mujer, es una postura de mezquindad y de falta de sensibilidad.

¿Es un movimiento en contra de los hombres?

— El movimiento feminista separatista refiere que ningún hombre debe estar ahí. La voz es una sola: tirar un patriarcado. Si medios y autoridades quieren linchar a un grupo de mujeres por lo sucedido deben entender que arremeten contra todas las mujeres.

Lo más visto en Publimetro TV:

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo