Llama AMLO a terminar con 'huachicol' a un año de la explosión en Tlahuelilpan

Explicó que, aunque menos, todavía se sigue practicando el robo de combustibles en algunas partes del país, sobre todo en Hidalgo.

Por Monserrat Vargas

El presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado a la población a terminar con el huachicol, que aunque menos, todavía se sigue practicando en algunas partes del país, sobre todo en Hidalgo, donde hace un año -el 18 de enero de 2019- explotó un ducto y ocasionó la muerte de 137 personas.

“Es un llamado a todos, a la población en general, a las comunidades que viven cerca de ductos, no es lo que se roben de combustible, son las vidas, es un riesgo altísimo”, dijo en rueda de prensa desde Palacio Nacional.

Explicó que el gobierno ha estado enfrentando fugas de gas por el huachicol y se han tenido que desalojar a poblaciones completas, pero aseguró que se ha actuado con rapidez. “Hemos corrido con suerte porque han habido casos de mucha gravedad, de mucho riesgo”, enfatizó.

Por parte del gobierno, dijo continuar con el compromiso de seguir dando opciones a los jóvenes para que no falten los apoyos y que tengan trabajo.

“El que argumente que tienen que hacer estas actividades o se vea obligado a actuar de esa forma porque no tienen empleo, que nos informe, tenemos manera de emplearlo”, acotó.

En esta línea, dijo haber dado la instrucción para aumentar el apoyo al programa de Jóvenes Construyendo el Futuro para que se actualiza con base en el salario mínimo.

Caso Tlahuelilpan, lo más doloroso en la ‘4T’

López Obrador consideró que la explosión en Tlahuelilpan es lo más triste que ha padecido desde que está en el gobierno.

“Muy lamentable lo que sucedió y tenemos el compromiso de seguir atendiendo las causas de fondo, sobre todo la desatención, abandono a la gente, a los pueblos, a las familias, jóvenes. Se fue creando con el paso del tiempo en esto del robo de combustible, pero en todo, una subcultura, si se puede llamar así, o un proceder de informalidad, de ilegalidad, de buscarse la vida como fuese y al mismo tiempo arriesgar la vida para sobrevivir”, refirió.

Afirmó que el huachicol es producto de la desatención en sexenios anteriores de no dar opciones y alternativas.

“Se había convertido en una práctica el destruir un ducto, hacer una toma clandestina, extraer gasolina, los jefes de las bandas llevarse pipas, distribuir la gasolina, sacar mayor provecho y a la gente de las comunidades, pueblos por donde pasan ductos dejarles algo, hacer zanjas para ir y recoger combustible y vender”, explicó.

Señaló que lo anterior se hacía con tolerancia de ls autoridades porque ellos hacían lo mismo, ‘hucahicol en contratos’ y sobornos, “entonces lo de abajo viendo que esto sucedía arriba no sentían ninguna mortificación, culpa”, añadió.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo