Reforma del Poder Judicial va por saldar deuda con las mujeres mexicanas

El presidente de la Corte, Arturo Zaldívar, indicó que la propuesta es de fondo y no de forma, pues no está orientada a los reflectores sino a los resultados.

Por Monserrat Vargas

El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, dijo que una de las grandes deudas del Poder Judicial es con las mujeres mexicanas, por ello, con la iniciativa de reforma -presentada ante el Congreso- se pretende alcanzar la paridad de género en todas las categorías.

“Se establece que el Poder Judicial incorporará la perspectiva de género de forma transversal y progresiva a todas sus decisiones y se adiciona a la paridad de género como principio de la carrera judicial, como criterio de desempate en los concursos y como política para el otorgamiento de nombramientos”, sostuvo el ministro presidente de la Corte.

Para cumplir con un ambiente laboral libre de violencia de género y discriminación, el proyecto de reforma deja en claro en la Ley que “el acoso, el hostigamiento y toda conducta de naturaleza sexual sin el consentimiento de la mujer, constituyen faltas graves y serán sancionadas con energía”.

Zaldívar Lelo de Larrea indicó que el documento plasma la visión del Poder Judicial para servir mejor a la ciudadanía y las propuestas parten del ejercicio autocrítico y convencimiento de que se requiere una mejor justicia, la cual no es sólo deseable sino posible alcanzarla.

“Estoy seguro que el diálogo inédito de colaboración entre los tres Poderes rendirá frutos y generará en la realidad y no en el discurso una diferencia en la vida de las personas que sufren de abusos y atropellos todos los días”, acotó.

Creación de Escuela Judicial y otros cambios

Además del cambio en beneficio para el sector femenino, el presidente de la Corte detalló que la reforma también va por impulsar la creación de una Escuela Judicial en el Poder Judicial, con estándares de excelencia y controles estrictos para la ratificación de juzgadores y fortalecimiento del Instituto Federal de la Defensoría Pública, consolidando su sistema de carrera y ampliando sus servicios.

“En este país y en este momento los jueces tendrán las herramientas, la sensibilidad y el arrojo para proteger los derechos sin importar consecuencias ni circunstancias”, refirió.

Además, al asegurar que la reforma no está orientada a los reflectores sino a los resultados, dio a conocer los otros cambios que se plantean en el proyecto:

  • Reformar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Ley de Amparo y la Ley Reglamentaria del artículo 105 constitucional para reforzar a la SCJN.
  • Reformar el sistema a de Jurisprudencia en México para dotar de mayor coherencia, uniformidad y fuerza a la doctrina de la Suprema Corte.
  • En la Ley de Amparo se transforma el concepto de tesis para que en ella se expongan los hechos relevantes del caso, el criterio jurídico y argumentos que justificaron la decisión.
  • Reformar las reglas de procedencia de la controversia constitucional y del amparo directo en revisión para permitir que la Corte se enfoque a resolver sólo aquellos casos que entrañen violaciones directas a la Constitución.
  • Creación de plenos regionales como órganos permanentes del Poder Judicial encargados de unificar criterios de los tribunales colegiados.
  • Expedición de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación para dotar de herramientas contra la corrupción y el nepotismo.
  • Elevar a rango de ley políticas de adscripciones para desarticular redes familiares en circuitos judiciales.

PJ no requiere reforma estructural

Arturo Zaldívar aseguró que, el Poder Judicial federal, no requiere una reforma estructural, pues la conformación y el diseño constitucional de la Suprema Corte y del Consejo de la Judicatura Federal es adecuada. “Tan lo es que durante el último año hemos podido avanzar en reformas internas muy trascedentes para transformar el Poder Judicial de la Federación”, afirmó.

En tanto, consideró que emprender ahora una reforma que modifique la estructura de la Corte o del Consejo de la Judicatura podría atentar contra la independencia judicial y debilitar a la institución.

“Lo que se requiere es un Poder Judicial fuerte, independiente, legitimado y prestigiado”, puntualizó.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo